28 de marzo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde los clásicos Christkindlesmarkt alemanes a la Plaza Mayor de Madrid, pasando por las calles adoquinadas de Estocolmo o Estrasburgo

Los mejores seis destinos para disfrutar de los mercadillos navideños más emblemáticos de toda Europa

Mercadillo navideño de Nuremberg
Mercadillo navideño de Nuremberg
La Navidad llama a nuestras puertas y con ello los tradicionales mercadillos, que se han convertido no solo en lugares de compra para los lugareños sino también en destinos turísticos. Desvelamos seis de los mercadillos navideños europeos más famosos de Europa.

Núremberg (Alemania)

Alemania es la cuna de los mercados de Navidad, los llamados Christkindlesmarkt. Berlín aglutina un gran número, Múnich es uno de los más grandes, pero sin duda, en la ciudad de Núremberg encontraremos uno de los más famosos, con cuatrocientos años de antigüedad y profundamente arraigado. El aire medieval de sus calles, la decoración, sus dulces como las almendras tostadas, las típicas Lebkuchen (galletas con especias y miel muy decoradas que verás por todas partes) y el Glüwein, el vino caliente especiado. Todo para ayudarte a superar las frías noches alemanas.

Mercadillo de Nuremberg

Estrasburgo (Francia)

Una de las ciudades francesas más alemanas, que también tiene su “Christkindelsmarik”, mercadillo navieño en alsaciano, desde 1570, alrededor de la plaza Broglie. Un lugar rico en artesanía, confitería local y extrema belleza. 

En Alsacia los mercadillos como el de Estrasburgo compiten con los alemanes

Bruselas (Bélgica)

Los Mercados de Navidad son una de la granes atracciones de Bélgica en Navidad. El de su capital, Bruselas, sorprende por su tamaño, ya que tiene dos kilómetros de extensión. Un árbol gigantesco decora la Grand Place, y en una noria podrás disfrutar de unas preciosas vistas. Por supuesto, no le falta su pista de hielo.

El mercadillo de Bruselas supera los 2 kilómetros

Estocolmo (Suecia)

Para los más valientes, calles adoquinadas, nieve y muchos mercados. Es rara la plaza que no tenga uno, solo acercarse te invade el aroma de las castañas asadas flotando en el ambiente. Uno de los que más atrae a los turistas es el de Skansen que, más que un mercado, es una especie de museo al aire libre donde podrás ver a los artesanos en acción.

La artesanía es el punto fuerte de mercadillo de Estocolmo

Praga (República Checa)

La plaza de la ciudad vieja, Staroměstské náměstí, con la iglesia gótica de Nuestra Señora de Týn al fondo es el epicentro de la Navidad en Chequia, con su mercadillo que combina gastronomía y lo mejor de la artesanía.

Praga combina gastronomía y artesanía

Madrid (España)

El Mercado navideño de la Plaza Mayor vuelve para celebrar estas fiestas con todos aquellos que quieran acercarse y recorrer sus 104 casetas, donde se pueden encontrar principalmente belenes, adornos navideños y artículos de broma.

Desde el siglo XVIII el mercadllo de la Plaza Mayor es el centro de la Navidad madrileña

Ya en el siglo XVII la plaza de Santa Cruz acogía un mercado navideño donde adquirir frutas y hortalizas, además de adornos y regalos. En el siglo XIX se estabiliza la ubicación en dicho espacio y se dicta una normativa para regular la venta. Desde ese momento, la Plaza Mayor será el mercado de venta de pavos, turrones y dulces, mientras que la Plaza de Santa Cruz se centraba en puestos de figuras de Belén, zambombas, juguetes, o artículos de broma, todo ahora se concentra en las casetas de la Plaza Mayor.

COMPARTIR: