24 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La startup española miResi encuentra en la llegada de la vacuna a las residencias una oportunidad para seguir mejorando el sector

Los datos más recientes en España, a fecha de 12 de marzo, sumaban otros nuevos 2.874 casos de personas con coronavirus. En total, desde el principio de la pandemia, Sanidad ha informado de 3.200.024 casos totales y 72.565 fallecidos. Actualmente, España se encuentra en un nivel de riesgo medio, establecido en base a la incidencia acumulada en los últimos catorce días, pero aún está muy por encima de los llamados objetivos de seguridad.

Las últimas semanas han estado fuertemente marcadas por la campaña de vacunación, la cual tiene el objetivo de prevenir la enfermedad y disminuir la gravedad y mortalidad de la misma, así como de mermar el impacto de la pandemia. Todos los sectores de la sociedad se han visto afectados por la crisis del Covid-19 y, por ello, la llegada de la vacuna es un gran soplo de esperanza para la población.

Actualmente, ya hay unas 1.728.537 personas vacunadas con ambas dosis, lo que representa un 3,68% de la población, y unas 5.742.218, que han sido administradas con la primera dosis, y están esperando a la segunda. Dado que las dosis son limitadas, se ha establecido un orden de prioridad que, poco a poco, se va ampliando al resto de la población. Los primeros grupos en vacunarse han sido el personal sanitario y sociosanitario en residencias de mayores, así como todos los residentes de estos centros.

Las residencias de ancianos han sido los lugares más afectados por la crisis del coronavirus. Hace un año, los centros de la tercera edad cerraron sus puertas para evitar la propagación del virus y cuidar de sus residentes. Con la llegada de la segunda ola, estos centros fueron el lugar donde se produjeron la mitad de las muertes por coronavirus a nivel nacional y, por tanto, han sido los primeros en la estrategia de vacunación.

La vacuna contra la Covid-19, que llegó a las residencias de ancianos el pasado 27 de diciembre, parece ser el principio de la luz al final del túnel. Con la llegada de las primeras dosis y, en algunos sitios, las segundas, los centros de mayores están relajando las medidas, en base a las cifras y las circunstancias de cada centro y cada comunidad. Después de un año sin poder salir y sin apenas poder recibir visitas, los mayores están empezando a salir de los centros con más ganas que nunca.

En algunos geriátricos las salidas y visitas siguen suspendidas, pero otros están empezando a abrir sus puertas, tanto para que las familias puedan ir a visitar a sus mayores, como para que los mayores puedan salir del centro. A finales del pasado mes, varios geriátricos empezaron a reabrir, organizando actividades que permitieran a los ancianos volver a la “nueva normalidad” de manera segura.

En Tarragona, 50 residentes de una residencia, divididos en dos unidades de convivencia, pisaron de nuevo la playa después de un año. El ayuntamiento puso a disposición de los ancianos un tren que les transportó desde la residencia hasta la playa. En Madrid, el Teatro EDP de Gran Vía ofrecía, de manera gratuita, una sesión de teatro para los mayores ya vacunados. La alegría y felicidad se podía ver en las caras de todos, que, vestidos con sus mejores galas, acudían encantando al espectáculo. Del mismo modo, en Zaragoza, 12 residentes de un centro de mayores realizaban una visita a la Virgen del Pilar.

La startup española, miResi, es consciente de la situación tan difícil por la que han pasado las residencias, mayores y familias. Como consecuencia de ello, nació a finales de 2020 con la intención de dar respuesta a la situación en la que se encontraba el sector, amplificada aún más por la crisis del coronavirus. Mediante un servicio eficaz y personalizado, ayudan a las familias a encontrar la residencia de mayores más adecuada, en un momento donde estos centros han sido los lugares más vulnerables.

La crisis del Covid-19 ha puesto de manifiesto las carencias del sector de las residencias en España. Pero también ha servido para comprender las dificultades con las que las familias se encuentran a la hora de buscar una residencia de ancianos. Por ello, la llegada de la vacuna supone para miResi, una oportunidad de seguir mejorando el trabajo y la calidad del servicio que ofrecen. El equipo de jóvenes profesionales trabaja, día a día, para mejorar la transparencia del sector, por su digitalización, así como por mejorar la relación entre todos los agentes que componen el sector, desde residencias, familias, mayores, hasta hospitales.

Para más información

Paula Méndez| paula@baculum.es | +34 618 575 948 | https://miresi.es/

COMPARTIR: