23 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Microsoft: un valor seguro entre las empresas de alta tecnología

En el mundo de las tecnológicas, Microsoft ocupa un lugar destacado junto a otras empresas como Apple, Facebook o Google. Pero hay diferencias que hacen que las acciones de Microsoft sean muy atractivas, y es la enorme diversificación de negocio que le hace especialmente más estables incluso en momentos cíclicos negativos.

Aunque empresas como Google o Facebook han buscado diversificarse, siguen dependiendo enormemente del consumidor final, lo que les hace ser especialmente cíclicas. Por el contrario, Microsoft desde sus orígenes hace 45 años siempre ha tenido una vertiente doble: empresarial y consumidor, con una diversificación de negocios que le ha hecho más fuerte, más rentable y mejor preparada para los embates del mercado.

Los puntos fuertes de Microsoft

 

La diversificación de negocios y la apuesta por segmentos muy rentables, tanto desde el punto de vista business to business al business to consumer, son clave para la empresa de Bill Gates. Así, por ejemplo, aunque sea muy conocida su exitosa apuesta por un sector 100% consumo como es el de los videojuegos a través de la XBOX, no ha dejado de progresar de forma vertical en el segmento de los negocios.

Así, aunque el consumidor pueda relacionar exclusivamente a One Drive como el servicio en la nube de Microsoft, lo cierto es que este es solo para consumidores y pequeños profesionales o empresas. Si se quiere servicios avanzados de gestión en la nube, Azure de Microsoft se ha convertido en una de las soluciones más potentes en el mercado.

Perspectivas de futuro

Pero si inviertes en acciones de Microsoft tienes que tener en cuenta no solo su diversificación presente y generación de beneficios, también, especialmente, por su apuesta en el futuro en el que seguirá siendo una empresa líder.

Sectores como la inteligencia artificial, el big data o internet de las cosas tendrá una posición fundamental y lo tendrá desde el punto de vista de las soluciones -software- como de la infraestructura -hardware-.

Así, aunque siempre en las empresas tecnológicas exista un riesgo algo mayor de llegada de nuevos operadores, su posición de liderazgo en la nube e inteligencia artificial genera seguridad para los inversores. A esto se une la compatibilidad de negocio con otras grandes empresas tecnológicas como Apple. De hecho, ha sabido ver como es mejor una alianza que una rivalidad que no llevaba a ningún sitio a las empresas. La apertura de programas tan conocidos como importantes como Office para dispositivos de Apple más allá de los ordenadores (iPhone e iPad) ha sido todo un éxito del que se han beneficiado ambas partes.

A todo esto, hay que añadir la elevada rentabilidad que actualmente ofrecen los títulos de Microsoft y no estar muy endeudada. En definitiva, una de las mejores opciones de presente y futuro.

COMPARTIR: