26 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La ministra Reyes Maroto viajó a la isla con el propósito de defender las inversiones de empresas como Melià, H10, Iberostar o Barceló

El Gobierno luchará en Cuba por los intereses de los hoteles españoles para evitar otro desastre en el sector turístico

La ministra en funciones, Reyes Maroto, en Cuba para ayudar a los empresarios españoles
La ministra en funciones, Reyes Maroto, en Cuba para ayudar a los empresarios españoles
El Gobierno en funciones de Pedro Sánchez ha enviado a Cuba a la ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto, para dejar claro a EEUU su rechazo total a la aplicación de la Ley Helms-Burton y apoyar a las empresas españolas que ya comercian o invierten en la isla caribeña. La polémica norma estadounidense amenaza seriamente a las compañías turísticas españolas en Cuba.

Era una amenaza que pendía sobre el sector turístico español que hace negocios en Cuba desde hace décadas. La polémica ley Helms-Burton aprobada por Estados Unidos en 1996 bajo el mandato de Bill Clinton incluye sanciones económicas y en su título III permitía reclamar ante la justicia estadounidense propiedades nacionalizadas en la isla después de 1959, cuando llegó al poder Fidel Castro. Sin embargo, ante una posible llegada masiva de demandas contra Cuba y para evitar una guerra comercial con la UE, todos los Gobiernos estadounidenses han ido suspendiendo el conocido título III.

España lidera el sector turístico en Cuba.

Trump y su cerco a Cuba

Pero hace unas semanas, y coincidiendo con la crisis política en Venezuela, el presidente de EEUU, Donald Trump, endureció un poco más sus sanciones sobre la economía cubana. En primer lugar, prorrogó solo un mes (en lugar de los seis de siempre) la suspensión de ese Título III para presionar más a  La Habana. Y por último marcaba el 2 de mayo como fecha límite en la que entraría  en vigor la Ley Helms Burton.

Según las previsiones del Gobierno estadounidense, los edificios afectados podrían ser al menos seis inmuebles que hoy albergan establecimientos turísticos de Iberostar, otros 11 de Meliá (incluyendo los Paradisus) y los cuatro  de H10.

España es una gran potencia turística y por ello el Gobierno ha volado hasta Cuba para defender y atender a las empresas españolas que operan en la isla caribeña. También a aquellas que están interesadas en hacer negocios por primera vez. Así lo confirmó  la ministra de Industria y Turismo en funciones, Reyes Maroto, tras una reunión mantenida  en La Habana con un centenar de empresarios que operan en Cuba. Maroto confirmó que el Gobierno llegará hasta las últimas consecuencias en la defensa de los “legítimos intereses” de las compañías que han apostado por Cuba, aunque ello implique que se desate una guerra comercial entre la Unión Europea y EE UU.

España, líder turístico en Cuba

España lidera el sector turístico en Cuba. Las empresas españolas administran dos de cada tres de las 75.000 habitaciones disponibles en la isla. Y de las 21 administraciones hoteleras a cargo de empresas extranjeras, 10 son españolas: Meliá, Iberostar, Barceló, Blau o NH son los principales.  

El panorama puede ser oscuro para las empresas hoteleras en Cuba. 

Por ello, España ha previsto un plan para evitar el impacto: la apertura de un fondo de 375 millones de euros para apoyar las inversiones y operaciones comerciales de los empresarios españoles. También se crearán dos puntos de asistencia, en España y otro en La Habana para informar a los empresarios españoles sobre esta ley extraterritorial y de los mecanismos de protección al que pueden acogerse.

Y es que la polémica ley Helms Burton ya ha permitido a los primeros reclamantes norteamericanos y cubanoamericanos interponer demandas ante tribunales de EE UU contra empresas extranjeras que tendrían  bienes expropiados.

Cuba puede salir muy perjudicada de este trance. El turismo es su principal recurso económico y en él, la participación extranjera es elevada. De las 75.000 habitaciones que hay en la isla, 45.000 son gestionadas por cadenas extranjeras.

COMPARTIR: