21 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cómo nos puede ayudar un buen cerrajero

Como otros muchos sectores profesionales, el de la cerrajería ha evolucionado muchísimo en los últimos años. Así, si hace un tiempo, dejarse las llaves puestas en el interior de nuestras casas equivalía a tener que romper la cerradura y, por lo tanto, tenerla que cambiar, hoy en día eso no es necesario y es posible abrir una puerta sin causar esos daños en la cerradura.

También hay que decir que, con el uso y el tiempo las cerraduras se van deteriorando y pueden romperse. Es cierto que los materiales han evolucionado a la par que la profesión y son de mucha más calidad y resistencia que antaño, pero, como todo, tienen una vida útil hasta que se rompen.

Siempre en manos de profesionales

Cuando hablamos de cerrajería hay mucha casuística, muchas situaciones ante las que un cerrajero nos puede ayudar. Antes de entrar en materia, conviene destacar la importancia de, ante una de las situaciones que vamos a explicar, asegurarse de que el cerrajero al que vayamos a contactar, sea de total confianza.

Los Cerrajeros de Alicante son muy buenos profesionales y siempre están al servicio de las personas, las 24 horas al día. Nos recomiendan que pidamos un presupuesto previo antes de solicitar este tipo de servicios, a poder ser entre varios cerrajeros y que tengamos en cuenta que no siempre debemos escoger el más barato, sino el que nos dé mayor fiabilidad.

Pérdida de llaves con la puerta cerrada

¿Quién no ha perdido las llaves alguna vez? Sea por robo o porque las hemos perdido distraídamente, quien más y quien menos ha perdido las llaves alguna vez. Esta situación queda minimizada si alguno de los habitantes de la vivienda dispone de otra copia o hemos dejado alguna copia en manos de una persona de confianza, algo que nos recomiendan los Cerrajeros de San Vicente del Raspeig.

Pero, si no hemos tenido esta precaución, vamos a tener que llamar de urgencia a un cerrajero para que consiga abrir la puerta. También, sobre todo si la causa de que no tengamos las llaves ha sido un robo, lo más conveniente y seguro es cambiar la cerradura por si esas llaves han caído en manos de los amigos de lo ajeno.

Perdida de llaves con la cerradura abierta

En este caso, esta pérdida puede ser debida a los motivos que acabamos de describir, pero también a un clásico despiste: dejarnos las llaves dentro de casa. De nuevo, el gremio de cerrajeros acude al rescate y los Cerrajeros de El Campello nos recomiendan, muy honestamente por cierto, que alguien de nuestra gente de confianza tenga una copia en su poder para estos casos.

Porque, si las llaves no está puestas en el interior, nos ahorraremos la llamada a estos profesionales con esa copia previsora. Si la llave esta puesta en la cerradura, hay ciertas posibilidades de abrir con otra llave, pero a veces no es posible, por lo que tendremos que contratar los servicios de un cerrajero.

Llave rota dentro de la cerradura

Como decíamos al principio, tanto las cerraduras como las llaves tienen una vida limitada. Otra circunstancia que puede pasarnos es que se nos rompa la llave al abrir o cerrar la puerta.

Ante esta circunstancia, lo primero que tenemos que hacer es mantener la calma e intentar ver si con la ayuda de unas tijeras de punta fina o un clip podemos ir sacando poco a poco el trozo de llave de dentro de la cerradura. En este caso hay que tener muchísimo cuidado de no forzar la cerradura intentando sacar el fragmento de llave y si vemos que no podemos, deberemos llamar a un cerrajero.

Pero, ¿y si esa llave es la única que tenemos? ¿Podemos hacer una copia? Los Cerrajeros de San Juan de Alicante nos dicen que no hay ningún problema en hacer una copia de una llave que se ha roto. Y, puestos a hacer copias, hagamos una de recambio para las urgencias…

La cerradura se ha atascado

En relación con la situación antes descrita, puede ser que la llave se rompa porque la cerradura se ha atascado y no gira como debiera. Por lo tanto, si al girar la llave observamos que no gira, es muy importante que no forcemos para abrir la cerradura, puesto que romperemos la llave.

Cuando se produce esta situación lo más posible es que el bombín se haya averiado. Podemos intentar hacer algo de juego para ver si se desatasca y, como hemos dicho, sin aplicar excesiva fuerza para no romper la llave. Si el problema persiste, no habrá otro remedio que avisar a un cerrajero.

Ante todas las situaciones descritas, el mejor consejo es no intentar nosotros “jugar” a ser cerrajeros, porque podemos estropear mucho más las cosas y convertir algo sencillo para un cerrajero en tener que acabar en una reparación más grave.

COMPARTIR: