14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde que en junio dejó de ser representado por la casa Matilla había desaparecido de los carteles de las grandes Ferias

Alejandro Talavante anuncia por sorpresa su retirada de los toros “por tiempo indefinido” en el día del adiós a Padilla

El torero Alejandro Talavante ha decidido hacer un parón en su carrera profesional y retirarse de los ruedos tras un año de altibajos muy marcado por la ausencia en la mayoría de las grandes plazas tras su ruptura profesional con la todopoderosa casa Matilla

El torero Alejandro Talavante ha decidido hacer un parón en su carrera profesional y retirarse de los ruedos tras un año de altibajos muy marcado por la ausencia en la mayoría de las grandes plazas tras su ruptura profesional con la todopoderosa casa Matilla.

El día del adiós de Juan José Padilla, en la plaza de toros de Zaragoza, fue también el del Alejandro Talavante. En un breve anuncio, publicado pocos minutos después de torear su última tarde del año en Zaragoza, Talavante anunciaba su retirada de los ruedos “por tiempo indefinido”.

Un cierre de temporada 2018 extraño, con grandes altos y bajos. Fue el gran triunfador de la Feria de San Isidro, pero desde el 3 de junio, tras cortar cuatro orejas en Granada su presencia en los carteles de las principales ferias ha sido escasa y sus contratos se han reducido considerablemente. Todo ello tras su ruptura profesional con sus representantes, la casa Matilla.

El segundo “castigo” a Talavante

La segunda parte de la temporada fue dura para Talavante. Intentó luchar, ser valiente y se la jugó en la Feria de Otoño, donde los bombos le permitieron doblar su apuesta en  Las Ventas, pero, descentrado por todos los problemas que arrastraba no tuvo suerte.

Si en 2014, cuando sufrió un vacío parecido salió el Talavante más luchador, con declaraciones como las que afirmaba “Empiezo esta tarde el segundo tramo de mi temporada bélica y por tanto paralela con las grandes familias empresariales; contra el mutismo de mis compañeros”, en este 2018 ha considerado que el silencio y la retirada era su mejor opción.

Talavante fichó por la Casa Matilla, de la mano del poderoso Antonio García Jiménez, “Toño Matilla”, en 2016. En esos años se volvió a ver al mejor Talavante, algo que no hemos podido disfrutar a final de esta temporada por ser castigado por quienes manejan el mundo del toreo.

Mientras, la casa Matilla en 2019 continuará dirigiendo las carreras de José María Manzanares y El Fandi y, como se ha anunciado justamente este sábado, la de Morante de la Puebla.

Una carrera repleta de triunfos

Desde que tomo su alternativa en 2006, el valor y la pureza han sido dos virtudes que han acompañado a Talavante, que fusionaba el clasicicismo con la improvisación.

Cinco Puertas Grandes de Madrid, una del Príncipe en Sevilla y un sinfín de triunfos por las principales ferias del panorama nacional e internacional avalan una trayectoria intachable y que ahora sufre un parón, de momento "por tiempo indefinido", pero que sus seguidores esperan que sea muy corto.

COMPARTIR: