18 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Colegio de Economistas de Madrid ha realizado una encuesta en la que sus afiliados advierten del peligro e incertidumbre que vive nuestra economía

Los parados perciben como gran problema la elevada fiscalidad ante el aumento de impuestos

En el contexto actual de incertidumbre de la economía española como consecuencia de la pandemia originada por el COVID-19, la recuperación económica dependerá de la evolución epidemiológica y, por consiguiente, de las medidas sanitarias y de política económica que se adopten tal y como señala el Informe “Nuestros Economistas Opinan” que recoge los resultados de la quinta encuesta semestral del Colegio de Economistas de Madrid (CEMAD)

El Informe “Nuestros Economistas Opinan” del Colegio de Economistas de Madrid en el que se valora cómo perciben la situación económica de España los economistas de cada una de las provincias del Colegio de Madrid (Ávila, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Madrid, Salamanca, Segovia, Soria y Toledo) y, en su caso, de su respectiva Comunidad Autónoma arroja unos resultados claros relacionados con la situación actual.

Así el paro preocupa al 73% de estos profesionales, los medios sanitarios al 64%, la inestabilidad política al 53%, la contaminación al 34%, la elevada fiscalidad al 29%, las infraestructuras y el elevado precio de la energía al 25%, la educación al 12%, la vivienda y la inseguridad ciudadana al 4% en ambos casos, y las prestaciones sociales al 3%.

De entre los encuestados, los parados son los más preocupados por la elevada fiscalidad (43%), los jubilados por los medios sanitarios (77%) y los asalariados públicos por la contaminación (54%).

Caída económica en 2020 y esperanza de recuperación parcial en 2021

Con respecto a la evolución económica en general, prevén que el Producto Interior Bruto (PIB) de Madrid caiga este año menos que el español, un 12,3%, (siete décimas por debajo de la media española). Y esperan que en 2021 recupere un 8,9%, superando en un punto al esperado por FUNCAS (7,9%).

Una pregunta que se ha incorporado al cuestionario como consecuencia del COVID-19 es la situación de los economistas en cuanto al teletrabajo, qué porcentaje de su trabajo realizan actualmente en casa y cuánto creen que podrían hacer. Los resultados muestran que actualmente teletrabajan más del 50% de su trabajo un 53% de estos profesionales y podrían llegar a hacerlo el 73%.

Preferencias de movilidad

Los economistas madrileños prefieren incentivar el transporte público (un 3,7 de media sobre 5) a cualquiera de las cuatro opciones para restringir la movilidad presentadas: limitar la entrada solo a los vehículos más contaminantes (3,2), establecer un sistema de pago o peaje para los vehículos privados (3), circulaciones reducidas en función de las matrículas (2,6) o prohibir el acceso de cualesquiera vehículos privados al centro (2,5).

No hay significativas diferencias por edad, sí entre las 9 provincias de las tres comunidades autónomas donde opera CEMAD, aunque en todas ellas con excepción de Guadalajara y Soria, incentivar el trasporte público también es la medida mejor valorada.

El 73% de los economistas madrileños consideran que pueden trabajar en remoto más del 50% de su trabajo siendo tan solo el 53% el que lo hace actualmente (14% del 50% al 75% y 39% más del 75%). También en este caso hay grandes diferencias entre comunidades autónomas y provincias, si bien los mayores niveles de uso del teletrabajo se registran en Madrid, donde un 51% dicen que pueden teletrabajar más del 75%, aunque ahora solo lo hacen un 39% y un 33% menos del 25%.

siendo solo el 10% los que consideran que menos del 25% de su trabajo se puede realizar en remoto. Un 14% trabaja entre un 25 y 50% desde casa, siendo el 16% el que considera que ese porcentaje es el que se puede teletrabajar y un 14% teletrabaja entre un 50 y un 75%, siendo el 22% el que considera que ese porcentaje de su trabajo puede realizarse en remoto.

COMPARTIR: