01 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Este año la seguridad se refuerza debido a que una hora después también se recibirá el año nuevo en directo para Canarias

La Puerta del Sol se blinda en las campanadas para evitar posibles atentados

La cúpula del Reloj de la Puerta del Sol al que miraremos todos esta noche/ Bernardo Paz
La cúpula del Reloj de la Puerta del Sol al que miraremos todos esta noche/ Bernardo Paz
Un gran dispositivo policial garantizará la seguridad en la zona y evitar incidentes durante las celebraciones. Para ello se prohibirá la entrada al recinto con vídrios, petardos y objetos contundentes y se limitará el aforo a 20.000 personas.

Cuenta atrás para las campanadas que despedirán 2018. La Puerta del Sol, protagonista tradicional en Nochevieja, se prepara y se blinda para acoger a unas 20.000 personas que tomarán las doce uvas bajo el famoso Reloj de la Casa de Correos. Un dispositivo organizado de manera conjunta por la Policía Municipal y el Cuerpo Nacional de Policía garantizará la seguridad en la zona durante todo el día 31, ya que al mediodía también se hace un ensayo de las campanadas para evitar fallos de última hora. 

Un agente del Cuerpo Nacional de Policía vigilando en la Puerta del Sol/ Bernardo Paz

Ese dispositivo de seguridad comenzará a notarse para los visitantes muchos metros antes de llegar a la misma Puerta del Sol. Con el objetivo de  ordenar la entrada a la zona, se han establecido cuatro puntos de acceso a través controles fijados en  la Carrera de San Jerónimo con la calle Victoria, en la calle Alcalá con el callejón Caja de Ahorro, en la calle Mayor con Esparteros y en la calle Arenal entre los números 5 y 7. 

Pero incluso antes de estos controles, habrá otros puntos previos de vigilancia y registro de todo el que quiera entrar a la zona y de los objetos que lleve consigo. 

Para asegurar el éxito de los controles, los agentes desalojarán por completo la Puerta del Sol a las 21.00 horas para revisar y registrar todos los rincones. A las 21.30 horas se abrirá de nuevo el acceso a través de los controles descritos.  A las 21.00 horas también cerrarán sus puertas de entrada y salida las estaciones de Metro y Cercanías de la plaza. 

Paneles informativos y acceso especial para personas con movilidad reducida

Una novedad será la información continua a las personas del estado en el que se encuentra  la Puerta del Sol en cuanto a su capacidad. A través de paneles luminosos se irán actualizando datos para que todos sepan si el recinto está completo o queda sitio. El dispositivo de seguridad será muy estricto en cuanto al aforo de la plaza y solo se dejará entrar más gente a medida que se vayan marchado los que accedieron previamente.

Calle Preciados, una de las vías de evacuación fijadas para abandonar la plaza en caso de necesidad/ Bernardo Paz  

Dato importante que deben tener en cuenta los que pretendan tomar las uvas bajo el célebre Reloj, son las calles que se han fijado como vías de evacuación. Estas quedarán libres de público  las calles Preciados, Carmen y Montera. Todas parten de la misma Puerta del Sol.

Y también como novedad, las personas con movilidad reducida tendrá su acceso por la calle Marqués Viudo de Pontejos hacía la Calle Correo para ser ubicadas en la zona reservada.

Canarias tendrá sus campanadas en directo

Pero quizá, la más importante por solicitada y esperada de las novedades, es que el reloj de la Puerta del Sol se retrasará a las 00.15 hora para proceder después a dar las campanadas con el huso horario canario, donde tienen una hora menos que en la península y Baleares. El encargado de realizar este cambio será  Jesús López Terradas,  el relojero que cuida y mantiene durante todo el año el mecanismo de uno de los relojes más famosos del mundo. 

Todo preparado y organizado para que todo discurra en paz y que nada se "atrangante" en la última noche de 2018.  

COMPARTIR: