16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los coches con un mal mantenimiento pueden generar reparaciones por valor de miles de euros

Ante la llegada de las vacaciones es habitual contar con la puesta a punto de todo lo necesario para disfrutarlas con comodidad. Se reservan habitaciones de hotel, se vacía la nevera y se compra un buen arsenal de bañadores. Aunque la puesta a punto del coche sería otro de los aspectos indispensables, muchas personas deciden retrasarla hasta la vuelta de los viajes de ocio, pues es una parte que parece algo más tediosa dentro de los preparativos.

Sin embargo, esto debería ser la prioridad de cualquier conductor. Se ha demostrado que un mal mantenimiento en los vehículos puede reportar una serie de averías durante este tipo de viajes con costes mucho más elevados que una mera revisión, la cual se puede llevar a cabo por unos 50 o 70 euros en la mayoría de los casos.

Hacer un chequeo de los puntos críticos más importantes

Lo más recomendable es encontrar un taller cercano y dejar que los expertos revisen minuciosamente todos los puntos clave del vehículo con la intención de velar por la seguridad y su buen funcionamiento. En muchas ocasiones, una limpieza, sustitución o arreglo a tiempo puede salir considerablemente más barato que esperar a que el coche dé un fallo y se tenga que hacer una reparación de gran magnitud.

 Resulta crucial atender a los puntos más importantes para el coche, aquellos que si no se mantienen en su debido estado pueden ocasionar inconvenientes grabes que nos impidan la movilidad y nos dejen en la cuneta. Estos aspectos esenciales pueden ser los neumáticos, el aceite, el líquido refrigerante, el sistema de frenado, la suspensión, las luces o la batería, entre otros.

No obstante, tampoco hay que infravalorar la supervisión de elementos que parecen menos importantes a simple vista. Es el caso del aire acondicionado que va a cobrar gran relevancia en los momentos del verano con temperaturas más elevadas y durante las intensas horas de calor. Precisamente esta parte el vehículo es muy sencilla y barata de revisar, en cambio, es extremadamente cara si hay que repararla y se llega demasiado tarde.

Cómo es la revisión adecuada

Estos son los puntos clave para una revisión completa y efectiva de cualquier vehículo antes de salir de viaje:

  • La comprobación de los niveles de aceite y el estado de todos los elementos que componen la transmisión.
  • El estado de los neumáticos, desde su fecha de caducidad hasta los niveles de presión que presentan.
  • La revisión de todo el sistema de frenado y las piezas involucradas en el mismo.
  • Comprobación de los amortiguadores y elementos de suspensión, puesto que si sufren un desgaste importante puede causar desestabilización en la conducción.
  • El funcionamiento del limpiaparabrisas. Puede parecer algo menor, pero es el que nos va a garantizar la visibilidad óptima en todo el trayecto.
  • Todo el sistema de climatización, para viajar con comodidad y evitar averías mayores.
  • La completa revisión de la batería y la carga.
  • La lista de materiales emergencia que son indispensables para cualquier viaje como, por ejemplo, el chaleco, los triángulos o las ruedas de repuesto.
COMPARTIR: