28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las empresas de entre 50 y 100 trabajadores tienen hasta marzo para aprobar sus planes de igualdad

Las organizaciones de entre 50 y 100 trabajadores tienen hasta el próximo 7 de marzo de 2022 para que aprueben su plan de igualdad en la empresa, de lo contrario, deberán enfrentar graves sanciones económicas.

El plan de igualdad es un conjunto de medidas de cumplimiento obligatorio que buscan eliminar la discriminación por motivo de sexo y que permiten lograr y garantizar la igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres en el empleo.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas (INE), son aproximadamente 12.000 empresas las que deben adoptar la medida, antes de la finalización del plazo de 3 años dado por el primer gobierno de Pedro Sánchez.

Plazos de cumplimiento

La Ley Orgánica 3/2007 prohíbe categóricamente la discriminación ocupacional entre hombres y mujeres, sin embargo, fue mediante el Real Decreto Ley 6/2019 que se establecieron modificaciones para la implementación de planes de igualdad, incluso en aquellas empresas cuya plantilla fuera de 250 a 50 trabajadores, lo que evidentemente extendía el cumplimiento de los planes a pequeñas empresas y PYMES.

En este sentido, para el 7 de marzo de 2020 las compañías de entre 150 y 250 trabajadores fueron las primeras en cumplir con el plazo de adaptación, seguidas un año después (7 de marzo de 2021) por las organizaciones con una plantilla de entre 100 y 150 trabajadores.

Es así, que el próximo 7 de marzo de 2022, después de un plazo de 3 años, la obligatoriedad del plan de igualdad debe ser acatada por empresas de entre 50 y 100 trabajadores, lo que quiere decir que aquellas que todavía no lo han hecho, tan solo tienen un par de meses para que aprueben sus planes.

Muchas de las empresas cuya plantilla es de entre 100 y 50 trabajadores están conformadas en su mayoría por mujeres (educación y asistencia en establecimientos residenciales), por lo que la implementación de planes de igualdad es necesaria.

¿Qué pasa si las empresas no aprueban el plan de igualdad?

El objetivo principal de los planes de igualdad es detectar, diagnosticar y eliminar cualquier tipo de brecha de desigualdad o discriminación que pudiera existir dentro de una organización por razón de sexo.

Por ejemplo, en algunas empresas las mujeres no pueden ocupar puestos de poder, solo por el hecho de ser mujeres. Asimismo, suele haber una diferencia salarial importante entre los empleados de sexo masculino y las empleadas de sexo femenino.

Estos y otros actos discriminatorios son los que se pretenden eliminar con la implementación de un plan de igualdad, por lo que su aprobación es obligatoria. De no cumplirla, la empresa debe enfrentar sanciones económicas que van desde los 751 euros hasta los 7.500 euros, que además, pueden multiplicarse en caso de que la autoridad laboral previamente haya advertido a la compañía acerca de la implementación del plan y esta no lo haya acatado.

En el mismo orden de ideas, según datos aportados por el Ministerio del Trabajo, para el año 2021 la autoridad laboral realizó más de 2.200 procedimientos, los cuales dieron como resultado más de 160 sanciones, una cifra bastante alta, tomando en cuenta que para el 2020 solo hubo 38 sanciones por incumplimiento o irregularidades. Esperemos que para 2022 las cifras de empresas sancionadas disminuyan.

COMPARTIR: