10 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

TusTrabajosUniversitarios nos desvela las preguntas más típicas del Tribunal del TFG

Falta apenas un mes para que comiencen las defensas públicas de los Trabajo Finales de Grado, uno de los momentos más significativos para los estudiantes que se encuentran en la etapa final de la carrera. Ante los nervios e inquietudes que genera esta etapa, los expertos en la realización de TFG TusTrabajosUniversitarios desvelan cuáles son las preguntas más habituales que suelen plantear el tribunal.

La defensa del TFG es uno de los momentos más importantes en la carrera de los estudiantes de cualquier modalidad. Esta evaluación, siempre y cuando sea aprobada, culmina la etapa universitaria y abre camino a los estudiantes hacia el mundo laboral, expresan los docentes. Es por esta razón por la cual genera tantos nervios e incertidumbre entre el alumnado. Los expertos de TusTrabajosUniversitarios, empresa especializada en la elaboración de TFGs por encargos para ayudar a los estudiantes a aprobar, son conscientes de esta situación. Por ello —a tan solo un mes antes de que comiencen las evaluaciones— ha aprovechado para responder a cuáles son las preguntas más habituales planteadas por parte del Tribunal del TFG. La empresa centrada en dar apoyo a los estudiantes que no tienen la posibilidad de presentar sus trabajos a tiempo explica que el Tribunal suele apostar por unas preguntas generales. “Con estas preguntas básicas puede detectar si el estudiante ha realizado el trabajo, pero también cuáles son sus motivaciones, si es consciente de las implicaciones de lo que propone, si ha aplicado adecuadamente el método científico o si el estudiante ha analizado a fondo el tema o lo ha tratado de manera superficial”, resuelven.

En base a ello, aclaran, se fija la nota que el Tribunal del TFG considera más oportuna. Por supuesto, indican, influye también cómo se haya realizado la exposición de la defensa. Es decir, si el alumno se ha adaptado a los tiempos establecidos, si ha condensado adecuadamente la información, si ha sido congruente y si ha realizado una presentación dinámica y fluida.

Las preguntas que nunca fallan, el Tribunal del TFG apuesta por lo seguro

Hay preguntas que siempre suelen ser planteadas por el Tribunal del TFG debido a la cantidad de información que proporcionan. Estas van alternándose entre los distintos miembros en función del tiempo disponible. Desde TusTrabajosUniversitarios recuerdan que el tiempo disponible para realizar la exposición de la defensa suele ser de 10 a 20 minutos, mientras que se dejan unos 10 minutos, aproximadamente, para responder a las preguntas del jurado, por lo que se debe ser claro y conciso con las respuestas que se dan. “Por lo general, las preguntas se plantean todas seguidas. Después el estudiante debe responder a cada una de ellas, además el orden no suele ser determinante. Ahora bien, es fundamental adaptarse a los tiempos para contestarlas todas y no interrumpir nunca al Tribunal cuando las está planteando”, remarcan. Estas suelen ser las siguientes: ¿cuál es la motivación de tu TFG?, ¿qué aporta el trabajo a tu campo de estudios o área académica?, ¿cuáles son las limitaciones del Trabajo Fin de Grado?, ¿cuáles son las fuentes utilizadas más destacadas o significativas para poder llevar a cabo el trabajo?, ¿planeas seguir investigando sobre el tema?, ¿tienes alguna duda para el Tribunal?, etcétera.

Aparte de estas preguntas, explican desde TusTrabajosUniversitarios, se encuentra la posibilidad de que el Tribunal plantee algunas cuestiones específicas sobre el tema en cuestión. “Siempre cae una o dos de este tipo y son las más delicadas”, comentan desde la empresa especializada en trabajos universitarios. Ahora bien, añaden que para responder a ellas lo más importante es ponerse en lo peor y prepararse: “Es fácil intuir cuáles son las preguntas específicas cuando te has preparado la exposición. Por lo general, las preguntas específicas se centran en las posibles incongruencias que puedan detectar en tu trabajo; aquello que pienses que resulte más difícil de entender”. En estos casos, aclaran, es conveniente leer y releer el trabajo e, incluso, prestar el trabajo a algún allegado para que lo lea y transmita al interesado cuáles son las dudas que le genera el TFG.

Practicar, ante todo, la clave para aprobar la defensa del TFG

La clave para aprobar un trabajo está en la práctica, declaran desde TusTrabajosUniversitarios. El estudiante, comentan, debe prepararse con calma la exposición y repetirla tantas veces como sea necesario para saber qué responder. Además, recomiendan contar con una zona de confort para poder hacerlo con calma y sin que haya distracciones, tal como puede leerse en el portal especializado de todohogar.wiki. Es importante, matizan, que la zona de confort cuente con un escritorio amplio, una silla cómoda y una buena iluminación —a esta última, declaran, hay que prestarle especial atención para evitar las temidas zonas de sombra que pueden repercutir en dolores de cabeza o en trastornos del sueño—. Desde la agencia especializada en la realización de TFG recomiendan, por otro lado, practicar todo lo que sea posible frente al espejo para controlar los gestos y expresiones, y con amigos. “Es fundamental practicar la defensa del TFG con amigos, familiares o allegados para comprobar cómo te desenvuelves, ver en qué estás fallando, averiguar si se entiende lo que estás explicando, si te adaptas a los tiempos y qué cosas tienes que cambiar”, señalan.

La humildad y la empatía siempre deja un buen sabor de boca

Por último, recomiendan desde TusTrabajosUniversitarios, es importante ser humildes y reconocer cuáles son los límites del TFG. “Este es un plus de madurez que el jurado suele valorar muy bien, siempre y cuando se le dé un enfoque positivo y se justifiquen las limitaciones”, especifican. Por otro lado, declaran, es más que conveniente expresar los agradecimientos a las personas que han hecho posible su elaboración, tal como informan los expertos en este artículo de CastellonInformacion. Aunque no son obligatorios, es muy recomendable que estos se incluyan tanto en el TFG, como en la defensa del trabajo final, indican. “No hace falta extenderse demasiado, nuestra recomendación es que dediques unos segundos al principio de la exposición para dar las gracias a las personas, instituciones o empresas que han hecho posible la elaboración del trabajo”, aclaran y concluyen que en la redacción del TFG estas deben incluirse, por norma general, después de la portada y en una página sin numerar.

COMPARTIR: