25 de julio de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Amarres de amor sencillos para mejorar la convivencia con tu pareja

Los amarres de amor son hechizos que pueden adaptarse a cualquier problema de pareja. Prácticamente son aplicables a cualquier conflicto, discusión o incluso ruptura que se haya sufrido.

Por este motivo, es bastante frecuente pedir amarres para solucionar problemas sentimentales. Los objetivos que pueden buscarse con ellos son muy variados.

Sin embargo, no es necesario sufrir una gran crisis de pareja para acudir a los amarres. O puede que la estés sufriendo y las señales que veas sean muy tenues todavía. También en estos casos los amarres de amor pueden serte de ayuda.

Te contamos cuándo aprovechar estos hechizos incluso en aquellas situaciones en las que creas que son simples "problemas de convivencia". Aprovecha estos amarres y mejora tu relación o puede que incluso soluciones problemas más graves que no identifiques a primera vista.

¿Cómo hacer bien los amarres de amor?

Hay dos formas de hacer los amarres de amor. Antes que nada, hay que dejar claro que con ambos caminos es posible alcanzar nuestros objetivos, pero debemos analizar nuestras propias posibilidades en cada ocasión.

Por un lado podemos hacerlos por nuestra cuenta. Los amarres son fáciles de hacer y sencillos de aprender. Pero como todo en la vida, requieren conocimiento y experiencia.

La información sobre amarres es pública, es fácil encontrarla en la Red. Pero a la hora de aplicarla en el ritual del hechizo, podrás comprobar que no es tan sencillo como aparenta, al menos las primeras veces.

Por ello, esta opción te la recomendamos solo si realmente conoces los amarres, sabes cómo se desarrollan los rituales y puedes aplicarlos sin inconveniente.

Como te indicamos, hay otra opción que es contar con profesionales en amarres de amor. En España una de las más reconocidas es Paloma Lafuente. Está especializada tanto en amarres como en cartomancia y otros hechizos.

Su conocimiento global de todos ellos, le permite escoger la mejor opción en cada momento o incluso combinarlos, por ejemplo con un endulzamiento de base y luego un amarre con el que tener más posibilidades de lograr el objetivo.

De hecho, Paloma Lafuente es conocida también por su página web oficial, donde mucha gente acude para descubrir cómo se hacen los amarres de amor. En ella detalla algunos de estos hechizos, por si quieres hacerlos por tu cuenta o por si deseas saber más sobre ellos.

Para los siguientes hechizos, aprovechamos esta información publicada por la profesional, con el fin de que puedas conocer cómo se desarrollan. En función de tu experiencia con ellos, deberás valorar si quieres aprovecharlos por tu cuenta o bien contar con la ayuda de profesionales como Paloma Lafuente.

Amarre de amor para una reconciliación en pareja

Paloma Lafuente explica que algunas personas acuden a su consulta y dicen que su pareja no les escucha.

Cuando se conoce mejor todos los detalles sobre la situación de pareja, es frecuente descubrir que detrás de ese incipiente distanciamiento se encuentra en realidad el enfado y/o rencor por alguna discusión anterior.

Estos sentimientos impiden una reconciliación, dado que no siempre es fácil explicarse abiertamente sobre ellos. Lo que aparentemente es falta de atención, en realidad se basa en las secuelas de discusiones anteriores, que en realidad no se han dirigido hacia una correcta reconciliación.

Para estos casos, ella recomienda un amarre de amor para la reconciliación. En este tipo de hechizos debemos utilizar los siguientes ingredientes:

  • 1 pulverizador.
  • 1 trozo de cuarzo rosa.
  • 1 vela rosa pequeña.
  • Aceite esencial de rosa.
  • Cerillas de madera.
  • Flores de color rosa.
  • Recipiente con agua.

Paloma Lafuente explica que, para este amarre de amor, tenemos que esperar a poder realizarlo cuando la pareja está durmiendo.

En primer lugar encenderemos la vela rosa y colocaremos unas gotas de aceite de rosa en un recipiente con agua. El cuarzo rosa debemos colocarlo precisamente en este recipiente.

Luego hay que esperar a que la vela se consuma completamente para continuar con el amarre. Este es un ejemplo claro de por qué en este tipo de hechizos debemos contar con un espacio íntimo, sin riesgo de interrupciones y en el que poder concentrarse de forma tranquila y sin prisas.

Una vez que la vela se haya consumido, coge las flores de color rosa y ponlas dentro del agua. Luego introduce esta agua en un pulverizador.

Con él, recorre todas las habitaciones de la casa y pulveriza cada una de ellas mientras dices en voz alta la siguiente oración:

"Agua suave, flor brillante, restaura la paz y el amor esta noche. Que así sea."

Dada la experiencia que hayas tenido con tu pareja, arroja más gotas en las estancias donde se hayan producido más discusiones.

A continuación coloca las flores en un florero de tu casa o, en caso de que no tengas uno, adquiere uno antes del ritual para aprovecharlo en este paso.

Termina el amarre para una reconciliación en pareja cogiendo los restos de la vela y enterrándolos en una maceta del hogar. Con el agua que te haya sobrado riega la tierra.

Amarre de amor para una pareja más pasional

Una de las consultas más frecuentes que Paloma Lafuente tiene que atender es la de personas que argumentan que su pareja no es pasional.

Aquí hay que analizar bien cada situación. No es lo mismo que una persona no haya sido nunca así, porque no es parte de su esencia personal, que el hecho de que una persona pasional disminuya estas muestras de deseo cada vez con mayor notoriedad.

En ambos casos, si escogemos un amarre para su solución, hay que desarrollar rituales diferentes, ya que el origen del problema no es el mismo en ambos casos. Y, dentro de cada experiencia propia, también es posible que haya situaciones muy diferentes que exijan amarres u otros hechizos distintos.

De forma general, para aquellas relaciones en las que la pareja haya perdido parte de la pasión, probablemente solo por un problema de rutinas, responsabilidades y falta de tiempo, este es un ritual recomendado por esta profesional.

Antes de iniciarlo, hay que conseguir los siguientes ingredientes:

  • 1 bolígrafo rojo.
  • 1 cuchara.
  • 1 papel blanco.
  • 1 tarro de cristal con tapa.
  • Bote de miel.

Escribe el nombre de tu pareja en el papel, luego deposítalo en el interior del tarro de cristal.

Vuelca dentro del tarro la miel, cucharada a cucharada. Mientras lo hacemos, tenemos que decir la siguiente oración:

"Así como la miel tiene la capacidad de endulzar lo alimentos, deseo que a su vez sea capaz de dulcificar tu pasión por mí. Bendíceme y haz que esta miel sea capaz de dulcificarle para que su pasión perdida pueda retornar a mí. Que así sea."

Las oraciones son bastante frecuentes en todos los hechizos, incluidos los amarres de amor. En ellas lo importante no es solo decirlas correctamente o en el momento indicado, sino también visualizar mientras se pronuncian el deseo que estamos formulando.

Para concluir este amarre de amor, solo tenemos que tapar el tarro y guardarlo debajo de la cama.

Como puede comprobarse, entre rituales hay diferencias importantes, tanto en su complejidad, como en su duración o en su desarrollo.

Lo que sí tienen en común es que los efectos que se consiguen con ellos son graduales. Es decir que no vamos a notar efectos inmediatos tras terminar el ritual.

Aquí, por ejemplo, para el amarre con el que queremos que la pareja sea más pasional, tendremos que guardar el tarro bajo la cama, mientras que anteriormente en el hechizo para la reconciliación, teníamos que aprovechar un jarrón en el que depositar las flores.

Pero tampoco significan estos ejemplos que no haya nada más que podamos hacer. Paloma Lafuente en ocasiones recomienda lo que se conoce como rituales caseros. Son también acciones que podemos realizar en relación a nuestro objetivo con la pareja, pero mucho más breves y sencillos.

Los rituales caseros podemos adaptarlos perfectamente a nuestra rutina diaria y con ellos intensificaremos la energía del hechizo, para hacer que sus efectos sean más rápidos y/o efectivos.

Ahora bien, hay que tener en cuenta otro aspecto importante de los amarres de amor que es la receptividad. Cuando solicitamos un deseo al Universo y este se cumple, debemos acogerlo con toda la voluntad que lo hemos pedido.

Por eso no es lógico que si pedimos tener una pareja que demuestre más pasión con nosotros, nuestra respuesta no sea de total recepción hacia estos nuevos sentimientos. Si, de lo contrario, mostramos rechazo o frialdad, solo conseguiremos agravar la situación en la que nos encontrábamos.

Finalmente, en relación a los amarres de amor, también hay que tener en cuenta otro elemento importante y es el origen de esta falta de pasión. Una cosa es que sea por la típica rutina y otra muy distinta es que haya alguien de por medio.

Incluso si hay terceras personas, sus intenciones pueden ser muy variadas, desde querer quitarte a la pareja hasta simplemente entorpecer la relación.

Paloma Lafuente recomienda para estos casos un amarre de alejamiento para terceras personas. Son hechizos poderosos y que deberías hacer con la ayuda de profesionales para tener la mayor probabilidad de conseguir el objetivo que quieres.

Amarre de amor para que la pareja sea más cariñosa

Las situaciones de pareja pueden ser muy parecidas, pero sutiles detalles marcan la diferencia entre unas y otras.

Si unas líneas atrás te hablábamos del problema que puede ser que una pareja no sea suficientemente pasional, ahora podemos tratar un problema similar, aunque completamente distinto en sus síntomas, el hecho de que la pareja no sea cariñosa.

En principio, nuestros pasos deben seguir el mismo camino. Tenemos que saber distinguir si se trata de un problema reciente o bien si es una característica de su personalidad que no nos gusta.

Y, por descontado, también tenemos que diferenciar si una persona no está mostrando señales de cariño hacia nosotros o más bien se trata de un problema de pasión, ya que los amarres son parecidos pero distintos y lo que deseamos también es diferente en un caso y en otro.

En esta ocasión nos centramos en un problema específico de muestras de cariño y los ingredientes que debemos reunir son los siguientes:

  • 1 bolígrafo rojo.
  • 1 fotografía de la persona que quieres lograr que sea más cariñosa.
  • 10 cucharadas de miel.
  • Cerillas de madera.
  • Frasco de cristal mediano con tapa.
  • Vela roja.

Coge la fotografía en la que aparece tu pareja y escribe su nombre 3 veces en la parte de detrás. Anota también el deseo que quieres solicitar. Luego gira la foto y escribe tu nombre, pero en esta ocasión solo debes escribirlo una única vez.

Ahora debes mirar fijamente la imagen y hacer un ejercicio de visualización. En él, debes imaginar las muestras de cariño que quieres que tu pareja muestre hacia ti.

A continuación, coge el frasco de cristal y pon cucharadas de miel en su interior. No es como en el amarre anterior en el que teníamos que llenar todo el frasco. Aquí solo tienes que volcar 10 cucharadas.

Eso sí, mientras lo haces también tienes que decir una oración:

"Dulce como la miel serás conmigo."

Cuando ya hayas terminado de poner las cucharadas de miel, dibuja un corazón en los nombres. Dobla la fotografía y ponla en el tarro de cristal. Asegúrate al hacerlo que tus dedos tocan la miel.

Solo queda un último paso y es cerrar el tarro y guardarlo en un lugar de la casa, pero del que solo tú tengas conocimiento.

Paloma Lafuente advierte para estas situaciones que no hay que bajar la guardia. La influencia negativa de una tercera persona no solo puede verse en el aspecto pasional, sino que también puede verse reflejada en muestras de cariño.

Antes de lanzarte a un amarre de amor concreto, tienes que identificar cuál es el verdadero problema que estás sufriendo en tu relación de pareja.

Una de las formas más efectiva de conseguirlo es aprovechando la lectura de cartas del tarot, ya que con ellas puedes conocer bien qué os está afectando y cuál es la solución ideal. Probablemente un amarre de amor te ofrezca los resultados que buscas.

COMPARTIR: