20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Para lograr este objetivo, durante los próximos siete años el Fondo Social Europeo invertirá más de 88.000 millones de euros en financiar proyectos

El Pacto verde de Europa: Seremos el primer continente climáticamente neutro dentro de treinta años

Pacto verde Europa
Pacto verde Europa
La ambiciosa iniciativa del Pacto verde de la UE tiene como objetivo hacer de Europa el primer continente climáticamente neutro para 2050 así como transformar la economía europea en una economía sostenible en todos los ámbitos. Estos objetivos tienen como fin obtener una nueva fórmula de crecimiento y competitividad frente a gigantes como China o Estados Unidos.

La Unión Europea se ha comprometido a llevar a cabo el Pacto verde para 2050, cuya estrategia fue aprobada por el Parlamento Europeo hace ahora un año. Esta ambiciosa iniciativa tiene como finalidad hacer de Europa el primer continente climáticamente neutro dentro de 30 años, con la aspiración de dotarse de una economía sostenible, competitiva y eficiente en el uso de los recursos. Se trata, sin duda, de uno de los esfuerzos legislativos más importantes en la historia de la Unión Europea  porque de él va a depender, sin duda, la nueva estrategia de crecimiento de la UE, frente a otros gigantes como China y EE.UU.

Pero, ¿en qué consiste la neutralidad climática? Se entiende por este nuevo concepto, la consecución de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) netas iguales a cero, equilibrando la cantidad de GEI liberados a la atmósfera con una cantidad equivalente retirada de la atmósfera, fijada por vegetación o adquirida por créditos de carbono.

Europa se ve afectada por los impactos climáticos indirectos que se producen en otras partes del mundo de múltiples formas, como a través del comercio y las cadenas de suministro, la propagación de infecciones, las amenazas a la seguridad internacional o la migración.

Impacto climático

Con esta estrategia, la UE se propone transformar los retos climáticos y medioambientales en oportunidades en todos los ámbitos políticos. Para alcanzar esta aspiración, una de sus misiones clave es impulsar el uso eficiente de los recursos, minimizar el desperdicio y dejar a cero las emisiones netas de gases de efecto invernadero.

El Pacto verde se sustenta en la Ley climática europea que se encuentra en las etapas finales de negociación entre las instituciones de la UE, y que permitirá llevar a cabo el objetivo de convertir en normativa las emisiones netas cero en 2050, así como establecer una serie de medidas para lograrlo. 

Precisamente, para alcanzar esta misión, el plan cuenta con una serie de áreas temáticas que pasan por el aumento de la ambición climática; la energía limpia, asequible y segura; una industria para una economía limpia y circular; edificios eficientes en energía y recursos; movilidad sostenible e inteligente; productos de la granja a la mesa; potenciar la biodiversidad y ecosistemas; y generar ambientes libres de tóxicos y sin contaminación.

Con respecto a la lucha contra la contaminación, en la agenda del Pacto Verde Europeo figura un recorte no inferior al 55% de las emisiones actuales para 2030. El Parlamento ha ido más allá, ampliando el objetivo para la década actual hasta el 60%. El índice de reducción toma como referencia las emisiones realizadas en el año 1990.

Riesgo de división de Europa

Sin embargo, es probable que este movimiento hacia una sociedad donde predominen las bajas emisiones de carbono suponga una carga para las regiones industrializadas que dependen en gran medida de los combustibles fósiles. No hay que olvidar que hay miembros de la UE, sobre todo del Este, entre ellos, Polonia, República Checa y Bulgaria, que dependen en gran medida del carbón y siguen obteniendo de ésta un gran apoyo financiero para proyectos de combustibles fósiles.

Apuesta por una producción industrial que no contamine

De ahí que muchas voces europeas defiendan, en este sentido, que la planificación de la recuperación verde y la transición justa hacia una producción industrial baja en carbono se base en un diálogo social integral con el fin de evitar que el Pacto verde divida a Europa en una  industrial rica y sostenible dejando atrás a otras regiones, sobre todo del Este.

Más de 88.000 millones de euros de inversión

Durante los próximos siete años, el Fondo Social Europeo invertirá más de 88.000 millones de euros para financiar proyectos en toda la UE, esencialmente promoviendo el empleo y la inclusión social.

Esta inversión está diseñada para ayudar a crear nuevos empleos ecológicos, apoyar nuevas oportunidades educativas y facilitar y capacitar a las personas en nuevas tecnologías, con decenas de miles de proyectos en todo Europa. El FSE tiene como fin ayudar a alcanzar los objetivos ecológicos de la UE y facilitar la transición en Europa a una economía verde y digital.

Sin embargo, llegar a cero emisiones netas para 2050 requerirá cambios masivos en casi todos los aspectos de nuestras vidas. La mayoría de los gases de efecto invernadero actuales provienen de la producción de energía y el transporte, pero también hay contribuciones significativas de la industria, la combustión de combustible comercial y residencial y la agricultura. Todas esas emisiones deben estabilizarse en solo tres décadas.

COMPARTIR: