07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los entonces Príncipes de Asturias esquivaban a la prensa mientras se entregaba el asesino de la baraja y Mariano Rajoy era elegido sucesor de Aznar

'Qué fue del verano de...' 2003 (VII): El primer estío de los reyes Felipe VI y Letizia como pareja en la sombra

/ Letizia y Felipe.
El verano de 2003 estuvo marcado por una ola de calor en la que los termómetros registraron temperaturas históricas hasta entonces. También fue el verano en el que la crónica negra nacional sumaba una nueva página a causa de la entrega del asesino de la baraja. Los entonces príncipes de Asturias esquivaron a los medios de comunicación durante su crucero por el Mediterráneo y Dinio García se convirtió en uno de los artistas más escuchados.

Si la ola de calor que ha asolado Europa durante este verano ha causado grandes pérdidas, el verano de 2003 fue uno de los más calurosos de la historia. Una intensa ola de calor europea dio lugar a récords en las temperaturas, máximas de 43 grados en España y de 38,5 grados en Reino Unido

También fue el verano en el que la crónica negra de España sumaba una nueva página. Durante el año 2003, numerosos asesinatos en los que las víctimas aparecían con un naipe. Tras los crímenes se encontraba Alfredo Galán, más conocido como el asesino de la baraja. Aquel personaje de carácter narcisista mataba a sus víctimas sin piedad. El criminal había estado destinado como soldado en Bosnia y alegó que sufría un trastorno que apaciguaba al matar.

En televisión, se estrenó '¿Dónde estás corazón?', uno de los programas más exitosos en el ámbito de la prensa rosa. Estaba conducido por Jaime Cantizano y entre sus colaboradores se encontraban María Patiño o Antonio Montero. A finales de verano, Televisión Española acogía un nuevo formato de reality musical al estilo de Operación Triunfo, sin embargo, esta vez los concursantes serían pequeñas estrellas infantiles. Carlos Lozano presentaba Eurojunior, del cual salieron cantantes como Maria Isabel o Blas Cantó

Mariano Rajoy, sucesor de Jose María Aznar

El expresidente del Partido Popular disfrutó aquel verano de sus vacaciones en la isla de Menorca. Junto a su mujer, Ana Botella, pasó la temporada estival entre lecturas y jornadas playeras en algunas de las calas más populares de la isla.

Mariano Rajoy y Jose María Aznar.

Aunque no todo fue descanso para el expresidente del partido ya que, tras un año bastante duro por los constantes conflictos internos en el partido, tomó una decisión esencial para la política española y en especial, para la formación azul. Mariano Rajoy fue nombrado su sucesor en detrimento de Rodrigo Rato

Dinio García, uno de los artistas más escuchados de aquel verano

Musicalmente, “Haciendo el amor”, la canción que lanzó el actor cubano Dinio García, más conocido por ser la expareja de la actriz Marujita Díaz, sonó en emisoras, fiestas o verbenas de pueblo. La canción ascendió en las listas de éxitos y convirtió al cantante en toda una estrella veraniega.  

Dinio y Marujita Díaz.

El reggaetón comenzaba a coger fuerza entre los más jóvenes y el tema “Papichulo” de Lorna fue uno de los temas más escuchados. Aunque también había oyentes que se resistían a dejar de lado a grupos como Jarabe de Palo o Diego Torres y su tema “Esperanza”. 

También fue el verano de grandes pérdidas en el mundo de la música. Artistas de la talla de Barry White, Celia Cruz o Imperio Argentina perecieron durante el estío del año 2003.

El primer verano de Felipe y Letizia como pareja

Tras conocerse en una cena organizada en casa del periodista Pedro Erquicia, los actuales reyes de España, Don Felipe y Doña Letizia, iniciaron un romance que no estuvo exento de dificultades. Tras meditar la decisión de dejar su meteórica carrera en Televisión Española y un viaje a Latinoamérica para reflexionar, la entonces periodista regresó a España con la idea de dejarlo todo por amor. Y así sucedió, la pareja hizo frente a la oposición familiar y contraería matrimonio al año siguiente.

Los reyes de España.

Durante aquel verano, la pareja realizó un crucero secreto por el Mediterráneo para afianzar su relación e intentaron esquivar a los periodistas aunque en numerosas ocasiones fue tarea imposible. Durante aquel verano, el entonces príncipe de Asturias despertó sospechas en Marivent, ya que acostumbraba a ver el telediario presentado por su futura esposa. 

COMPARTIR: