06 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se trata de demostrar si una persona ha cambiado de residencia con los cargos en las tarjetas de crédito y con las declaraciones de gente cercana

Hacienda utilizará el ‘big data’ para controlar a los falsos residentes en el extranjero

La Agencia Tributaria hará uso del ‘big data’ para controlar a aquellos contribuyentes con residencia falsa en el extranjero. Para el año 2021 Hacienda ha impulsado nuevas medidas a través del Plan de Control Tributario 2021 entre las que se incluyen el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales y el Impuesto sobre Transacciones Financieras.

La Agencia Tributaria publicó el 1 de febrero de este año el Plan de Control Tributario 2021 en el Boletín Oficial del Estado. Este plan presenta tres novedades: el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, el Impuesto sobre Transacciones Financieras y el uso de las bases de datos para localizar los “patrimonios relevantes deslocalizados”. Además, Hacienda también prevé incorporar un paquete de comercio electrónico (e-commerce package) para gestionar el pago del IVA en las plataformas de este tipo de comercio.

El control sobre las “grandes fortunas” es una de las prioridades de la Agencia Tributaria. La Unidad Central de Coordinación de Control de Patrimonios Relevantes de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude —el organismo encargado de investigar sobre las irregularidades fiscales— este año hará uso del big data para localizar a aquellos contribuyentes que intenten engañar sobre la ubicación de su residencia habitual y así evadir impuestos, cuando realmente residen en España.

Carlos Cruzado, abogado y presidente de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) desde 2005, asegura que estas investigaciones están enfocadas a los “grandes contribuyentes” y que “cualquier persona con unos ingresos medios no tiene por qué preocuparse al trasladar su residencia a otro territorio que no sea España”. Cruzado explica que gracias al uso del big datala Agencia Tributaria trata de demostrar cuándo una persona ha cambiado de residencia a través de los cargos en las tarjetas de crédito, declaraciones personales de gente cercana como el portero del edificio o por el contenido subido en las redes sociales”.

El  técnico de Hacienda asegura que estas acciones no son ilegales puesto que la Agencia Tributaria “tiene la posibilidad de realizarlas en un ejercicio de investigación siempre y cuando estén dentro del marco legal, y estas acciones lo están”.

Carlos Cruzado, presidente de Gestha.

Para no ser investigado por Hacienda y llevar a cabo las acciones fiscales de manera correcta, el presidente de Gestha explica que es necesario cumplir con tres requisitos: “Lo fundamental es residir más de la mitad del año en el país, trasladar el núcleo efectivo de las actividades económicas de estas personas a donde se van y que el cónyuge y los hijos menores residan en España”.

Carlos Cruzado asegura que el hecho de investigar estos cambios de residencia de los grandes patrimonios “se viene haciendo desde hace tiempo”. A lo largo del pasado año “se estableció de manera sistemática el análisis de residencia sobre un amplio colectivo de contribuyentes que figuran como no residentes en las bases de datos tributarias”, explica. Pero sí que supone una novedad “la explotación de los datos masivos”, es decir, los conocidos como big data, que se complementarán con entrevistas a personas próximas al supuesto evasor. 

¿Qué más incluye el Plan de Control Tributario 2021?

El nuevo Plan de Control también tiene en cuenta el impacto de la crisis sanitaria y plantea “la consolidación y modulación de líneas de actuación que el pasado año pudieron resultar afectadas por la pandemia”. Además, se “priorizará” el control de riesgos fiscales de “aquellos contribuyentes que menos se hayan visto afectados por los efectos económicos del COVID-19”.

En cuanto a las transferencias internacionales, se creará un “nuevo sistema automatizado de análisis de riesgos en materia de precios de transferencia”. Además, se mantendrá el foco en “la identificación de estructuras y pautas de comportamiento que se beneficien indebidamente de la baja fiscalidad de los paraísos fiscales”.

Para el mundo online, se realizará un control de las plataformas de comercio electrónico para asegurar que estas cumplan con las obligaciones tributarias, se asegurará la tributación de las mismas de acuerdo con la futura ‘DAC’ 8 y se profundizará en el control de las criptomonedas.

Uno de los objetivos del Plan de Control de 2021 es la lucha contra la economía sumergida. Para ello, la Agencia Tributaria seguirá realizando las personificaciones en los locales de negocios en los que “los indicios de incumplimiento se presenten con mayor claridad”. También continuará luchando en contra del narcotráfico y contrabando. En esta misión también se utilizará el big data para reforzar las investigaciones del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria. Las acciones se reforzarán especialmente en la zona del Campo de Gibraltar.

Finalmente, para prevenir errores en la Declaración de la Renta se creará una herramienta capaz de predecir fallos en la declaración y advertir al contribuyente.

COMPARTIR: