27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde el 12 de enero de 2020 todas las empresas están obligadas a gestionar a los trabajadores en modo home office de acuerdo a esta nueva ley.

Así es la regulación del teletrabajo en América Latina

A raíz de la pandemia, cada vez más organizaciones optan por esta modalidad. Sin embargo, con la reforma de esta ley, hay algunas cuestiones que necesitan respuesta, como cuando se considera que un empleado está haciendo teletrabajo, cuales son los derechos de estos trabajadores o cual es el salario adecuado para una persona que trabaja de forma remota. Sesame, por ejemplo, permite asignar actividades a tu plantilla y ver en tiempo real qué es lo que están haciendo.

En México, la Ley del Teletrabajo entró en vigor el 12 de enero de 2020. Desde entonces, todas las empresas están obligadas a gestionar a los trabajadores en modo home office de acuerdo a esta nueva legislación de empleo virtual. A raíz de la pandemia, cada vez más organizaciones optan por esta modalidad. Sin embargo, con la reforma de esta ley, hay algunas cuestiones que necesitan respuesta, como cuando se considera que un empleado está haciendo teletrabajo, cuales son los derechos de estos trabajadores o cual es el salario adecuado para una persona que trabaja de forma remota.

A primera vista, se puede entender que un trabajador remoto es aquel que realiza todas sus actividades en un lugar externo a la empresa. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Si, por ejemplo, uno de tus empleados está en la empresa y a veces trabaja desde su casa, también puede ser considerado como trabajo a distancia. Según la Ley del Teletrabajo, se considera teletrabajo cuando tus empleados trabajan el 40% del tiempo fuera de las instalaciones de la empresa. Cuando se alcance ese límite, debes cumplir con lo que diga dicha ley.

Si se que identifica a alguien del departamento de RRHH que trabaja más del 40% del tiempo de forma remota, automáticamente se le considera como empleado a distancia. En cuanto al salario del trabajador la Ley del Teletrabajo dice que se le tiene que pagar igual. Aunque el trabajo no sea dentro de la empresa, su salario se mantiene intacto. Al igual que de forma presencial, debe de definirse una fecha y un método para pagarle a tus trabajadores remotos. Si se le garantiza que se le pagará a través de un depósito en el banco y todos los días 15 y 30 de cada mes, se tiene que cumplir, si no, están en el derecho de demandar.

beneficios-inteligencia-artificial-recursos-humanos

La jornada laboral “normal” es de 8 horas al día en México. De forma presencial, un empleado llega a tu empresa y registra su entrada a las 8 a.m., y sale a las 4 p.m. (por ejemplo). En ningún momento se le pide que se quede más tiempo, a no ser que se le paguen horas extras. De forma remota esto se mantiene. Un empleado puede conectarse a las 8 a.m., hacer sus actividades, e irse a las 4 p.m. Después de esta hora, no es su obligación contestar mensajes o llamadas, o atender cualquier otro asunto relacionado con el trabajo. Uno de los problemas del teletrabajo es que puede hacer que algunos empleados lo lleguen a mezclar con su vida personal. Confunden los límites y ocasiona que no tengan claro cuándo trabajar y cuándo no. Por lo anterior, necesitas establecer un horario fijo para tus empleados remotos. O una cantidad fija de horas laborales diarias. Si dices que las jornadas son de 8 horas, asegúrate que tu personal solo trabaje ese tiempo.

Sesame, por ejemplo, permite asignar actividades a tu plantilla y ver en tiempo real qué es lo que están haciendo. Además, lleva automáticamente el recuento de las horas laboradas y de las horas extras. Incluso, los trabajadores pueden fichar desde ahí, lo que te da la posibilidad de controlar la abstinencia. Esto es todo lo que se tiene que saber sobre la Ley del teletrabajo y las obligaciones y responsabilidades que se deben de cumplir. Seguir esta reforma permitirá dar un trabajo digno y justo a todos los colaboradores en remoto.

COMPARTIR: