09 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Placas de inducción, esto es todo lo que debes saber

Los amantes de la gastronomía tienen en las placas de inducción uno de los grandes secretos de su cocina. Entre las múltiples ventajas que proporciona, se encuentra lo relacionado con la seguridad, puesto que su superficie no se calienta si no entra en contacto con una olla o una sartén, por ejemplo. Además de ser mucho más rápidas a la hora de cocinar. Durante los años previos a su aparición, la única vía que existía para calentar alimentos en la cocina era confiar en la transmisión de calor. 

No obstante, la irrupción de la cocina de inducción cambió por completo el rumbo de la gastronomía. Tanto en el ámbito profesional como en la escena doméstica. Dada su popularidad, hemos seleccionado algunas de las dudas más frecuentes que suele generar este tipo de opciones. Para obtener información más precisa, conviene saber que páginas especializadas como https://placasdeinduccion.top ofrece una gran cantidad de detalles acerca de los modelos más relevantes que existen en el mercado. 

Placas de inducción, su definición

La cocina por inducción basa su funcionamiento en la manera en cómo calienta los recipientes. Este tipo de placas permiten calentar a través de un campo electromagnético en vez de hacerlo a través del calor producido por las resistencias. Su denominación se debe a la tecnología que utilizan para llevar a cabo todo el proceso.

Actualmente, si estás pensando en comprar una placa de inducción, es importante que conozcas que existen multitud de opciones en el mercado. Tanto de tamaños como de características. Por ello, es importante definir cuáles son nuestras necesidades antes de decantarnos por las diferentes alternativas que vamos a poder encontrar por parte de las diferentes empresas especializadas. 

¿Qué potencia debe tener una placa de inducción?

Cada placa de inducción tiene una potencia máxima diferente, de acuerdo a sus componentes. No obstante, en la mayoría de los casos la potencia máxima oscila en los valores comprendidos entre los 3.7kw y los 7.6kw. La potencia no se distribuye de manera uniforme a lo largo de toda la placa. Sino que ésta depende de las zonas de cocción con las que cuente la placa.

En cualquier caso, no es habitual que se llegue a utilizar la potencia máxima de inducción. Puesto que esto indicaría que se están utilizando al mismo tiempo todas las zonas de cocción a su nivel más alto permitido. Una situación que no suele producirse de manera habitual. En la mayoría de los casos, utilizar la placa de inducción a un nivel de potencia medio es más que suficiente para garantizar el buen resultado de la misma.

¿Qué diferencia existe entre una vitrocerámica y una placa de inducción?

Escoger el mejor equipamiento para nuestra cocina es un factor clave. Como ya hemos mencionado, es importante identificar cuáles son las necesidades con las que contamos con el objetivo de poder encontrar la mejor opción para nosotros. 

La principal diferencia entre una vitrocerámica y una cocina de inducción se encuentra en la manera en cómo calientan los recipientes. Mientras que las placas de inducción basan su funcionamiento en la creación de un campo electromagnético, que permite no generar calor hasta que no entra en contacto con un recipiente, no ocurre lo mismo con la vitrocerámica.

En este último caso, las vitrocerámicas funcionan calentando las resistencias con las que cuentan bajo el cristal de la misma. Éstas permiten calentar la superficie. A diferencia del gas, únicamente funcionan con energía eléctrica. 

La manera en cómo funcionan incide de manera directa con la rapidez a la hora de llevar a cabo la cocción de cualquier alimento. Siendo las placas de inducción mucho más rápidas a nivel de funcionamiento que en el caso de las vitrocerámicas. Por otro lado, también son mucho más versátiles. Permitiendo llevar a cabo una gran cantidad de recetas en las mismas.

¿Por qué comprar una placa de inducción?

Son muchos los beneficios que se desprenden de las placas de inducción frente a otras opciones de corte más tradicional. Más allá de la rapidez que ofrece a la hora de llevar a cabo la cocción de cualquier alimento, es importante destacar que nos encontramos ante una de las opciones más seguras que existen en el mercado.

Como consecuencia de que funcionan a través de un campo electromagnético, se impide que se pueda quemar cualquier objeto, o nuestro propio cuerpo, por un descuido. Además, los temporizadores con los que cuentan la mayoría de ellas permiten agilizar y ofrecer una mayor precisión a la hora de tener que llevar a cabo cualquier receta, puesto que ofrece un mayor control del tiempo.

Por otro lado, la diversidad con la que cuenta a la hora de ajustar la potencia permite reducir las salpicaduras de aceite, por ejemplo. Puesto que se puede graduar la potencia en el momento de comenzar a cocinar. Conviene saber que son mucho más eficientes en términos energéticos. Además de resultar más sencillas de limpiar.

Las placas de inducción han incrementado de manera notable su popularidad en los últimos años. Siendo una de las alternativas más completas que existen actualmente en el mercado. 

COMPARTIR: