07 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La plantilla de la distribuidora de medicamentos en Euskadi ha ganado ya doce sentencias en los tribunales contra la compañía que acumula beneficios

Los trabajadores vascos de Novaltia realizan la huelga más larga de Europa tras superar mil días de paro

/ Trabajadores de Navaltia
La huelga más larga de Europa se está desarrollando en Euskadi. Y es que los trabajadores de Novaltia han superado los mil días de paro y han vencido hasta en doce ocasiones en los tribunales a los propietarios de esta distribuidora de medicamentos que prepara fuertes inversiones en Zaragoza. Sindicatos como ELA han arremetido contra la cúpula de esta pujante compañía que acumula importantes beneficios en los últimos años.

Hace unos días la plantilla de Novaltia -una de las distribuidoras de medicamentos más importantes de España- superó los mil días de huelga, convirtiéndose en el parón más largo de Europa en la actualidad. La situación ha provocado el enfado de la empresa, que acaba de ser condenada a pagar 120.000 a los huelguistas por vulneración del derecho de huelga.

La plantilla, que ronda los 16.000 euros brutos de ingresos y pretende alcanzar los 24.000, denuncia "las precarias condiciones de trabajo" que sufren y ha protestado por las "diferentes vulneraciones contra el personal" por parte de la compañía.

Los motivos de la eternización de la huelga

El sindicato ELA explica que "la huelga se ha alargado tanto en el tiempo debido a dos razones. La primera, la nula voluntad de la empresa de negociar un convenio que ponga fin a los salarios (950 euros mes) y condiciones de trabajo precarios que sufre la plantilla. Y la segunda, porque la Dirección de la empresa, desde el inicio de la huelga, no ha cesado en sustituir al personal en huelga y de vulnerar ese derecho En este segundo caso, lamentablemente, Novaltia ha tenido de aliado a la Inspección de Trabajo de Bizkaia, que no ha hecho nada para impedir estas actuaciones".

Novaltia, que cuenta con 4 almacenes en Zaragoza, Calatayud, Vitoria y Lezama (Vizcaya), recortó hace siete años los salarios alrededor de un 30% y según su Comité de empresa, sus responsables llevan cuatro años negándose a aceptar un nuevo convenio.

Trabajadores de Navaltia. 

La dirección de Novaltia, según la representación de los trabajadores, ha roto en dos ocasiones la mesa de negociaciones: "La primera fue en noviembre del 2019. Tras la empresa condicionar la reanudación de las negociaciones al cese de concentraciones por parte de los huelguistas, el Comité, en aras de llegar a un acuerdo, atendió a esa petición y además trasladó a la empresa una nueva rebaja en sus pretensiones. La respuesta de la empresa fue ofrecer la oferta de siempre pero empeorada. En mayo del 2021, y tras solicitar el Comité una reunión en el Consejo de Relaciones Laborales –CRL– con el consejo rector, la empresa de nuevo rompió unilateralmente las negociaciones y volvió a exigir el cese de concentraciones".

También recuerdan que "el coste de personal en Vizcaya en 2012 era superior a 4.500.000€, con una plantilla de 100 trabajadores. En el 2019, y con 52 trabajadores, el coste ya había descendido a 1.360.000€. En la actualidad, somos 45 trabajadores en plantilla y los gastos rondan el 1.100.000€, suponiendo un ahorro anual de más de 260.000€ desde que comenzó la huelga".

Y explican que su última propuesta "supone un gasto a la empresa de alrededor de 200.000€ anuales. Es decir, asumir este coste y acabar con el conflicto supondría menos gasto que el que la empresa ya se ha ahorrado en costes de personal desde que comenzó la huelga".

El Comité de empresa asegura que están "intensificando las visitas y concentraciones en las farmacias. Las farmacias tienen responsabilidad directa en esta inexplicable situación, ya que son dueñas de Novaltia. Solo en Vizcaya tenemos 200 farmacias que miran para otro lado en este conflicto, olvidando que la empresa les pertenece y que tienen el poder para unirse y solucionar esta huelga".

Novaltia, distribuidora más importante España

Junto con el proyecto, la sociedad cooperativa ha presentado el informe de gestión y las cuentas anuales. La cifra de negocios de la compañía roza los 330 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 3,3%, según ha explicado Fernando Castillo, director general de Novaltia.

Novaltia se ha convertido en una de las principales distribuidoras de medicamentos en España con un volumen de negocio que ronda los 330 millones de euros y cuyos beneficios en los tres últimos años suman 3,2 millones de euros.

Esta cooperativa prepara una inversión en Zaragoza de 25 millones de euros para poner en pie un nuevo almacén, pero estos beneficios e inversiones son vistos con sorpresa entre la plantilla vasca de la compañía.

COMPARTIR: