14 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mismo diseño, pero mucha más potencia

Microsoft sigue reinando en el mundo de los ordenadores convertibles con su nueva Surface Pro 6

La nueva surface pro mejora la potencia de los modelos anteriores sin cambios estéticos
La nueva surface pro mejora la potencia de los modelos anteriores sin cambios estéticos
Los ordenadores convertibles, ligeros y manejables ganan cada vez más peso por su uso de ocio y profesional, especialmente en este último. Para este segmento la nueva Surface Pro 6 de Microsoft promete tener pocos competidores, especialmente en su gama más alta que es un derroche de velocidad, memoria y capacidad.

Para qué cambiar por fuera si lo que importa está dentro. Esta parece ser la máxima de la nueva Surface Pro 6 de Microsoft que mantiene el diseño de las predecesoras pero con una mejora en el rendimiento espectacular. Aunque la potencia de los últimos modelos es más que suficiente para casi todos los usuarios, la verdad es que ya se demandaba una mejora. No hay que olvidar que las últimas Surface Pro se lanzaron en el mercado en el segundo semestre del año 2017.

Estas mejoras están presentes desde el equipo más básico al modelo superior. No es solo una tableta convertible, en su corazón, que integra un procesador de cuatro núcleos Intel Core i5 de 8ª generación que se acompaña de partida por 16 GB de memoria RAM DDR4, garantiza una mejora en el rendimiento y la velocidad del dispositivo que ofrece hasta 13,5 horas de autonomía. Su almacenamiento, difícilmente mejorable en un equipo portatil:  Un disco SSD de 1 TB de capacidad.

La pantalla, de tipo PixelSense, se mantiene en 12,3 pulgadas con una resolución de 267 ppi. Un apartado, el de la imagen, que se completa con su cámara de 8 megapíxeles con autofocus. En lo que se refiere a conexiones, encontramos un puerto USB, ranura microSD, conector para auriculares, un puerto propietario de Microsoft para su carga.

Qué echamos de menos

El primer punto está en la conectividad. El paso hacia el USB-C parece imparable. No solo ha avanzado enormemente Apple al imponerlo en sus últimos Macbook o incluso en los nuevos modelos de iPad Pro, que ha acabado con el lightning de carga, sino que la mayoría de los convertibles que usan Windows también se están pasando al USB-C. Aún así, esta Surface no lo incluye y se pierden muchas posibilidades en transferencias de datos bajo el interfaz Thunderbolt 3 y también en el uso de nuevos periféricos.

También se echa de menos un cambio en las cámaras, especialmente en la frontal. La cámara actual es más que digna para videoconferencias, pero algo anticuada y muy lejos de las últimas mejoras, incluso en dispositivos móviles.

¿Suficiente para trabajar en todos los lugares?

Surface Pro es muy buen equipo de movilidad, con una gran potencia, aunque tiene sus "peros" en cuanto a uso profesional, o al menos si no quieres aumentar ostensiblemente el gasto.

La docking station de la surface es imprescindible para el trabajo en oficina

Así, aunque es cómodo de usar en la mesa, para un trabajo continuo y de envergadura se hace imprescindible conectar a un monitor o incluso a una ethernet y es donde la docking station se hace imprescindible y también realizar otro desembolso bastante importante: 229 euros. Igualmente, aunque su lápiz, con un coste de 110 euros, permite hacer ciertas funciones a los que se dediquen al diseño, se queda lejos de las prestaciones del iPad Pro y del Apple Pencil.

Pero, a pesar de estas salvedades seguimos con un compacto y potente equipo especialmente pensado para quien la movilidad es un aspecto esencial en su trabajo.

 

A partir del lunes Elcierredigital.com entrevista a Laureano Oubiña, extraficante gallego que contará su vida después de permanecer 33 años en la cárcel. 

COMPARTIR: