16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿Han sustituido las mascotas a los hijos?

Hace unas semanas saltó una noticia muy llamativa, había más mascotas que niños en España. Esta se basaba en que según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en España había 6,26 millones de personas de menos de 14 años, mientras que el número de mascotas registras es más del doble, 13 millones, de los cuales 7 millones son perros.

Estas cifras son incluso cortas según otras estimaciones que elevan el total de mascotas en España (registradas y no registradas) a 28 millones y que un 40% de los hogares en España ya tiene alguna mascota.

¿Significa esto que las mascotas han sustituido a los hijos? Aunque los datos son llamativos, se están mezclando dos puntos o motivaciones muy distintas. En la gran mayoría de los casos, las mascotas no sustituyen a los hijos, sino que complementan a la familia, beneficiados por la mayor facilidad que tenemos en su cuidado, con tiendas online donde se puede comprar todo lo que se necesita como Barakaldo Tienda Veterinaria, pero especialmente en todas las ventajas que ofrece tener una mascota.

Proporciona compañía y reduce tu estrés

Tener una mascota es tener un compañero que cuando llegue a casa te ofrecerá su amor incondicional, te contagiará con su alegría, y con ello te ayudará a disminuir tus preocupaciones diarias.

Por ello, son excelentes compañeros para personas que viven solas, especialmente a los más mayores. Dedicar nuestras energías en su cuidado, en pasearlo, nos permite además que aparquemos muchas preocupaciones. Y todo lo que recibimos de la mascota redunda en nuestro bienestar.

Nos mantiene activos 

Tener un perro, sacarlo a pasear y jugar con el nos ayuda a estar mucho más activos. Incluso cuando el clima es peor y tenemos menos motivaciones para dar un paseo por el parque, tener un animal que nos acompañe es un factor esencial.

Y no solo en ciudad, verle disfrutar y que nos acompañe en un paseo por la montaña, por ejemplo, nos abre la posibilidad de todo tipo de actividades.

Además de mejorar tu forma física por el aumento de la actividad, este mayor ejercicio tiene efectos en el estrés, que, acompañado siempre de las sensaciones que te produce el amor de tu mascota, nos permite mejorar nuestra salud.

Un excelente compañero para los más pequeños

Como hemos señalado, tener una mascota confiere muchos beneficios a toda la familia, especialmente a los más pequeños, especialmente en aspectos como ser más responsables, respetuosos, cariñosos e incluso tomar decisiones. Muchos de estos aspectos además son extrapolables a los más mayores.  

También nos permite mejorar nuestra vida social, hablar con otras personas que están paseando con su mascota, o que tienen problemas similares. En definitiva, encontrar muchas personas afines.  

Una mascota no es un sustituto de un niño, es un “miembro” más de la familia al que aportamos y nos aporta mucho, por todas estas ventajas, y por la mayor facilidad que tenemos para sus cuidado su número crece, y aunque parezca espectacular muchos de los países de nuestro entorno tienen incluso muchas más mascotas, con las que disfrutar y compartir todo tipo de vivencias.

COMPARTIR: