Carlos March Delgado ha cerrado su hoja de servicios para la familiar Banca March, que en 2026 cumplirá 100 años d...">Carlos March Delgado ha cerrado su hoja de servicios para la familiar Banca March, que en 2026 cumplirá 100 años d...">Carlos March Delgado ha cerrado su hoja de servicios para la familiar Banca March, que en 2026 cumplirá 100 años d...">Carlos March Delgado ha cerrado su hoja de servicios para la familiar Banca March, que en 2026 cumplirá 100 años d...">
Logo El Cierre Digital
Carlos March
ECONOMÍA

Carlos March deja la Banca March

El empresario de 78 años, que cedió la presidencia a su hijo en 2015, renuncia ahora como consejero.

Carlos March Delgado ha cerrado su hoja de servicios para la familiar Banca March, que en 2026 cumplirá 100 años de vida y ahora pierde a su consejero más emblemático (al haber presidido su Consejo de Administración entre 1974 y 2015). 

La compañía se deshace en elogios con el empresario de 78 años y asegura que bajo su mandato la Banca March "inició un giro estratégico para convertirse en entidad de referencia en banca privada y asesoramiento a empresas, proceso que se aceleró a partir de 2015 con el acceso a la presidencia de Juan March de la Lastra". 

El actual presidente de Banca March e hijo de Carlos, Juan March de la Lastra, dice que "el hecho de haber estado ligado 50 años a la entidad como accionista, presidente y consejero ha permitido que la filosofía centenaria y los valores fundacionales de Banca March se hayan preservado, implementado y supervisado". 

"Esos valores de largo plazo, sostenibilidad y crecimiento conjunto de clientes, empleados, accionistas y la sociedad han permitido crear un banco que compite con un modelo totalmente diferente en el sistema financiero español", asegura. 

El banco asegura haber acometido en los últimos años un profundo proyecto de transformación en el ámbito de personas, tecnología, digitalización y especialización que le ha permitido afrontar un reto estratégico "que se concreta en una ambición: convertirse en la entidad de referencia en banca privada y asesoramiento a empresas". 

El empresario deja su puesto como consejero dominical a Moisés Israel, consejero independiente desde 2014 que  deja a su vez el cargo en manos del nuevo fichaje Hilario Albarracín, expresidente de KPMG en España.

Nieto del 'último pirata del Mediterráneo'

Carlos March Delgado se marcha del banco fundado en 1926 por su abuelo, el histórico empresario balear Juan March Ordinas que hizo fortuna con las II guerras mundiales (al calor de Inglaterra y Estados Unidos), ejerció como diputado en los años veinte del siglo pasado, y editó periódicos republicanos de izquierdas (La Libertad) y derechas (Informaciones). 

March Ordinas hizo caja vendiendo misiles al banco marroquí en la guerra del Rif, fue encarcelado en periodo republicano por haber hecho turbios negocios con el dictador Miguel Primo de Rivera, financió a Franco (pagando el avión Dragón Rapide que llevó al militar desde Tenerife a Marruecos para llevar a éxito el golpe de Estado del 18 de julio de 1936) y por su dudosa ética fue bautizado como "el último pirata del Mediterráneo" por el dirigente catalán conservador Francesc Cambó. 

 

Juan March
Juan March. | El Cierre Digital

Tras la Guerra, fue conocido como 'el banquero de Franco', siguió haciendo negocios de dudosa legalidad, puso en pie la Fundación March para impulsar proyectos culturales y científicos, y en 1962 murió a los 82 años a cuenta de las heridas sufridas en un accidente de tráfico. 

Carlos March, entre los hombres más ricos de España

Tal y como recoge la lista de la Forbes el empresario Carlos March Delgado, hijo del banquero Juan March, es uno de los hombres más ricos de España, ya que ocupa el puesto número 33 con un patrimonio de 850 millones de euros. 

Alejandro de Santiago contó en Elcierredigital.com que Carlos March nació en Palma de Mallorca el 3 de agosto de 1945 y encabezó su promoción de Derecho en la Complutense en 1965. Carlos March Delgado es hermano de Juan March Delgado, Gloria March Delgado y Leonor March Delgado. 

Juan March Servera, padre de los hermanos March, falleció en 1973 víctima de un cáncer. Ese mismo año Juan (por entonces con 33 años de edad) y Carlos (con 28) cogieron las riendas de un grupo sumido en aquellos momentos en el desorden. Dicen que desde ese día Carlos es el corazón y Juan, el cerebro. 

En 1972 Carlos March Delgado se casó con Concepción de la Lastra Ramos-Paul. Ambos tuvieron tres hijos, Juan March de la Lastra, Juan Sebastián March de la Lastra y María March de la Lastra. Felipe González y Carlos March Delgado. 

Desde 1974 ocupó la presidencia de Banca March y a su vez abarcó numerosos cargos en importantes compañías internacionales. Fue miembro del Comité Internacional de JP Morgan y fue vicepresidente y consejero del grupo francés Carrefour. Asimismo, en 1979 fue socio fundador del Instituto de Estudios Económicos que presidió hasta 1980. 

También ha estado presente en los órganos de decisión de prestigiosas instituciones internacionales, llegando a ser miembro del Consejo Asesor Internacional de la Universidad de Columbia en Nueva York. El gobierno francés le concedió la Legión de Honor en su rango de oficial. Su larga e impecable trayectoria no queda ahí. 

Desde 1979 hasta 1994 fue presidente del grupo español en la Comisión Trilateral. En 1989 fundó la Sección Española de la Asociación para la Unión Monetaria de Europa, de la que fue presidente hasta 1996. En 2015 Carlos March anunció su decisión de renunciar al cargo de presidente de Banca March.

El relevo en la presidencia lo tomó su hijo Juan March de la Lastra, que también es vicepresidente de Corporación Financiera Alba, participada en un 15% por Banca March, y patrono de la Fundación Juan March. El hijo de Carlos March tiene un profundo conocimiento del sector bancario, donde ha desarrollado su carrera desde 1995. Inició su trayectoria en JP Morgan y fue consejero de Indra. 

Cabe recordar que uno de los históricos apoyos de los March ha sido Florentino Pérez, al que auparon en la constructora ACS. Casi 20 años después de iniciar una relación de amistad personal y de fidelidad empresarial, los March le dijeron basta al dirigente deportivo en 2016. 

March
Sede histórica de la Banca March. | El Cierre Digital
 

Corporación Financiera Alba, el brazo inversor de la millonaria familia mallorquina, decidió abandonar el consejo de administración de ACS por discrepancias con el omnipresente presidente pese a ser el segundo mayor accionista, con el 11,7% del capital. Esta dimisión se debió a los reiterados incumplimientos del presidente del Real Madrid de delegar la gestión. 

Tal y como recoge Juan Luis Galiacho, director de elcierredigital.com en su libro 'Herederos del gran poder', una de las grandes habilidades de los March "ha sido siempre rodearse de colaboradores eficaces y fieles. Pero sobre todo buscan que en sus agendas figuren nombres de personas influyentes dentro de la vida pública y económica española, muchos ellos amigos de la infancia, como  José María Entrecanales, Fernando Domecq, Emilio Ybarra, las hermanas Koplowitz, o políticos de peso como el representante de la Unión Europea Javier Solana". 

El arte y la naturaleza 

El arte es una de sus grandes aficiones de Carlos March. Dicen que tiene una de las mejores colecciones particulares de España. Una colección que no hace distinción entre lo histórico y lo contemporáneo. Que no está cortada por ningún patrón de moda. Y que da la sensación de que su propietario nunca ha comprado nada que no le haya gustado de verdad y justo en el momento en que realmente le gustaba.

Otro de sus hobbys es la naturaleza. Una de sus fincas es Altarejos, en la sierra norte de Sevilla. La Banca March constituyó esta finca en 1975 agrupando en una sola linde este descomunal número de hectáreas, concretamente 10.000 hectáreas. 

Diseñado en sus inicios por Gerald Huggan, creador de parques en Nairobi, fue ampliado por Luis Vallejo, especialista en bonsáis y árboles de gran porte. Hay 400 especies de árboles, arbustos y tapizantes, casi 300 variedades de rosales, más de 200 encinas adultas, un lago, un arroyo y su afluente, un umbráculo, dos invernaderos y un cortijo. 

Otra de sus fincas es Sa Vall, de casi 3.000 hectáreas, con playas tal y como estaban hace medio siglo en Mallorca. 

➡️ Empresa ➡️ Economía

Más noticias: