27 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿Vas a pedir un préstamo online? Cinco consejos para contratar el más adecuado

Las estafas online han crecido peligrosamente en 2020. Hasta los bancos han tenido que avisar a sus clientes por los timos que se mueven en las redes, sobre todo ahora que hay más y más personas recurriendo a internet y, al mismo tiempo, más y más personas buscando soluciones para las posibles complicaciones económicas que se avecinan. Sí, ahora se buscan más préstamos por internet, y eso está llevando a contratar servicios que no son como se esperaban, o incluso a caer en estafas.

Es un hecho, se están disparando las búsquedas de préstamos online en la red por la necesidad de contar con un seguro en caso de crisis. Sin embargo, no todo el mundo sabe qué tipo de crédito debe contratar, ni tampoco a qué entidades recurrir. Aunque no son la solución más adecuada, ya que al final no es más que una deuda fraccionada, vamos a ilustrar un poco al respecto con unas recomendaciones vitales para no caer en engaños ni contratar soluciones inadecuadas.

Cómo pedir un préstamo online que encaje con tus necesidades

 

Tienes unas necesidades económicas y necesitas un préstamo que encaje con ellas, es normal. Necesitas algo que se corresponda con tu situación y que no te imponga unas condiciones demasiado exigentes. Lo cierto es que internet es tan grande que no es difícil dar con el producto adecuado, aunque hay que saber buscar para no tener que invertir demasiado tiempo y reducir el riesgo de estafa. Vamos a ayudarte con eso:

Acude a un comparador

Los comparadores de créditos online son una herramienta bastante aconsejable para encontrar créditos con buenas prestaciones. Estos portales se dedican a recoger toda la información de las principales entidades que hay en internet, comparando las características de lo que ofrecen y clasificando sus productos según diferentes categorías. Usarlos es primordial, porque pueden darte el producto que necesitas sin perder mucho tiempo buscando.

De hecho, ayudan a ver cuáles son las opciones más destacables, las empresas más fiables y, sobre todo, comprobar todas las características que se deben tener en cuenta. Como punto de partida para la búsqueda, son un buen apoyo. Puedes encontrar mucha información sobre créditos online en webs como 24prestamo.es, también comparador.

¿Cuál es el importe que necesitas?

 

Necesitas saber la cantidad que vas a necesitar para tu crédito, porque eso va a determinar por completo el tipo de producto financiero a pedir. Si es una cuantía baja, de menos de 1.000 euros, se puede solicitar por ejemplo un crédito rápido, que tarda tan solo unos segundos en ingresar el dinero solicitado. Si es mayor, ya hay que optar por alternativas como los préstamos personales online.

El sector está repleto de variantes, aunque todas parten de tres o cuatro pilares básicos. No obstante, muchas de ellas están delimitadas por las cuantías máximas que se ofrecen, amén de plazos y cuotas. En algunas webs, de hecho, puedes encontrar incluso préstamos clasificados directamente por el importe máximo que dan.

Atento a los intereses

 

Los intereses son uno de los motivos por los que los créditos tanto online como tradicionales son una cuchilla de doble filo. No lo decimos en balde. Hay productos de algunas financieras online que llegan a triplicar el total a pagar a base de intereses y, también, de unas comisiones que no deberían siquiera estar. Cuestiones como esta, por ejemplo, quedan perfectamente reflejadas en los comparadores.

Por esa misma razón, es primordial prestar mucha atención a los porcentajes de intereses que se añaden por parte de las entidades que conceden el dinero. Ten mucho cuidado con esto y explora con calma, ya que hay ocasiones en las que puedes encontrar créditos de 300 euros con intereses al 0%. Ofertas breves, sí, pero interesantes en caso de urgencia.

Los plazos son muy importantes

Otro aspecto a valorar son los plazos. Piensa cuánto tiempo quieres estar pagando y, después, pon en el otro plato de la balanza el dinero que estás dispuesto a pagar cada mes. Hay que encontrar un importante equilibrio ahí, porque de esto también depende el total de intereses que acabes pagando. A mayor número de plazos, más pagos que tienes que hacer y, por lo tanto, más dinero a pagar en concepto de intereses.

Busca siempre créditos o préstamos en línea que tengan mucha versatilidad en cuanto a plazos, ya que eso te dará más juego a la hora de escoger. Ten cuidado también, puesto que hay financieras que ponen límites ridículos en este sentido.

Amortización anticipada

 

Uno de los detalles que más se pasan por alto, y que más interesan para quienes quieran cerrar rápidamente el trámite de un préstamo o un crédito, es la amortización anticipada. Muchas financieras y hasta bancos añaden un coste extra para aquellas personas que acaben cerrando el pago total antes de tiempo, haciendo una amortización antes de tiempo.

Si tienes previsto disponer de dinero suficiente para poder terminar los pagos antes de lo estipulado, te conviene acudir a una financiera que no añada grandes porcentajes por hacerlo. Las hay que no cobran absolutamente nada en ese sentido, y eso es lo que más te conviene. Aun así, insistimos, si se tiene la opción de recurrir a ahorros en lugar de contratar préstamos o créditos, siempre será mejor aprovecharla.

COMPARTIR: