14 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Federación del taxi considera que la medida no tendrá impacto en los afiliados del gremio porque son "dignos"

Los VTC superan las ocho mil licencias en la capital de España y comienzan a incorporar a taxistas en su flota

Los taxis de Madrid pueden incorporarse a Cabify desde la semana pasada.
Los taxis de Madrid pueden incorporarse a Cabify desde la semana pasada.
Las VTC rompen un nuevo record en Madrid, al cierre de la primera mitad del año se han registrado un total de 8.033 vehículos de Uber y Cabify, lo que posiciona a la capital como la ciudad con mayor porcentaje de este tipo de transporte. El incremento se ha debido a los fallos por sentencias judiciales.

La subida de licencias para este tipo de vehículos ha sido de un 22,4% con respecto al cierre de 2018. Existen en la ciudad algo menos de dos coches de vehículo con conductor (VTC) por cada taxi. Sin embargo, como explica Eduardo Martín, presidente de Unauto VTC, no se trata de licencias nuevas, ya que la emisión está congelada desde 2015. La razón del aumento son las resoluciones judiciales de casos iniciados entre 2009 y 2015.

Martín explica que 2019 es un año de visados en el que se deben presentar las documentaciones de licencias y de vehículos. “Este tipo de revisiones permite encontrar casos  que ocurrieron antes de la prohibición y que hasta el momento no habían podido trabajar”.

El presidente de la patronal ha recordado que desde la emisión del BOE del 21 de noviembre de 2015, las licencias han estado totalmente paralizadas a nivel general, lo que ha impedido que crezca el número de permisos. Considera normal el crecimiento de las plataformas VTC como Uber y Cabify por permitir mejores experiencias al usuario.

Madrid acapara el 52% de los VTC de España.

Además, Martín agrega que medidas extraordinarias, como las tomadas por la Generalitat de Catalunya de establecer tiempos de contratación atentan contra la libertad de los usuarios. Ante los problemas en algunas comunidades, Madrid ha acaparado el 52% del total de vehículos de España.

Por su parte, Jesús Fernández, vicepresidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, asegura que el aumento no es algo que llegue por sorpresa. “Nosotros ya conocíamos esta información, se trata efectivamente de procesos judiciales de licencias otorgadas durante el periodo de no regulación de vehículos VTC”. Desde la Federación esperan que pronto el aumento frene y que el límite de VTC en la ciudad llegue a la línea de los 9.000, que son los datos que manejan los taxistas.

Cabify incorpora al taxi

La semana pasada Cabifiy estrenó un nuevo servicio que incorpora a los taxis a su flota de servicio. A diferencia de los vehículos de transporte convencionales, los taxis no llevarán distintivo y no cobrarán un precio precontratado, sino que el pasajero podrá observar una estimación del coste del viaje, pero deberá pagar lo que indique el taxímetro.

Con esta medida Cabify ha dado salida a una macroempresa de transporte integral que incorpora taxis y VTC. La empresa considera esta medida una ventaja competitiva para los taxistas y las VTC que podrán compartir plataformas cómodas para los usuarios.

La iniciativa ha sido bien recibida en la patronal UNAUTO, Eduardo Martin, aunque no emite opinión concreta sobre Cabify, acepta que cualquier medida que beneficie a los usuarios es buena. “Lo que no es normal es un grupo de empresarios que este empeñado en no mejorar y castigar a los ciudadanos con un solo tipo de servicio”.

Por otro lado, el vicepresidente de la Federación Profesional del Taxi toma la medida como “mediática” y no cree que tenga mucha repercusión en el sector. Jesús Fernández recuerda que “la medida ya había sido anunciada en ciudades como Santander y resultó ser totalmente falso, porque solo dos o tres taxistas se habían afiliado al sistema”.

Fernández añade que: “Hasta donde sabemos 100 conductores se han unido en Madrid según Cabify, no creemos que se supere esa cifra porque el sector del taxi  es digno”. Considera que “la mayoría de los taxistas no quiere que el nombre del taxi se vea mancillado por cosas como los precios por demanda”.

Aunque no existe una legislación determinada para esta modalidad, Cabify espera que si se llega a producir, los taxistas afiliados tengan ya una ventaja competitiva con respecto a otros servicios de transporte.

COMPARTIR: