14 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

ACELGAS, ALCACHOFAS, BERENJENAS, ESPINACAS, GUISANTES, PUERROS Y REPOLLO SON BENEFICIOSAS PARA LA SALUD

Cómo sacar partido a las mejores verduras de temporada en noviembre

Aunque las comamos todo el año, en noviembre estamos en plena temporada de algunas de las verduras más habituales de nuestra dieta. Las acelgas, alcachofas, berenjenas, espinacas, guisantes, el guisante y el repollo poseen características que hacen que sean alimentos muy beneficiosos. Además, es bueno saber en qué platos se pueden utilizar.

Hoy traemos algunas verduras de temporada de noviembre. Este mes podemos disfrutar de alcachofas, apio, nabo, puerro, zanahoria y repollo, todas ellas ideales para hacer caldos. También son de temporada el brócoli, berenjena, calabacín, calabaza, coliflor, espinacas, guisantes y remolacha. De todas estas verduras, nos vamos a centrar en las acelgas, alcachofas, berenjenas, espinacas, guisantes, puerros y repollo.

 Acelgas

Las acelgas tienen numerosas aplicaciones medicinales, por ser antiinflamatorias, refrescantes, digestivas, diuréticas y nutritivas. Son beneficiosa contra las hemorroides y las enfermedades de la piel.

Podemos utilizar esta verdura para hacer tortilla de patatas y acelgas, garbanzos con acelgas y acelgas con bechamel.

La alcachofa favorece la digestión.

Alcachofas

Las alcachofas favorecen la rápida digestión y eliminación de grasas y ayudan a eliminar adherencias y toxinas en los intestinos y sangre. Esto último se debe a que son ricas en fitoesteroles, una sustancia que ayudan a restringir la absorción de colesterol a nivel intestinal y de esa manera impiden su acumulación en el organismo. Son muy buenas para el hígado. 

Podemos sacar el corazón de la alcachofa pero no tirar sus hojas, puesto que son ideales para elaborar caldos y mojar un arroz, al que dará un sabor especial.

La berenjenas son beneficiosas para quienes padecen diabetes de tipo II.

Berenjenas

El consumo regular de berenjena rebaja los niveles de glucosa en sangre, algo muy interesante para quienes padecen diabetes tipo II.

Un truco para que las berenjenas no chupen tanto aceite cuando las queremos freír con harina es ponerlas en remojo por lo menos 20 minutos en leche o cerveza, luego enharinar y freír.

Espinacas

El elevado contenido de vitamina K en las espinacas hace que tomarlas sea beneficioso para una correcta coagulación de la sangre. Este alimento resulta muy positivo para el metabolismo de los huesos. El ácido fólico o vitamina B9 de esta verdura hace que sean muy recomendables para su consumo en etapas de embarazo o lactancia.

El contenido en grasa de los guisantes es prácticamente nulo.

Guisantes

Son una excelente fuente de proteína vegetal. Al combinamos con algún cereal tenemos una proteína vegetal completa de buena calidad, algo especialmente beneficioso para personas veganas y vegetarianas.

El contenido en grasa de los guisantes es prácticamente nulo. Son una buena fuente de minerales como potasio, fósforo, magnesio, calcio, sodio, hierro, zinc y selenio. Y, por supuesto, son ricos en vitaminas como C, niacina o B3, folato o B9, tiamina o B1, piridoxina o B6 y A.

Los puerros ayudan a disminuir el colesterol.

Puerros

Tienen propiedades diuréticas y mejoran el tránsito intestinal, combatiendo el estreñimiento. Mejoran la circulación sanguínea previniendo hemorroides, coágulos, varices, etcétera. Colaboran en la disminución del colesterol y tienen efecto antibiótico.

La parte verde del puerro es ideal para caldos y cortada finamente y bien limpia la podemos utilizar en estofados o freírla para dar un toque crujiente a nuestras elaboraciones.

Repollo o col

Es beneficioso para los casos de ácido úrico, así como para la retención de líquidos. También regula el funcionamiento hormonal, posee acción antiinflamatoria, mejorando los casos de reuma y artritis. Aplicado externamente es bueno para mejorar el estado de la piel.

COMPARTIR: