05 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Carpas industriales como naves prefabricadas

La flexibilidad es un punto esencial para cualquier empresa. Poder adaptar costes y capacidad de producción es fundamental para aprovechar las oportunidades de crecimiento en cualquier negocio sin que por ello se pierda eficiencia. Muchas veces pensamos que esta flexibilidad y capacidad de adaptación la podemos encontrar solo ajustando o aumentando costes como personal, alquilando equipos o vehículos… y es mucho más compleja si por una oportunidad temporal tenemos que acometer otro tipo de gastos. Pero también la podemos conseguir creando espacios de trabajo con todas sus prestaciones, la máxima calidad y adaptada a cualquier necesidad, gracias a las carpas industriales como las que ofrece Alaves HTT.

Las ventajas de las carpas industriales

Esta capacidad de adaptación que hemos hablado ya anteriormente requiere que seamos rápidos en los tiempos de ejecución: Nuevos pedidos, incrementos de demanda y por tanto de producción, necesidades mayores de almacenamiento… en todos estos casos el tiempo es vital y la mejor respuesta la encontramos en fabricantesdecarpas.com con la que evitas procesos largos de construcción, con otra enorme ventaja, el ahorro de costes.

Pero esta mayor rapidez y adaptabilidad no es sinónimo de tener que aceptar cualquier tipo de estructura, de tener un tipo de carpa industrial ya fabricada y tener que adaptarse a esta “rigidez”, todo lo contrario, se adapta a tus necesidades. No hay que preocuparse de nada. Las carpas industriales se fabrican en un taller con los mejores materiales y luego un equipo especializado la instala consiguiendo una solución a medida.

Y es que, estas necesidades no solo cubren unos determinados metros cuadrados de superficie sino lo hacen acorde a lo que la empresa necesite con los distintos acabados que demandes (por ejemplo, es distinto tener una zona de almacén que otra área cuyo fin sea una oficina), y eso se consigue gracias a cubrir la totalidad del proyecto, desde la herrería, la carpintería o la tapicería, cuidando cualquier detalle. Todo ello fabricado con la máxima calidad que garantiza la durabilidad de todos los productos.

¿Comprar o alquilar?

Además del ahorro en tiempo y costes, una cuestión clave de cualquier proyecto de ampliación es su duración. En todo proyecto hay que determinar cuando se amortizará, es decir se cubrirá, los costes para ver si los ingresos que se consigan se convierten en beneficio. Por ello, para un proyecto temporal es más rentable alquilar, ya que el coste global será menor, pero en el largo plazo lo es comprar, ya que a mayor tiempo más rentabilidad conseguimos, ya que una vez pagada, los costes de mantenimiento son muy reducidos.

Ambas opciones son posibles con las carpas industriales, en las que incluso puedes alquilar cuando lo necesites, aunque sea de forma recurrente a lo largo de los años (por ejemplo, si tienes alguna feria o evento anual).

En definitiva, te encuentras con una opción fácil y rápida, con la máxima calidad y durabilidad, para adaptarlo a cualquier necesidad. Lo podrás adaptar a cualquier tipo de negocio o terreno disponible, ya sea un solar en tierra, asfalto o hormigón. Y lo más importante con los acabados que necesites según el fin de cada negocio. El resultado es que un coste que considerabas fijo deja de serlo y puedes aprovechar mejor cualquier tipo de oportunidad para hacer crecer tu empresa.

COMPARTIR: