05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Preguntas calientes: Preguntas sexuales, incomodas y divertidas para parejas

Los juegos de preguntas son una alternativa perfecta para salir de la rutina con tu pareja y poder conocerla más a fondo. Las cosas se ponen más interesantes cuando se incluyen preguntas incómodas que pueden poner en aprietos hasta a las mentes más cautelosas. ¿Usarías un plug anal o arnés sexual? ¿Crees que el tamaño importa? Estas son solo algunas de las opciones que tienes para saber que es lo que le gusta a tu pareja y, a la vez, para divertirte un poco y romper el hielo.

Para empezar un poco suave, puedes preguntar ¿Qué parte de tu cuerpo te gusta más? Una persona que sea segura de si misma y tenga buena autoestima puede rendir más en la cama.

También es importante hablar sobre las experiencias previas que ambos han tenido, para esto puedes usar preguntas como ¿Cuál ha sido tu peor encuentro sexual? ¿Cómo fue tu primera vez? ¿Te consideras una persona experimentada sexualmente? O ¿Has tenido relaciones en lugares poco convencionales?

Cuando empiecen a tomar confianza ya podrás preguntar ¿Cuál es tu fantasía sexual más alocada? A muchas personas se les dificulta revelar esta información, pero si tu pareja lo hace, demostrará una gran confianza hacia ti. Luego puedes empezar a hacer preguntas más atrevidas como ¿Te gusta usar juguetes sexuales? ¿Qué posición te gusta más? O ¿Te gusta juguetear con tu pareja antes de hacerlo?

Poco a poco las cosas se van poniendo más interesantes, sería un buen momento para hablar sobre lo que te gustaría experimentar con tu pareja, para esto puedes preguntar ¿Qué es lo que más te excita? ¿Estás dispuesto a hacerlo en lugares poco convencionales o donde haya riesgo de que te vean? ¿Te gusta enviar fotos intimas? ¿Te gustaría practicar sexting? ¿Cuál es tu mayor fetiche? O ¿Te gustaría grabarte teniendo relaciones sexuales?

Todas estas preguntas son bastante incómodas, sobre todo para parejas que apenas están empezando con su relación, pero lograr responderlas será un gran reto que pondrá a prueba a ambos y, sobre todo fortalecerá la confianza entre los dos, ya que no es fácil compartir este tipo de información con cualquier persona.

Para finalizar puedes hacer preguntas más relajadas para concluir con la conversación, lo mejor sería que preguntaras cosas divertidas y sencillas que seguramente le sacarán una sonrisa a tu pareja y a ti. ¿Podrías bailar para mí? ¿Qué es lo que más te gusta de mí? ¿Crees en los productos y alimentos afrodisiacos? ¿Te llama la atención ver películas porno? ¿Te consideras una persona con alta autoestima? ¿Crees que alguien puede estar enamorada de dos personas a la vez?

Estas preguntas son perfectas para pasar una noche divertida y picante con tu pareja, o inclusive con amigos cercanos. No dudes en hacerlas y, sobre todo, prestar mucha atención a las respuestas de tu pareja, recuerda que te está dando la confianza para hablar de temas bastante privados que no son fáciles de contar, así que usa esa información responsablemente.

COMPARTIR: