31 de marzo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Formación Profesional: una alternativa cada vez más valorada para acceder al mercado laboral

España cierre el año 2019 con un mercado laboral que da síntomas de estancamiento. La realidad económica actual plantea punto de vista más optimistas y otros más negativos. Saber que va a pasar es imposible, pero lo que sí es cierto que existen incertidumbres, principalmente del exterior desde el Brexit a las políticas proteccionistas que están ralentizado el crecimiento económico y al menos retardando decisiones de inversión y de ampliar los recursos humanos de la empresa.

Esta situación puede mermar el crecimiento del empleo a corto plazo. Pero existen otras circunstancias más estructurales que afectan al acceso del trabajo, una de ellas es no tener perfiles académicos adaptados a lo que demandan las empresas. En España se ha tendido mucho hacia la educación universitaria no cubriendo muchas de las necesidades de la empresa. Por ello, cada vez se valora más la Formación Profesional que permite una especialización laboral más adecuada y que gracias a la FP Online ya no existen impedimentos personales o profesionales para conseguir tu titulación que te de acceso al mercado laboral o que te permita mejorar en tu carrera profesional.

Las ventajas de la Formación Profesional

La Formación Profesional ha cambiado mucho en los últimos años y su exponente más visible es el creciente número de titulaciones tanto de grado medio como superior. Este crecimiento no es arbitrario, responde tanto al nacimiento de nuevas profesiones como a la mayor especialización del mundo de la empresa. La Comunidad de Madrid con su amplia oferta familias de estudios y de ciclos formativos es un claro ejemplo de cómo ha evolucionado la Formación Profesional aunque es una realidad a la que se puede optar en todo el país.

 

Pero tan importante es crear nuevos ciclos como que estén siempre actualizados. El ritmo de cambio es vertiginoso y lo que se incluye en un programa ahora puede quedar desfasado en pocos años en muchos de los ciclos formativos. Esta flexibilidad es la que ha permitido que la FP este cada vez más cercana a la realidad de empresas y profesiones y por tanto se tenga cada vez más en cuenta a la hora de buscar un trabajador.

EL estudiante también disfruta de esa flexibilidad. Los tres niveles de la FP permiten el acceso con diferentes niveles de estudios previos, pero también promocionar y mejorar. Todo ello con una duración más corta y un coste económico muy inferior a los estudios universitarios haciendo muy accesible realizar nuevos ciclos de FP incluso cuando se está ya trabajando.

La vocación práctica también es importante. De los dos años que dura un ciclo, tres meses son de práctica en alguna empresa u organización relacionada con lo que ha estudiado. Un trampolín de salida para el que comienza en el mercado laboral.

Por su vocación práctica, adaptación a la realidad y flexibilidad. La Formación Profesional es ya una gran apuesta para aprovechar las oportunidades de un mercado laboral en constante cambio que exige una mayor especialización y cercanía a lo que demandan las empresas.

COMPARTIR: