24 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Una profesión de primera necesidad… y de futuro

Los trabajos relacionados con la peluquería y la estética están en auge debido a las tendencias de personal branding y a la industria del entretenimiento. A esto se une que estos servicios han sido considerados como actividad esencial en el Estado de Alarma en España

La pandemia ha tenido consecuencias en todos los ámbitos de la sociedad y en todos los sectores profesionales. Y, algunas de ellas, han sido realmente sorprendentes para una parte de la sociedad que desconocía el valor que tienen algunas profesiones en nuestro día a día cuya importancia había pasado desapercibida. Una importancia que ha ido creciendo en los últimos años debido a los nuevos hábitos que se han ido configurando tanto desde el punto de vista personal como profesional.

En este grupo encontramos la profesión de peluquería y maquillaje. Al respecto, las peluquerías fueron consideradas por el Gobierno como una actividad económica esencial cuando Pedro Sánchez decretó el primer Estado de Alarma en España. Para hacerlo, el responsable político alegó motivos de higiene y de salud, principalmente para las personas mayores.

Gracias a esta edición muchos profesionales han podido mantener abiertos sus comercios e incluso pudieron acudir a los domicilios de los clientes que, con problemas de movilidad algunos, recibieron cuidados relacionados con el lavado del pelo y el corte del mismo. Una situación que ha convertido el sector de la peluquería en una buena opción para encontrar un puesto de trabajo en Madrid y para lo que es necesario formarse en una escuela de peluquería Madrid.

Pero la catalogación de actividad esencial no es el único motivo por el que cada vez son más las personas que deciden formarse en el campo de la peluquería, el maquillaje y la estética en general. Otras tendencias también han impulsado una industria que, a pesar del impacto de la crisis, promete un futuro positivo para los profesionales de la peluquería y el maquillaje.

La industria del cine y el entretenimiento

El desarrollo de la industria cinematográfica en España gracias a la implantación y consolidación de plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime está impulsando el negocio audiovisual y, por tanto, el rodaje de producciones en España. Una realidad para la que es necesario contar con profesionales y peluqueros de calidad para poder atender  y maquillar a los personajes de películas y series.

Esta situación va a mejorar en los próximos meses debido a la reciente decisión de la Unión Europea por la que obligará a estas plataformas de streaming internacionales a dedicar un mínimo de sus presupuestos al rodaje de producciones nacionales, lo que implica una mayor cantidad de mano de obra cualificada y personas formadas con un curso de barbería Madrid para poder adecuar a los actores a los diferentes personajes.

Los profesionales de peluquería son muy demandados por las productoras que, además, exigen a los profesionales tener una buena técnica para poder generar grandes proyectos como pueden ser pueden ver en series de época como  'Los Bridgerton'.

El impacto de internet y el personal branding

Además de estas grandes producciones, Internet también ha tenido un impacto en la demanda de profesionales relacionados con el ámbito de la peluquería. Los famosos influencers y youtubers son cada vez más profesionales y tienen que cuidar su imagen lo máximo posible para tener una buena presencia y mejorar el engagement con sus seguidores.

En este sentido, cada vez son más los influencers los que requieren los servicios de peluquería y estética, así como de asesoría de marca. Todo con el objetivo de mejorar su presencia en internet y en las redes sociales, donde prima por encima de todo la imagen y donde se abre una oportunidad para los peluqueros profesionales y bien formados.

Escuela de formación de prestigio

En Madrid, la Universidad Provalliance es líder en Europa en la formación  profesional de peluquería masculina y femenina, así como de maquillaje. Con más de 3.500 salones en todo el mundo y presencia en más de 35 países, los profesionales de este centro formativo tienen la misión de “prepararte para la alta peluquería y lanzar tu carrera profesional”, tal y como explican desde la propia compañía.

La Universidad tiene más de 50 años de experiencia en gestión de salones y más de 40 años en formación, unos datos que le han permitido desarrollar una metodología única con la que, una vez terminada la formación, “el estudiante saldrá 100% capacitado para trabajar y diferenciarse por una forma de operar exclusiva”, apuntan desde la Universidad Provalliance.

Para conseguir este aprendizaje de éxito, los responsables del centro cuentan con plazas limitadas para no masificar las clases, mejorar el aprendizaje y, en estos tiempos, garantizar la distancia de seguridad. Además, los estudiantes se benefician de un plan de estudio organizado semana a semana para facilitar el aprendizaje de cada una de las materias y técnicas.

COMPARTIR: