24 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La conocida como Pasarela Cibeles arranca con la presencia de creadores como Roberto Diz, Brain & Beast y Maison Mesa

Llega la semana de la moda a Madrid: el sector textil factura a nivel nacional alrededor de 19.000 millones de euros

Desfile en una edición pasada de la Mercedes Fashion Week
Desfile en una edición pasada de la Mercedes Fashion Week / Europa Press
Un año más llega fiel a su cita la Madrid Mercedes Fashion Week, la conocida popularmente como pasarela Cibeles. El cambio de nombre de esta cita ineludible del mundo de la moda dice mucho de la situación del mercado de la moda, una de los grandes sectores económicos. Por un lado, está el sector del lujo que nunca ha dejado de crecer. Por otro, los hábitos comerciales de los españoles con respecto a la moda han cambiado. Los datos nos dicen que prefieren lo barato y lo de calidad pero caro.

La nueva edición del gran evento de la moda española transcurrirá del 24 al 29 de enero en IFEMA y otros escenarios de Madrid y vuelve a abrir el calendario de desfiles internacionales. El programa de esta convocatoria incluye los desfiles y presentaciones de 42 destacados creadores y marcas españolas 

Resultan relevantes las incorporaciones de reconocidos nombres de la industria de la moda española, como Roberto Diz, Brain & Beast y Maison Mesa, así como de las jóvenes creadoras, Beatriz Peñalver, Carlota Barrera y Pilar del Campo.

Además de los jóvenes creadores, también estarán en esta edición algunos de los grandes nombres de la moda española como Agatha Ruiz de la Prada, Hannibal Laguna o Roberto Verinno. En una edición que promete devolver la grandeza a esta gran cita de la moda tras las críticas de las dos últimas ediciones en las que los desfiles se alejaron del centro de Madrid para celebrarse en IFEMA a las fueras de la ciudad.

El pasado día 18 de enero, el Presidente de la Comunidad de Madrid recibió a algunos de los diseñadores que participaran en esta nueva edición de la Pasarela y destacó el papel de la moda en la Marca España: “Hemos puesto en marcha diferentes actuaciones que engloban desde nuestro tradicional apoyo a ACME para el desarrollo de los muestrarios de la Mercedes-Benz Fashion Week al asesoramiento empresarial y el impulso de jóvenes diseñadores con diversas iniciativas y proyectos como Emprendemoda”, señaló Garrido.

El presidente Ángel Garrido durante su recepción al mundo de la moda / Europa Press

El hecho de que las instituciones cada vez cuiden más el mundo de la moda no deja de ser un reflejo del peso que este sector tiene en la realidad económica española. El sector textil poco a poco cada vez crece más. El pasado año facturó en torno a los 18.012 millones de euros.

Cuando hablamos de la industria de la moda no solo lo hacemos de las grandes firmas, también las grandes cadenas de ropa tienen un impacto importante en la economía del país. La ropa y el calzado ya son el 12% de la cesta de la compra del español medio. Esto tiene un inmediato reflejo en la creación de empleos ya que las grandes cadenas cada vez abren más establecimientos, llegando a crearse casi 10.000 nuevos puestos de trabajo vinculados a las nuevas cadenas textiles en los últimos años.

“La dinámica del consumidor de moda de clase media cada vez se está moviendo más por los precios y lo llamativo de las prendas, más que por la calidad de las mismas. Hay una cultura de usar y tirar la ropa en nuestro país. ¿Una camiseta por tres euros? Pues te la llevas y aunque al año siguiente no valga ni para trapo de cocina pues la tiras y a por otra con colores que estén más de tendencia e igual de baratas. Hay un cambio de paradigma a la hora consumir moda”, asegura a Elcierredigital.com Ángel, un ex trabajador de una conocida cadena de moda low cost.

La desaparición de la "clase media" de la industria textil 

Más allá de las puntualizaciones es cierto que las cifras muestras que la sociedad española es consumidora de moda. Según la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex) el sector de la moda “ha superado la crisis en la que entró en 2007 y que se mantuvo en tono preocupante casi hasta 2015. En 2017 cada español gastó de media 451,79 euros. Por regiones, los madrileños son los que más gastaron con 547 euros de media, seguidos de los habitantes de Baleares con 535, 66 euros y los navarros con 518,18 euros.

Nota especial merecen las ventas online, que no dejan de crecer desde 2011. Según Acotex, aunque las cadenas no dan todos los datos, se estima que el e-commerce o comercio electrónico supuso en 2016 el 7% de la facturación total, un punto por encima de los datos del año anterior. Las cadenas especializadas siguen liderando con el 32,3%, seguidas de los hipermercados y supermercados, cuyas ventas de ropa y complementos suponen el 24% de la facturación total.

Tienda de ropa Low Cost / Europa Press

Asimismo, las tiendas multimarca, con el 19,7%, han superado a los grandes almacenes, que se tienen que conformar con un 8,7%. “Los grandes formatos comerciales están sufriendo por el tirón de los supermercados e hipermercados, que venden ropa de primera necesidad de buena calidad”, ha explicado Zamácola. El canal factory/outlet sigue creciendo, y ha pasado de suponer un 0,9% de la facturación en 2001 al 19,7% correspondiente a 2016.

Los datos permiten augurar un futuro en el que las grandes cadenas low cost seguirán creciendo y en el que las marcas importantes vinculadas al mundo del lujo seguirán inalterables. El problema estará para la “clase media” de la moda. “Las prendas de calidad cada vez se compran menos porque hay que pagarlas. Lo irónico de to todo es que a la larga el consumidor ahorra dinero porque las piezas son más duraderas, pero no se ve así a la hora de comprar. Es todo psicológico. A esto hay que sumar que las prendas de calidad, pero sin el valor añadido de un nombre/marca como un Adolfo Domínguez no tienen la percepción social del lujo con lo cual salen perdiendo. El terreno entre Prymarc y Adolfo Domínguez puede quedar yermo” asegura a Elcierredigital.com un alista de tendencias.

COMPARTIR: