14 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Camas Nido: Optimización del Espacio en Habitaciones Infantiles

La falta de espacio se ha convertido en un problema con el que tienen que convivir las familias en el día a día. Las viviendas cada vez son más pequeñas y en ocasiones hay que ingeniárselas para que todos los residentes en ella puedan llevar una vida lo más cómoda posible, con un adecuado aprovechamiento de las estancias. En  los dormitorios se ha ido añadiendo mobiliario como escritorios, sillas y zona de juegos; de manera que, , para aprovechar al máximo el espacio disponible lo más conveniente sería decantarse por las camas nido.

Las camas nido, son la solución perfecta para acabar con estosproblemas de espacio que se presentan , tanto en el dormitorio de los niños como en el de los invitados cada vez que se recibe una visita. Las camas nido, ofrecen funcionalidad y versatilidad, disponiendo de una cama durante el día y extrayendo la que se guarda en la parte inferior cuando llegue la noche.

¿Conoces el funcionamiento de las camas nido?

Las camas nido son un modelo de cama compuesta por dos camas individuales, situadas una debajo de la otra. La superior se encuentra a la vista y es totalmente accesible, mientras que la otra permanece oculta debajo y puede deslizarse hacia fuera cuando lo requieras.

Se suelen montar sobre ruedecillas o raíles para facilitar el sacar la cama supletoria. Presentan  un diseño muy ingenioso que facilitará el aprovechamiento del espacio al guardar la cama adicional de forma compacta cuando no se vaya a usar.

Tienen un gran protagonismo en los dormitorios infantiles, en donde los metros escasean y en ocasiones se necesita una cama extra por la visita de algún amigo o familiar. Con las camas nido,  durante el día dispondrás de todo el espacio en el cuarto,  para que los pequeños de la casa puedan jugar sin interferencias,  y por la noche,  podrás montarla en  cuestión de segundos Una opción muy valorable para aquellas familias en las que los hermanos compartan habitación o reciban visitas con frecuencia.

Tres motivos por los que decidirse por una cama nido

Las camas nido encajan a la perfección en aquellas habitaciones en las que el espacio escasea. A la hora de decantarse por ellas,te mostramos tres motivos básicos.

 Practicidad y  aprovechamiento del espacio

Aunque ya no haya familias tan numerosas como las de antes, las viviendas también han ido recortando metros debido al alto precio de los inmuebles. Eso nos ha obligado a buscar la optimización del espacio, algo que se puede conseguir con la incorporación de las camas nido. Su practicidad permite convertir el dormitorio durante  el día en una zona de juegos, y por la noche,  en el lugar perfecto para que dos personas puedan dormir sin necesidad de efectuar grandes cambios;  tan sólo sacando la cama auxiliar cuando sea precisa.

Versatilidad

Este tipo de camas permiten que una habitación individual pueda convertirse en una doble. La cama nido puede colocarse debajo del sofá, lo que ayudaría a tener una sala de estar de manera habitual y transformarla  endormitorio en el caso de que tuviéramos visitas.

En las habitaciones infantiles permite disfrutar de más espacio durante el día, ya sea para jugar o estudiar, mientras que por la noche se transformaría  en el lugar de descanso.

Alta resistencia

Las camas nido suelen ofrecer una gran resistencia al peso, y tanto la parte superior como la inferior disponen de una superficie de tablero rígido con tejido antideslizante. Contaremos además con la  facilidad para extraerla y guardarla, simplemente tirando o  empujando sin mayor esfuerzo. A todas estas características,  le sumaríamos  también la belleza estética, pues las camas nido se convierten en un elemento más de la decoración de la habitación.

COMPARTIR: