05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La vuelta a la normalidad de los casinos físicos ha modificado el mercado del juego

Los jugadores españoles consumieron menos juego online en pro de acudir a los locales de juego presenciales

La pandemia por Covid-19 alteró en muchos aspectos la vida de las personas. En concreto, la mayoría del tejido empresarial se resintió ante la obligatoriedad de permanecer encerrados en las casas, lo que trajo consigo el cierre de numerosos establecimientos y negocios que no se consideraban de primera necesidad.

Entre estos locales, se encontraban los casinos. La industria del juego sufrió un duro golpe en sus ingresos debido a la bajada de la persiana de muchos de sus establecimientos. Sin embargo, supo adaptarse a la nueva situación volcando su estrategia de negocio en el ecosistema web. Surgieron un enorme abanico de plataformas digitales, como https://www.srcasino.es/, que ofrecían a los jugadores la posibilidad de seguir disfrutando de sus juegos de azar favoritos, como la ruleta, el blackjack o el póker, sin necesidad de salir de casa. De este modo, la industria del juego online experimentó un importante impulso que compensó con creces las pérdidas ocasionadas por el cierre de los casinos físicos.

De hecho, en estos tiempos florecieron gran cantidad de empresas y negocios dedicadas al sector del juego online al comprobar los enormes réditos que generaba. No obstante, la legislación española aplica fuertes impuestos a esta industria en la mayoría de sus comunidades autónomas, por lo que muchos buscaron las rebajas fiscales de otras ciudades, como Ceuta y Melilla, para ubicar sus sedes.

El retorno de la normalidad trajo consigo la reapertura de los establecimientos y negocios presenciales y con ellos, la modificación de la conducta de los jugadores. Los usuarios de juegos de azar gastaron más dinero en los casinos físicos que en las plataformas digitales durante el año pasado.

Los jugadores invirtieron más dinero en los casinos presenciales, según la DGOJ

Tal y como muestran los resultados del último informe publicado por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) hace un par de meses, los jugadores en línea gastaron el año pasado, en general, un 4% menos que en 2020. Ahora, el regulador del juego ha publicado dos informes para especificar dónde efectuó los cortes: el Análisis del perfil del jugador en línea 2021 y una actualización del Informe anual del estado del mercado de juegos de azar en línea de 2021.

Los resultados del análisis de la DGOJ mostraron que el consumidor español en línea llevó a cabo un gasto medio de 523 euros durante el año 2021, mientras que en 2020, el gasto fue un 2% superior, con unos pagos de 534 euros de media por persona.

En cuanto al número de jugadores online activos, el año pasado estuvo situado en 1.470.303, lo que significa una disminución interanual del 0,6%. De este número, el 84,52% de los jugadores en activo se sitúan en edades comprendidas entre 18 y 45 años.

Si acudimos a las cifras barajadas durante el año pasado, el gasto medio por jugador activo en España fue de 43,88 euros al mes. No obstante, este gasto medio solo tiene que ver con el conjunto de jugadores en línea, no con la población adulta en general, tal y como se han encargado de especificar desde la Dirección General de Ordenación del Juego.

COMPARTIR: