24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El actor tenía 85 años y llevaba una década retirado de los escenarios

Recordamos a José Luis Pellicena, uno de los grandes nombres del teatro español que acaba de fallecer

José Luis Pellicena
José Luis Pellicena
El 23 de noviembre fallecía en la clínica de La Paz de Tres Cantos, uno de los grandes de la escena de nuestro país. José Luis Pellicena tenía 85 años y llevaba una década retirado del mundo de la interpretación, en el que consiguió escribir capítulos gloriosos.

Pertenecía Pellicena a una generación de actores que iniciaron su carrera en los años 50 al socaire de las modas interpretativas que llegaban del otro lado del Atlántico. Pellicena junto con nombres como Nuria Torray, Marisa de Leza o Pepe Rubio entre otros, trasladaron a los escenarios españoles el sistema del famosos Actor´s studio de Nueva York. Además, en esa década el teatro español estaban renovación. Nuevos autores y directores intentaban burlar la censura para tratar temas más complejos. Un ejemplo de estas nuevas temáticas fue Proceso a Jesús con la que Pellicena obtuvo su primer éxito.

Su presencia en el escenario marcaba unos textos que sabía hacer suyos. Su dominio de la voz y la capacidad de hacer de la escena un espacio en el que moverse con naturalidad lo convirtieron en uno de los grandes del teatro nacional. En su larga trayectoria hubo de todo. Desde obras clásicas como Hamlet, Otele o El gran teatro del mundo a textos de autores contemporáneos como Jaime Salom, Antonio Gala o Arthur Miller. Entre los hitos de su carrera destaca Yerma en la versión posmoderna de Víctor García del texto lorquiano. Protagonizada junto a Nuria Espert, con esta obra estrenada en 1973, recorrió toda América Latina. Otros títulos importantes son Los chicos de la banda (1975), primera obra de temática gay estrenada en España, Las manos sucias (1978) de Sartre con Carmen Marua, Drácula (1979), Séneca o el beneficio de la duda (1987) de Antonio Gala, Marat-Sade (1994), Escenas de un matrimonio (2001) junto a Magüi Mira, El retrata de Dorian Gray (2004) o Llama un inspector (2007) con Concha Cuetos.

El cine como ha pasado con otros actores eminentemente teatrales, apenas lo reclamó. Participó en títulos como Los guerrilleros (1963) con Manolo Escobar y Rocío Jurado o Historias de la televisión (1965) con Concha Velasco. Aunque la crítica alabó su interpretación de José Calvo Sotelo en Dragón Rapide (1986), él siempre prefirió su interpretación en En septiembre (1982) de Jaime de Armiñán.

En televisión participó en los históricos Estudo 1. Especialmente recordado fue su trabajo en la adaptación del clásico de la literatura rusa Crimen y castigo en 1970. También participó en series como A Electra le siente bien en luto (1986) o Abogados (2001). Su última aparición fue en 2003 en un episodio de Cuéntame.

COMPARTIR: