25 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El hombre más rico del mundo ha anunciado que sus esfuerzos se centrarán en Blue Origin, empresa pionera en privatizar transportes fuera de la tierra

El próximo reto de Jeff Bezos, tras abandonar la dirección de Amazon después de 27 años, es viajar al espacio

Jeff Bezos junto al logo de Amazon.
Jeff Bezos junto al logo de Amazon.
En el año 1994, el emprendedor estadounidense Jeff Bezos decidió crear una librería online, cuya oficina se encontraba en el garaje de su propia casa. 27 años después, esa pequeña empresa llamada Cadabra y rebautizada como Amazon se ha convertido en una de las mayores multinacionales de toda la historia y le ha permitido convertirse en la persona más rica del mundo. Esta semana, Bezos ha cedido la dirección de la empresa a su compañero Andy Jassy para centrarse en otros proyectos.

Esta semana se cumplen 27 años desde que Jeff Bezos fundó Amazon, la compañía estadounidense que se ha convertido en la mayor distribuidora online del mundo y que le ha permitido situarse como el hombre más rico de todo el planeta con una fortuna de 177.000 millones de dólares. Después de casi tres décadas al frente de esta multinacional, el magnate estadounidense ha dejado su puesto como líder a su sucesor, Andy Jassy, y ha decidido empezar una nueva vida alejada de la gestión diaria que necesita un cargo tan importante.

Pese a este cambio en sus responsabilidades, Bezos no ha abandonado completamente la compañía, ya que ahora ocupa el cargo de presidente ejecutivo del consejo de la multinacional. Un puesto que supone una gran responsabilidad, pero que no es comparable a la que tenía anteriormente.

Ahora que Jeff no deberá invertir tanto tiempo en Amazon, ha anunciado que muchos de sus esfuerzos se centrarán en Blue Origin, otra de las empresas que fundó. Esta compañía aeroespacial tiene como objetivo permitir que personas comunes y corrientes (y millonarias) viajen al espacio a bordo de sus naves.

La cápsula que se encuentra dentro de su cohete, conocido como New Shepard, será lanzada el 20 de julio y está diseñada para suspenderse en el espacio unos minutos y luego descender a la Tierra en paracaídas. Una cápsula que estará ocupada por Jeff Bezos y su hermano, además del personal encargado de pilotar la aeronave y de un interesado anónimo que ofreció 28 millones de dólares en la subasta que realizó la compañía para hacerse con un hueco en el cohete.

Jeff Bezos junto a una de las cápsulas de la empresa Blue Origin.

De esta manera, Blue Origin se convertirá en una de las primeras compañías que privatice los transportes fuera del planeta Tierra y logrará un avance incalculable en la nueva carrera espacial que se vive actualmente.

Éxito precoz

Jeff Bezos nació en enero de 1964 en Albuquerque, Nuevo México. Desde un primer momento fue un niño brillante, ingenioso e inconformista al que le apasionaban los aparatos electrónicos. Como prueba de su precoz talento, cabe destacar que, cuando solo tenía cuatro años, se armó con un destornillador y desmontó por completo su cuna pues ya no quería seguir durmiendo en ella. Pocos años más tarde, harto de que sus hermanos entraran sin permiso a su habitación, decidió crear con éxito un sistema completo de alarmas electrónicas que le avisara si alguien entraba en ella.

Jeff Bezos junto a una gran cantidad de libros.

Tras terminar sus estudios de Ciencias de la Computación e Ingeniería Eléctrica en la universidad, Bezos trabajó en diversas compañías pero, en el año 1994, decidió comenzar su andadura independiente en el mundo de los negocios fundando una pequeña librería online llamada Cadabra.com. Debido a su complicada situación económica, la primera oficina de este negocio se encontraba en el garaje de la casa que había alquilado junto a su ahora exesposa Mackenzie Scott..

Poco tiempo después de su fundación, Bezos decidió rebautizar la librería con el nombre de Amazon, denominación inspirada en el río Amazonas, aunque algunas personas consideran que fue un simple cambio de estrategia y que no tuvo nada que ver con él. Tan solo un mes después de su lanzamiento, Amazon vendía online en 46 países diferentes y, en un año, su página web contaba con más de 2.000 visitantes al día.

En el año 1997 se produjo la salida a bolsa de la empresa, con un precio de 18 euros por acción y un valor de 300 millones de dólares. Durante el año siguiente comenzó a aumentar las categorías de los productos que ofrecía, pero, el momento que marcó la historia de Amazon tuvo lugar en el año 1999, cuando la compañía patentó la funcionalidad de compra en un clic. Gracias a esta idea, los usuarios necesitaban introducir sus datos de pago y envío en una sola ocasión y, tras esto, podían comprar todo lo que quisieran haciendo clic en el botón de su ratón sin necesidad de volver a meterlos cada vez que querían adquirir un producto.

Jeff Bezos durante una conferencia.

Los años pasaron y Amazon continuó ampliando su oferta y su valor, convirtiéndose en una de las mayores empresas del mundo. Pese a esto, la imagen pública de Jeff Bezos no pasaba por un buen momento, ya que sus prácticas comerciales agresivas provocaron que su reputación se viera dañada. Desde ese instante, cualquier decisión que tomaba se veía juzgada y cuestionada por sus detractores, un problema que se ha visto favorecido por su falta de caridad con respecto a otros multimillonarios.

En el año 2013, Bezos adquirió The Washington Post por 250 millones de dólares, uno de los periódicos estadounidenses más famosos en todo el mundo y una gran herramienta de propaganda para la compañía. Los ingresos de Amazon desde esa compra han seguido aumentando año a año hasta la llegada de la pandemia del Coronavirus, un hecho que permitió a la empresa alcanzar su mayor beneficio histórico en el segundo trimestre de 2020 con 88.910 millones de dólares y que, la herencia que deja Bezos a su sucesor sea inmejorable. 

COMPARTIR: