20 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se han sumado a este poder empresas como Deva o FTI Consulting por disponer de personal especializado en la defensa de sus intereses en temas públicos

Así funcionan los lobbies en España: Las empresas podrán sumarse a la Asociación APRI después de una reforma de estatutos

La asociación cuenta con 100 asociados profesionales en el área.
La asociación cuenta con 100 asociados profesionales en el área. / APRI
La Asociación de Profesionales de las Relaciones Institucionales (APRI) ha concluido un proceso de modificación de sus estatutos que permitirá a las personas jurídicas unirse y participar en la asociación, dedicada a la representación del sector de Public Affairs (Asuntos Públicos). Hasta ahora, la asociación sin ánimo de lucro, solo representaba a profesionales que se dedicasen al sector del lobby de forma individual.

Desde la asociación APRI explican que la apertura permitirá a empresas que tengan profesionales dedicados a los asuntos públicos y el lobby unirse a ellos. Tendrán preferencia las organizaciones ligadas a los asuntos públicos o que desarrollen lobbies en función de sus intereses, según han explicado en una nota.

Empresas como Burson Cohn & Wolfe, Deva, FTI Consulting, Kreab, HAC Leadership & Management, OmnicomPRGroup, Political Intelligence y Weber Shandwick, todas dedicadas a las relaciones públicas ya se han unido a la asociación que busca igualar el sector de lobby español al resto de países europeos.

APRI prevé aceptar también la incorporación de asociaciones y empresas que cuenten con profesionales de lobby y que quieran promover y normalizar la actividad de este sector en España.

APRI realiza colaboraciones con otras asociaciones de manera frecuente.

Las asociación ha expuesto que con esta medida “da entrada a personas jurídicas que desarrollen la actividad del lobby, la representación de intereses, los asuntos públicos o las relaciones institucionales; es decir a todos aquellos que trasladen los intereses legítimos a las administraciones públicas en general, y en especial a los poderes legislativos y ejecutivos a nivel europeo, estatal, autonómico y local, ya sean entidades mercantiles, organizaciones empresariales, organizaciones sin ánimo de lucro, patronales, colegios de profesionales, etc”.

La asociación espera que tras la incorporación de empresas y asociaciones se expanda el ámbito de acción. María Rosa Rotondo, Presidenta de APRI, ha comentado que: “la incorporación de entidades jurídicas a APRI permitirá sin duda reforzar las actuaciones de la Asociación, ofreciendo al mismo tiempo a todos los participantes, cualquiera que sea su sector, que desarrollen actividad de public affairs, la posibilidad de representar de manera conjunta sus intereses y propuestas”.

Primera asociación de relaciones institucionales de España

APRI llegó a la vida pública en 2008 buscando “cubrir un vacío en la representación y asociacionismo” del sector del lobby en España. Planteando como principal objetivo visibilizar y añadir valor a una actividad que consideran “poco reconocida”.

Para los miembros de la organización es una oportunidad de promover una profesión que sirva de nexo eficaz de entre los intereses de la sociedad civil y las decisiones de interés general que toman instituciones como el Gobierno, parlamento y administración central y autonómica. Actualmente  APRI cuenta con 100 asociados que buscan normalizar la existencia de esta profesión bajo los mismos criterios que existen en el ámbito europeo. La asociación dispone de un código de conducta que regula la actividad de sus miembros.

COMPARTIR: