24 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Realidad virtual, videochat, seguridad: los ingredientes principales de la app de citas perfecta

Si llevas tiempo en el mundo de las citas en Internet probablemente recuerdes los tiempos cuando los servicios de citas en Internet disponibles estaban limitados a un par. El verdadero rey en aquel entonces era Match.com, haciendo que sus usuarios tuvieran que rellenar extensos cuestionarios para, en base a sus respuestas, seleccionar posibles parejas. Al menos esa era la intención…

Hoy en día, dicha funcionalidad, aunque no está considerada primitiva, si que se ve algo anticuada. El usuario moderno quiere más. Un servicio de citas en Internet no solo debería buscar ‘matches’, también debe entretener a los usuarios de todas las formas posibles, motivarlos para que vuelvan una y otra vez. ¿Cómo lo hacen? De esto exactamente queremos hablarte ahora. ¡Te prometemos que será interesante!

7 criterios que un servicio de citas en Internet debe cumplir en el siglo XXI

Existen muchos más criterios, por supuesto, pero hemos decidido enfocarnos en los más importantes. Probablemente puedas nombrar otros que serán relevantes para ti. No lo negamos, incluso lo apoyamos. ¡Vayamos directos al grano!

  • Disponibilidad de cómodas apps para móviles y realidad virtual

En su momento, Tinder mostró al mundo que la era de las páginas web para ligar es una cosa del pasado. ¡El momento de las apps ha llegado! Incluso así, aún existen servicios de citas que no tienen apps para móviles. Claro que sus páginas web están perfectamente optimizadas para teléfonos pero no es tan cómodo como tener una app. Por eso, si hoy en día un servicio de citas que solo tenga página web, simplemente no tiene opciones de competir con otras alternativas.

Con respecto a la realidad virtual, existe un interés por parte del público pero sigue resultando una tecnología bastante cara. El deseo de Tinder de lanzar su propio metaverso en la realidad virtual no llegó a nada. El proyecto fue suspendido indefinidamente. Sin embargo, esta tecnología es el futuro, no lo podemos negar. 

  • Un videochat integrado, preferiblemente gratis

Resulta algo extraño que las apps de citas más populares aún no hubieran implementado la funcionalidad de videochat después de tanto tiempo. Por ejemplo, Tinder solo la añadió en 2020 y únicamente como resultado de la pandemia del coronavirus, el confinamiento global y la falta de comunicación cara a cara entre personas. Además, esta opción es de pago en Tinder y para poder hablar con alguien a través de video, la otra persona también tiene que tener una cuenta premium.

Obviamente, no todo el mundo está listo para pagar solo por comunicarse con gente nueva. Por eso, estamos viendo un auge en la popularidad del formato de videochat. Aquí están algunos ejemplos:

  • Omegle, uno de los primeros videochats de la historia lanzado en 2009. A la hora de buscar usuarios, solo puedes filtrar por idioma y por intereses. Para muchos usuarios es suficiente. El mayor inconveniente de Omegle es, sin embargo, que a día de hoy aún no tiene apps para móviles y de momento no parecen tener intención en desarrollarlas.
  • OmegleAlternative.com, in videochat con bastante funcionalidad y con un filtro de búsqueda de usuarios por sexo que nunca se equivoca. Omegle alternative en español solo conecta a hombres con chicas y nunca comete errores. El servicio tiene un traductor de mensajes integrado y un gran servicio de soporte al usuario.
  • Tinychat, no es exactamente una clásica alternativa a Omegle sino más bien un servicio de streaming donde puedes hacer tus propios directos o ver los de otros usuarios. Tinychat no tiene un tema concreto por lo que sus usuarios pueden hacer directos sobre los temas más diversos.
  • Emeraldchat, no solo es un videochat sino también una app de mensajería bastante funcional. Tiene soporte para chats privados y también en grupo, puedes compartir fotos y otros archivos, buscar a gente nueva por su sexo e incluso por su puntuación de karma. Según sus desarrolladores, el servicio está bastante protegido de ataques de bots.
  • Shagle, un video chat bastante simple con filtro de búsqueda de usuarios por sexo y localización. También puedes enviar regalos virtuales a otros usuarios para atraer su atención y mostrar simpatía.

Por cierto, durante la pandemia del coronavirus en 2020, muchos de los videochats mencionados incrementaron su número de usuarios activos hasta 3 veces. Ahora, por supuesto, la actividad ha decrecido algo pero los videochats siguen atrayendo un gran número de usuarios cada día.

  • Alto nivel de confidencialidad y seguridad 

El fraude en los servicios de citas es un gran problema hoy en día. Durante la pandemia del Covid-19, la situación empeoró. Ahora, los desarrolladores de servicios de citas están haciendo todo lo posible para proteger a sus usuarios de las acciones de los intrusos. Sin embargo, el volumen de dinero perdido cada año por este problema sigue estimándose en millones de dólares.

Los algoritmos para buscar estafadores y moderar sus acciones están en continuo desarrollo y mejora pero la seguridad del usuario sigue dependiendo principalmente de sus propias acciones y decisiones. Por eso, es necesario seguir las reglas básicas de seguridad en Internet. Por cierto, Tinder, Bumble y otros servicios populares ya realizan campañas para mentalizar a sus usuarios con consejos sobre seguridad en la Red.

  • Gamificación 

Ya que hablamos tanto sobre Tinder hoy en día, tomémoslo como ejemplo. Dar me gusta haciendo ‘swipe’, algo que Tinder implementó, es un claro ejemplo de una gamificación de éxito del proceso de ligar en Internet. Luego fue copiado por muchos pero al principio era algo completamente nuevo e interesante.

Entre los videochats también existen ejemplos similares. Por ejemplo, en el chatroulette Bazoocam no solo puedes charlar con otra persona a través de video, también puedes jugar minijuegos con otros usuarios mientras charlas. ¡Cómodo y divertido!

  • Algoritmos originales de selección de pareja

Aquí es donde se encuentra la mayor dificultad. La mayoría de los servicios de citas usan algoritmos de selección de pareja idénticos, lo cual no siempre funciona. La única excepción la encontramos en el servicio Hinge, que usa el algoritmo de Gale-Shapley, aunque también está lejos de ser perfecto.

Últimamente observamos cambios en este sentido por parte de Match. Como apuntan sus desarrolladores, el algoritmo ahora analiza más directamente el comportamiento de los usuarios y no lo que escriben en la plataforma. Así pueden tener una imagen más objetiva del usuario.

  • Un enfoque menos estándar al diseño de perfiles de usuario

Durante bastante tiempo, el perfil de usuario en un servicio de citas era algo aburrido: un par de fotos, una lista de intereses, algo de información y ya está. Sin embargo, las cosas están cambiando. Algunas apps te permiten grabar un video corto presentándote en vez de subir fotos. En Tinder, por ejemplo, puedes agregar música a tu perfil directamente de Spotify. Algunos servicios esconden la mayoría del perfil de un usuario hasta que charlas de manera anónima durante un tiempo.

  • Integraciones con servicios de terceros

La posibilidad de conectarte a la app de citas a través de Facebook o Google es una comodidad. Poder reproducir tu canción favorita en tu perfil cuando alguien lo visita a través de Spotify es original cuanto menos. Las integraciones con servicios de terceros abren un gran número de nuevas oportunidades y funcionalidades. Si un servicio de citas quiere estar a la última, no debería ser un servicio aislado. Los días en los que se podía desarrollar algo completamente al margen del resto de Internet han pasado.

¿Existe una plataforma de citas que cumpla estos criterios al 100%?

Aunque nos encantaría decir que sí, la página web o app de citas perfecta no existe. Cada una tiene sus puntos fuertes y sus debilidades. Además, lo que le gusta a un usuario puede que no sea lo que busca otro.

Por lo tanto, ¿cómo encuentras el mejor servicio para ti?

La única forma es probar diferentes opciones y buscar la mejor. Tampoco tiene que ser una página web o app clásica de citas. Tal vez tu opción es un videochat en línea. O una red social, donde puedes también conocer gente de forma cómoda. Por eso, busca, compara diferentes formatos y ¡elige el que más se ajuste a ti!

COMPARTIR: