07 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Claves para buscar y pedir el minicrédito que necesitas

La mayoría de los españoles necesitan dinero para pequeñas necesidades. Ya sea para compras de importe no muy elevado o por falta de dinero para cubrir gastos corrientes, más de la mitad de los prestamos son para importes inferiores a 5.000 euros.

Ante esta realidad el cliente se encuentra con la existencia de una oferta cada vez más amplia, por ello es necesario en primer lugar saber discernir que préstamo es el más adecuado e incluso cuales cumplen requisitos básicos a nuestras características, como estar en la lista de morosos y solicitar un préstamo.

Qué ocurre si estás en ASNEF

Por todo ello saber si estás en ASNEF, el registro de impagos más importante, o cualquier otro es un punto clave. No todas las empresas ofrecen préstamos en estos casos y las condiciones pueden ser distintas, como los importes máximos a devolver que en muchos casos son inferiores. Por todo ello es importante, en la medida de lo posible, gestionar esta deuda.

Es posible que en un primer momento tu necesidad de dinero sea distinta, pero cuando sea posible es conveniente que incluso utilizando tu minicrédito puedas gestionar la salida de ASNEF pagando la deuda y con ello abriendo un abanico de posibilidades mayor para el futuro.

Comparar para encontrar la mejor oferta

 

Y es que, una de las clave está en poder tener una amplia oferta para encontrar el minicrédito que se acomode a lo que necesites y para ello tenemos las figuras de intermediarios online entre clientes que buscan un préstamo y las entidades financieras ya que con ello no te ceñirás a las condiciones de una solo entidad sino podrás ver sus características diferentes. 

Una de las claves es tener un primer minicrédito gratis con el que podrás conseguir el dinero necesario para esa compra y ese gasto y tan solo devolver el capital recibido sin tener que pagar intereses por el préstamo. Este punto es muy importante, en cuanto al coste de la primera operación, pero no es el único.

Un punto clave está en el importe. En estas primeras operaciones, especialmente sin son gratis para nuevos clientes los importes pueden estar limitados a pequeñas cantidades que son insuficientes, en muchos casos no más de 300 euros. Por el contrario, otras entidades si ofrecen importes superiores, incluso para pequeñas operaciones.

El segundo que debes mirar siempre es el plazo. Como es normal, a mayor plazo, el coste es superior por lo que puedes verte tentado a pedir un minicrédito a devolver pronto, pero encontrarte con problemas financieros para hacerlo. Por ello, el aspecto clave es que elijas el plazo en el que puedas devolverlo sin problema y así no tener que asumir ningún tipo de sobrecoste.

Elegido el importe y plazo, y siempre que no sea gratuito en sus costes, toca el aspecto clave comparar la remuneración que tienes que asumir. Aunque también no olvides otros aspectos desde la forma de devolución del préstamo (si es cargo automático o tienes que hacerlo) y la capacidad de prorroga de plazo que ofrece la entidad. Todo ello muestra la importancia de comparar entre distintas opciones para encontrar la que más se adecúe a vuestras necesidades.

COMPARTIR: