01 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Lavanderías la mejor opción para ahorrar dinero, tiempo y proteger el medio ambiente

Muchas de las tareas rutinarias que realizamos en casa no tienen que ser, por repetirse y ser algo “normal” lo mejor o más eficiente. Los electrodomésticos han facilitado mucho nuestras tareas y mejorado la calidad de vida. Por ejemplo, no podemos imaginar la vida sin poder tener alimentos refrigerados. Pero ¿ocurre lo mismo con la lavadora?

No hablamos de no usarla, es algo imprescindible, pero tenerla en nuestro hogar es algo más que un gasto por su inversión y su mantenimiento, teniendo en cuenta que es uno de los electrodomésticos que más energía consume. Todo ello, si no tenemos en cuenta otro “complemento” obligado en muchas regiones como es la secadora. Las lavanderías consiguen dar una mejor respuesta a nuestras necesidades y lo hace de forma eficiente como la Lavandería en Adeje Tenerife - LavanderíaAzul una excelente opción para todo el que busque una lavandería en Tenerife Sur ya sea porque pasa un tiempo de ocio en esta privilegiada isla o porque resida y apueste por un servicio lleno de ventajas.

Por qué escoger el servicio de una lavandería

Un primer motivo es el importante ahorro económico. No solo se trata de no tener que comprar una lavadora y muchas veces una secadora, sino el importante gasto que supone el consumo eléctrico y de agua los materiales (detergente, suavizante) que utiliza, también su mantenimiento en caso de avería. Está claro que el consumo eléctrico es el coste más importante. Entre el 80% y el 85% del consumo energético que produce, proviene del calentamiento de agua durante el lavado, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y todo ello conlleva que, según estimaciones de este organismo oficial, sea el tercer electrodoméstico con más gasto eléctrico (11,8% del total), muy cercano a la televisión y solo alejado del que más gasta, el frigorífico.

Un ahorro en mantenimiento que revierte también en las condiciones higiénicas de la lavadora. En la mayoría de los casos la limpieza del electrodoméstico que “limpia nuestra ropa” se suele hacer cuando genera algún problema, en muchos casos ni eso. Mientras en una lavandería se desinfectan constantemente, el uso del oxígeno activo elimina bacterias, gérmenes y mantiene el ciclo de lavado en las mejores condiciones.

Muy relacionado con este ahorro económico está el ahorro en tiempo. Pensemos que por mucho que intentemos llenar una lavadora doméstica para que ese consumo energético sea menor su capacidad es muy limitada. Por el contrario, una lavadora industrial ofrece capacidades hasta 8 veces menor. Esto trasladado en comodidad supone que, en poco tiempo, algo más de 20 minutos, puedes haber lavado la ropa de una familia de cuatro miembros para toda una semana. Se acabó dedicar horas todas las noches a poner lavadoras. Todo ello además de una manera versátil. Poder lavar grandes prendas como cortinas o edredones no es posible en el ámbito doméstico, con una lavandería si tienes el equipo adecuado para que puedas hacerlo con todo tipo de prendas o textil de tu hogar.

Todo esto se deriva a su vez en un menor impacto ambiental. Las máquinas industriales son mucho más eficientes y consumen menos energía y menos agua, ambas fundamentales para la protección al medioambiente. No solo eso, sus programas menos agresivos dañan menos tus prendas lo que ayuda a que se mantengan en buenas condiciones durante mucho más tiempo.

COMPARTIR: