01 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cómo comprar seguro por Internet

Las compras por Internet se han multiplicado en estos días, pero no es un fenómeno puntual, lo es a largo plazo, con tasas por encima del 20% interanual y con un crecimiento que se apoya en un aumento de gamas de productos y establecimientos.

Pero también crecen las malas prácticas y las estafas. "De acuerdo con Jorge Fraga, portavoz de Enmicasalomejor, si los compradores se parasen un segundo a buscar opiniones sobre cualquier comercio electrónico, habría muchos menos casos de estafas online."

Y es que, también, gracias al crecimiento de los Smartphone, por ejemplo, podemos comprar en cualquier momento y lugar y hacer todo tipo de transacciones, compartiendo datos vitales y muchas veces de forma compulsiva.

Proteger los pagos

Una parte fundamental está en nuestros datos financieros. Por ello, en tarjetas bancarias hay que prestar especialmente atención en custodiar el código PIN de la tarjeta, número de la tarjeta o PAN, fecha de caducidad y número de seguridad que figura en la parte posterior o CVV.

Si suministramos los datos pueden hacer un uso inadecuado y realizar pagos y transacciones inadecuadas. Por supuesto, se pueden reclamar, pero es un proceso más lento que si reclamamos un problema, incluso no haber recibido la mercancía, usando un sistema seguro como es Paypal que se ha convertido en un estándar que ofrece seguridad sobre las transacciones.

El peligro del phising

Uno de los métodos para intentar apropiarse tus datos es el phising. Este fraude se basa en el envío de correos electrónicos en los que se aparenta ser no solo una entidad financiera (el más clásico), también un comercio con ofertas muy llamativas.

Desconfía siempre de ofertas de chollos o de poder conseguir productos difíciles en el mercado de forma sencilla. Por ejemplo, en los momentos de desabastecimiento de mascarillas por la crisis de coronavirus se han multiplicado las falsas ofertas de establecimientos fraudulentos en los que se ofertaban estos productos.

En la Oficina de Seguridad Internauta (OSI) tienen un artículo muy interesante que trata más en profundidad este tema, y al que acompañan con una historieta que puede hacer abrir los ojos a muchas personas. Puedes leerla aquí.  Así debes prestar atención a los siguientes aspectos:

Verificar que la web sea segura. En las url seguras aparece un candado o llave y en la barra de direcciones aparecerá https://... en lugar de http://...

Asegúrate que tu navegador de Internet en todos los dispositivos tenga configuradas las preferencias de seguridad y que esté actualizado a la última versión.

Es importante tener software de protección en todos tus dispositivos, incluidos tu smartphone. Este programa de seguridad debe contener elementos como antivirus, firewall y anti-spyware.

Actualiza tu sistema operativo, constantemente recibirás notificaciones sobre actualizaciones para Windows o MacOs. Son importantes, ya que contienen elementos

Cierra siempre sesión, especialmente en ordenadores públicos, cada vez que accedas a tu banco, correo electrónico o realices cualquier tipo de compra.

Protege tus claves. En primer lugar, no utilices la misma clave para todo (tu correo y tienda online). Cualquier vulnerabilidad que permita el acceso a esta clave puede acabar ocasionándote un mayor perjuicio. Y, por supuesto no apuntes las claves y mucho menos las tengas localizables como en agenda o en la funda de tu móvil.

COMPARTIR: