26 de noviembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La canadiense Amber Bracken ha sido premiada por sus imágenes sobre los alumnos de la Escuela indígena de Kamloops, publicadas en el New York Times

Un homenaje a las tumbas de niños indígenas canadienses: La fotografía del World Press 2022

Fotografía ganadora del Word Press Photo 2022.
Fotografía ganadora del Word Press Photo 2022. / Amber Bracken es la autora de 'Escuela residencial de Kamloops"
El Premio a la Mejor Imagen del Año ha sido para la fotógrafa canadiense Amber Bracken por su trabajo 'Escuela residencial Kamloops', publicado en un reportaje del New York Times, en memoria de los 4.100 niños indígenas que murieron en la Escuela residencial indígena de Kamloops, en Canadá.

La fundación World Press Photo convoca anualmente un concurso de foto-periodismo cuyo galardón se otorga al fotógrafo que capture el acontecimiento más ilustre del año en el ámbito del periodismo.

El pasado jueves se celebró su edición de 2022 y, entre 64.800 fotografías y trabajos de 4.066 profesionales de 130 países, este año la imagen ganadora ha sido venido de la mano de la fotógrafa Amber Bracken por 'Escuela residencial de Kamloops', una conmovedora fotografía donde se plasma un acontecimiento histórico representado por unos vestidos rojos que visten diferentes cruces.

Esta performance tiene lugar en una carretera de Canadá y rememora la muerte de niños indígenas a manos de la iglesia católica, cuyos cuerpos fueron encontrados en tumbas sin identificar en los terrenos de la antigua residencia escolar de Kamloops, provincia de Columbia Británica. Los vestidos rojos, además, simbolizan el dolor del pueblo indígena.

La finalidad de la obra gráfica es hacer justicia a todas las mujeres y niñas indígenas fallecidas o desaparecidas a manos de instituciones religiosas durante la etapa en la que se pretendía que adoptasen la cultura impuesta.

La fotografía galardonada pretende honrar a las víctimas de la cultura indígena y visibilizar los estragos del colonialismo y la religión con la intención de "rendir homenaje al pasado mientras se habita en el presente y se mira hacia el futuro", según explica la fundación. 

Las víctimas de la escuela residencial de Kamloops

La fotografía ganadora, obra de la canadiense Amber Bracken, fue publicada en un reportaje del New York Times. La imagen ganadora cuenta, además, con la peculiaridad de que ha sido la primera vez, en los 67 años de historia de World Press Photo, en que no aparece ninguna persona.

El reportaje periodístico trataba el tema de las residencias para niños indígenas en Canadá en el siglo XIX, en las que se estiman fallecieron miles de alumnos a manos de la congregación de la iglesia católica 'Misioneros Oblatos de María Inmaculada', una institución gubernamental religiosa en la que los niños de etnia indígena fueron internados en contra de su voluntad, con el objeto de someterlos a una “reeducación occidental” que les desligara de su original cultura indígena. 

Un total de 150.000 niños y niñas fueron arrebatados a la fuerza de sus hogares con la finalidad de que se adaptaran a otra religión y cultura. En este proceso, sufrieron una abusos físicos, emocionales y sexuales, hasta llegar a la muerte en la mayoría de los casos. Una Comisión de la Verdad y la Reconciliación explica que fallecieron 4.100 estudiantes en estas escuelas de Canadá.

El jurado de World Press Photo valora que el trabajo de Amber Bracken, premio en la categoría de Fotografía del Año, como “un tipo de imagen que se graba en la memoria, inspira una especie de reacción sensorial, casi dejar escuchar la tranquilidad, un momento sereno de ajuste de cuentas global para la historia de la colonización, no solo en Canadá sino en todo el mundo”. explica Rena Effendi, miembro del jurado.

Las fotografías ganadoras del World Press podrán verse en nuestro país del 4 de noviembre al 11 de diciembre, en la exposición que ha preparado el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB).

COMPARTIR: