10 de mayo de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿El boom de los juguetes eróticos se ha apagado?

¿Han dejado los peces de nadar? La respuesta es la misma para ambas preguntas: un contundente no. Se viven unos años de descubrimiento de todo tipo de juguetes y accesorios eróticos para el gran público, unos importantes y necesarios momentos de desestigmatización.

Gracias a tiendas y marcas como Diversual, se puede acceder a tiendas tanto físicas como online que no se parecen en nada a aquellas oscuras y arquetípicas sex shop en las que todo el mundo pensaba hace dos décadas.  De hecho, Diversual responde a la pregunta sobre si el boom de los juguetes eróticos se ha apagado diciendo lo siguiente:

 “Para nada, se compran muchísimos juguetes eróticos, para uno mismo, para usar en pareja o para regalar. Es cierto que en el inicio de la pandemia hubo un crecimiento de las ventas importante y se llegaron a niveles de Navidad en unos meses que no suele ser así, pero no ha disminuido el interés por los juguetes ni los complementos eróticos. De hecho, estamos a un nivel superior que los mismos meses de años atrás, así que la respuesta es No.”

Las últimas tendencias

Entre 2015 y 2018, la adaptación a la gran pantalla de las novelas de Mr. Grey supuso el gran descubrimiento del bondage light para el gran público. De repente, incluso los más tradicionales y menos aventureros se planteaban juegos y accesorios que antes no se les habría pasado por la cabeza y empezaban a descubrir el placer del morbo sin culpabilidades.

2019 y 2020 fueron el año del Satisfyer, el revolucionario succionador de clítoris que ha pasado por las manos de mujeres de todo el mundo, que compartían orgullosas su placentero hallazgo.

La actualidad

Pero esto no ha terminado, por supuesto que no. Durante los primeros meses de pandemia, las tiendas como Diversual experimentaron un espectacular y comprensible boom de ventas, y es que más tiempo en casa y más aislamiento implicaban, también, una valiosa intimidad que aprovechar aprendiendo a conocerse mejor a uno mismo.

Y qué mejor forma de descubrir que experimentar. Los succionadores, vibradores, consoladores, bolas chinas, huevos, dolphin y anillos vibradores dispararon sus ventas, y es que tanto los que se vieron aislados en soledad como en compañía decidieron que era mejor afrontar el mal tiempo con buena cara.

Es cierto que las ventas no han seguido aumentando de forma tan drástica, pero tampoco han caído. Esto se debe principalmente a dos motivos: que aún queda mucha gente por descubrir las bondades de los juguetes eróticos, y que el que prueba uno, muy rara vez lo deja ahí.

¿Por qué usar juguetes eróticos?

Al fin y al cabo, lo más común es valerse de la tecnología docenas de veces en el día a día, ¿por qué limitarse a lo más rudimentario en algo tan importante como el placer íntimo? Hay, sin duda, opciones mucho mejores y para todos los gustos.

Lejos quedan ya aquellos tiempos en que los juguetes eróticos se relacionaban con algo sucio o pervertido: actualmente las marcas cuidan tanto sus diseños como su funcionalidad, y se trata de dispositivos de tecnología punta cuyo aspecto recuerda más bien al del resto de aparatos electrónicos más modernos de la actual generación, con diseños elegantes y agradables a la vista. Y no solo a la vista, por supuesto.

Tanto hombres como mujeres pueden encontrar una enorme variedad de accesorios y dispositivos a la medida de la imaginación y los fetiches de cada uno, desde los más tímidos principiantes a los expertos del placer, para disfrutar en solitario o acompañado, en casa o de viaje.

Además, los juguetes sexuales ayudan a mejorar la salud tanto sexual como general; desde el fortalecimiento del suelo pélvico hasta el autodescubrimiento, que permite disfrutar más y mejor de cada encuentro sexual.

COMPARTIR: