28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los sindicatos exigen que se mejore la situación laboral de la plantilla para evitar la migración del personal más cualificado al sector privado

Las duras condiciones a los trabajadores provoca la fuga masiva de talentos del ICO

Instituto de Crédito Oficial.
Instituto de Crédito Oficial.
“Los técnicos y administrativos del ICO queremos cobrar el salario que tenemos reconocido en nuestra nómina, como el presidente, los directores, los subdirectores, y jefes de áreas. Ni más ni menos” , defiende Miguel Ángel Rozas Sanz, delegado sindical CSIF, con 29 años en el Instituto de Crédito Oficial (ICO). La negativa a la reducción de la jornada laboral a 37,5 horas, al teletrabajo, y a la mejora del salario laboral, provoca que el ICO se quede sin personal profesional cualificado.

El ICO, Instituto de Crédito Oficial, adscrito al ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a día de hoy es la única entidad financiera controlada por el Estado. Su plantilla, de cerca de 300 personas, lleva tiempo descontenta por sus condiciones laborales, lo que está provocando una "una fuga de talento en el Instituto", según indica CSIF, uno de los sindicatos mayoritarios del sector público.

Miguel Ángel Rozas Sanz, delegado sindical CSIF, con más de 29 años de experiencia laboral en el ICO declara: "La gente está muy preparada, pero se va cansando. Para que se fuesen 5 personas podría pasar una década. Y ahora se está yendo un 4% y 5% de los empleados al año… Y la deuda sube a 2 millones de euros. Porque aquí no hay un sistema de desarrollo digno. Es una jornada laboral irracional, sigue una cultura presentista. Se han quedado anclados en el pasado. No se actualizan con el nuevo sistema laboral tecnológico. Por otro lado, por convenio del ICO, tendríamos derecho a la reducción de horas de la jornada laboral y el teletrabajo en la actual situación de pandemia que estamos viviendo en Madrid, y nunca se quiso dar.”

Entre las condiciones laborales que denuncian sus trabajadores, se encuentra la falta de acceso al teletrabajo, medida que se impuso en su totalidad al sector público ante la pandemia del COVID-19 y que el ICO no les concede. Pero también, la negativa de instaurar la jornada de 37,5 horas, como tienen el resto de entidades públicas estatales, y la alta deuda que tiene el banco del Estado con sus empleados, a los que no realiza el pago de las nuevas categorías profesionales que tienen consolidadas por convenio.

Según el CSIF, estas circunstancias empujan a muchos de sus trabajadores a buscar otras alternativas laborales, teniendo un efecto negativo para el desarrollo interno de una administración pública crucial para el progreso y la gestión del resto de empresas en España. 

Explica, el delegado del sindicado ante la situación: "La gente joven que entra preparada, espera un sistema de trabajo diferente, y termina decepcionada. Por eso se va a otras empresas públicas, que allí por lo menos tienen las categorías claras. Aquí esas categorías no están bien establecidas, porque no se están pagando. Somos tan sólo unos 300 empleados, de las pocas bancas públicas que quedan en España”

Los sindicatos luchan para que, en breve, se cambie la política laboral del Instituto, favoreciendo la conciliación e igualando las condiciones laborales a las de otros empleados públicos, que garanticen un entorno laboral óptimo para los profesionales administrativos de esta entidad publica. 

La fuga de talentos, ¿cómo frenarla?

No sólo la plantilla del ICO tiene que hacer frente a nuevas alternativas laborales más equitativas y justas, miles de empresas y trabajadores han sufrido los los daños colaterales de la fuga de talentos. 

La fuga de talento consiste en la migración del personal más cualificado de las empresas, de un sector o campo concreto, debido a diferentes motivos. La falta de reconocimiento de la valía y formación de los trabajadores, la ausencia de condiciones dignas para desarrollarse a un nivel profesional y laboral óptimo, es lo que les motiva a buscar otras alternativas.

"El ICO es una de las administraciones públicas con más responsabilidad administrativa y económica de nuestro país, por ello, necesita tener personal cualificado, ya que miles de entidades dependen de la gestión que realizan", afirma el sindicato.  

Los profesionales de ICO exigen mejores condiciones salariales, perspectivas laborales con mayores recursos y la reducción de la jornada laboral. Están todavía a la espera de la aprobación de una mejora de sus condiciones laborales por parte del Ministerio de Economía y Hacienda y CECIR para que la situación cambie. 

COMPARTIR: