17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los errores más comunes a la hora de traducir un CV

Cada vez son más los españoles que buscan una oportunidad de trabajo lejos de nuestras fronteras. Las razones por las que deciden dar este paso pueden ser muy variadas, desde la falta de oportunidades dentro de nuestro mercado laboral hasta buscar un trabajo “puente” que mejore nuestro perfil profesional. En todo caso, se trata de una oportunidad en la que, en un mercado cada vez más competido hay que hacer las cosas muy bien, empezando por presentar un CV que impacte y comunique todo lo que ofrece tu candidatura.

Por todo ello la traducción de CV es un punto clave, no solo se trata de hacer la mejor presentación posible, también especialmente de no cometer errores de traducción que conlleve a que nuestra candidatura sea rechazada de forma casi automática. Por todo ello, os dejamos algunos de los puntos clave que debes tener en cuenta.

No adecuar nuestro CV a la realidad de cada país

Aunque sea a países cercanos las diferencias en la forma de dirigirse, en la consideración de la formación o de la experiencia puede ser muy importante. Por ello es vital que a la hora de ponernos en marcha en la traducción observemos otros CV, veamos equivalencias en niveles de estudio y elementos que puede que en España no sean tan necesario o al menos opcionales y en otros lugares obligatorios como una carta de presentación. Pongámonos siempre en el lugar de quien va a recibir el currículo.

Utilizar traductores automáticos

Si tu nivel de idioma no es suficiente ponte siempre en manos de profesionales a la hora de traducir tu CV. Usar traductores automáticos como el que ofrece Google puede ser el peor de los errores.

Este tipo de herramientas, aunque hayan mejorado en los últimos años, comenten fallos enormes, especialmente a la hora de situar el contexto de cada frase con lo cual lo más probable es que se cometan errores de bulto que muestren escaso conocimiento en el idioma del país en el que vas a trabajar y, por supuesto, dejadez o mala imagen como candidato.

Limitaciones en vocabulario

Aunque nuestro nivel en otro idioma sea lo suficiente para manejarte con soltura puede que no lo sea tanto para mostrar una riqueza de vocabulario amplia, usando sinónimos o sencillamente palabras más adecuadas para expresar tu experiencia o formación.

Tómate tu tiempo a la hora de realizar el currículo y, por supuesto, cuenta también con la ayuda profesional para mejorar su aspecto final.

Siempre personaliza tu CV

Si crees que hacer el esfuerzo en tener un CV en otro idioma bien traducido, redactado y diseñado es suficiente te equivocas. Personalizar el mensaje a quién vayas a dirigirte es un paso cada vez más importante.

Por ello, tener un CV “maestro” es el inicio en el que luego debes personalizar tu mensaje, procurando, aunque sea sutilmente, poder mostrar conocimiento de la organización en la que quieras trabajar, del puesto específico de trabajo, etc.

El CV es la llave para un proceso que suele conllevar otras formas de evaluación como son las entrevistas, por todo ello, tómate siempre tu tiempo y ayuda para conseguir la mejor de las “presentaciones” de tu formación y experiencia que te permita alcanzar tus metas laborales en otro país.

COMPARTIR: