16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los arquitectos advierten de un avance artístico que impulsa, a su vez, a la progresión en la educación de la sociedad

La creación del nuevo orden urbano en las ciudades del mundo: Vamos hacia una mentalidad más plural

/Pintura de Boa Mistura en Sao Paulo (Brasil).
/Pintura de Boa Mistura en Sao Paulo (Brasil).
El urbanismo está sacando a la luz nuevas edificaciones y construcciones que permiten la comodidad del ser humano independientemente de sus rasgos físicos, pensamientos o formas de vida, lo que sugiere que la sociedad está avanzando en educación y pluralidad de pensamiento. Las ciudades optan por un aparente desorden y por la variedad de ideas, aseguran los expertos.

El avance experimentado en el arte urbano va de la mano de un progreso en la mentalidad de nuestra sociedad. Paredes de diferentes colores, edificios con formas atípicas o paso de peatones con líneas dibujadas en un orden poco habitual. 

La variedad de razas, ideologías, pensamientos, religiones y gustos que coexisten en nuestra sociedad ha invitado a las ciudades y pueblos a sumarse a una dinámica de construcción más pluralista y, por ende, ha obligado a los arquitectos a fortalecer su imaginación para alcanzar aspectos creativos más complejos.

El punto de vista de los expertos 

La arquitecta Yvonne Farrell destaca en un reportaje para ‘El País Semanal’ que “el nuevo orden urbano es flexible. Está vivo y por eso se adapta como una herramienta vital que participa de la vida ciudadana”. De hecho, las ciudades se mantienen al margen de su evolución y esperan a que sean los propios ciudadanos quienes actúen de guía para la toma de decisiones.

Por otro lado, las personas han aprendido a lidiar con los problemas que se les presentan día a día pero sin dejar de optar por una convivencia pacífica que refuerce la larga tradición democrática y los que cuentan con las tasas más altas de autoconstrucción.

Giancarlo Mazzanti, arquitecto colombiano, confiesa: “El desorden es una de las características principales con que podemos definir las ciudades latinoamericanas. Pero también es la condición con que describimos Nápoles cuando nos preguntan cómo es”. Sin embargo, afirma que en su zona, los habitantes definen las reglas de relacionarse con su comportamiento pero no tiene nada que ver la morfología urbana.

En una favela de Sao Paulo, el colectivo Boa Mistura pintó las calles. 

En Brasil, el colectivo español Boa Mistura, que es un grupo de artistas urbanos originado en Madrid en 2021, ha desarrollado iniciativas que, lejos de ordenar lo informal, potencian la comunicación de una identidad propia construida entre todos. Su aparición ha ayudado a que el arte fortalezca la diversidad entre las personas para que existe una unión entre todo tipo de clases sociales. 

La versión europea 

Se podría decir que todo empezó con la transformación que experimentó España con los Juegos Olímpicos celebrados en Barcelona, y acabando por las fuertes inversiones que hacen ciudades como París, Londres y Madrid en pisos de lujo que ocupan las calles más señoriales.

La arquitecta española Carme Pinós se muestra partidaria de seguir los comportamientos de los ciudadanos pero con la condición de que exista un respeto digno hacia las ciudades. Su postura se aproxima más a tener en cuenta la normativa urbana. Es decir, si las personas se vuelven locas, no hay que hacer arte sin sentido.

Sin embargo, el pluralismo es un círculo de acogida que busca la admisión de cada persona siguiendo su forma de vivir. Se están abriendo puertas para que cada uno elija libremente dónde seguir su camino. Por eso en las ciudades existe ese ‘desorden’ que no implica que las calles estén sucias o sin seguridad, sino que haya una creatividad diversa que mantenga a todos contentos.

COMPARTIR: