07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La distribuidora de Juan Roig es cuestionada por el peso de sus alimentos envasados y, además, ha sido denunciada por limitar el aceite de girasol

Mercadona enfada a la clientela al retirar sus cupones y eliminar productos de sus marcas blancas

El Cierre Digital en
/ Supermercado Mercadona.
La distribuidora alimentaria española Mercadona está enfadando a su clientela con una serie de prácticas que consideran no beneficia al comprador. Entre ellas, la retirada de algunos productos de marca blanca (Hacendado, Deliplus o Compy) o el rechazo de cupones como método de pago a pesar de las promesas de algunos de sus proveedores.

Arrecian las críticas contra Mercadona por su decisión de retirar varios productos de sus marcas blancas (Hacendado, Deliplus o Compy). La distribuidora de alimentación también está recibiendo 'fuego amigo' por las dudas que existen sobre el peso de algunos de sus productos envasados, principalmente la fruta. 

A la compañía liderada por Juan Roig también le afean su decisión de aceptar como pago los cupones de descuento que ofrecen algunos de sus proveedores. "Hemos dejado de aceptar los cupones como medio de pago. Esta decisión se ampliará progresivamente a todas las tiendas de la cadena", aseguran. 

Mercadona podría ser denunciada como lo ha sido por limitar a los consumidores el número de unidades de aceite de girasol que pueden adquirir en cada compra. Ha sido FACUA quien la ha llevado ante la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid, la Direcció General de Comerç de la Generalitat de Catalunya, la autoridad de comercio andaluza, y el Servicio Territorial de Comercio y Consumo de la Comunidad Valenciana. 

Decepción

Mercadona continúa fuerte pero sus agresivas políticas empresariales y comerciales parecen estar pasándole factura. A la distribuidora se la acusa de plagiar productos, comprar alimentos en el extranjero y hacerlos pasar por autóctonos, y de tener una política laboral "sectaria", según algunos sindicatos. 

La compañía redujo sus beneficios un 6% en 2021 tras haber ganado 680 millones de euros, que es una cifra muy por debajo de las previsiones de Roig. Esta caída es paradójica porque Mercadona vendió un 3,3% más que en el pandémico 2020, pero sus márgenes se han reducido

¿Copia a la vista?

El supermercado de Juan Roig lo ha vuelto a hacer. Mercadona, que arrasa entre sus clientes con su marca de cosmética y belleza Deliplus, está en boca de todos porque ha conseguido clonar la colonia que usan muchas influencers y famosas, entre las que se encuentran la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Juan Roig, presidente de Mercadona.

La fragancia original es Nanos, una colonia con aroma de melocotón, rosa azahar y otras esencias del Mediterráneo. Tiene bajo contenido en alcohol y es hipoalergénica, con lo que es apta para todo tipo de pieles. El formato de 100 ml tiene un precio de 22,90€. Sin embargo, Mercadona ha logrado elaborar una fórmula muy similar con una precio cinco veces inferior al original, 4,50 euros.

Simply Flowers, la fragancia de Mercadona

La eau de toilette de Mercadona, Simply Flowers, tiene cinco propuestas distintas, aunque la que se está convirtiendo en un éxito de ventas es la de olor a azahar. Con fragancias amaderadas y de flor de naranjo, huele a bergamota, jazmín, hojas verdes, madreselva y, por supuesto, azahar. Con un fondo de sándalo, ámbar y musk blanco, esta colonia ha conquistado el olfato de todo el mundo.

Por otra parte, también es posible encontrar Simply Flowers en su versión de peonía, más floral; de rosa, también floral y con fondo de sándalo y vainilla; de violeta, que combina este olor con las rosas, peonías y vainilla de jardín; y de jazmín, combinada con peonía, lirios, madera de cashmere… En resumen, Mercadona ha puesto a la venta cinco fragancias para poder llegar a todos los públicos.

Con este nuevo superventas, el supermercado de Juan Roig vuelve a consagrarse como referente en cuanto a cosmética y belleza low cost.

Las polémicas de Mercadona

Hace apenas unos meses, a Mercadona le llovían las críticas por su política comercial. Los consumidores denunciaban entonces que la cadena valenciana de supermercados vendía "anchoas del Cantábrico" a pesar de que en el etiquetado se especifica que el producto se ha elaborado en Marruecos.

Una estrategia que difiere de su discurso orientado al producto de proximidad y de origen nacional y que desde la propia compañía de Juan Roig, según consta en su página web, excusan en la normativa de etiquetado, que establece que "se debe indicar la información del lugar de envasado independientemente del origen de la materia prima".

COMPARTIR: