03 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿Cómo ahorrar dinero comprando un coche de segunda mano en lugar de uno nuevo?

La compra de un vehículo sigue siendo una de las más relevantes, tanto por su importancia, como por la inversión. En el primero, el coche sigue siendo fundamental para poder no solo desplazarnos por ocio y vacaciones, sino para muchas personas por razones de estudio o trabajo, no existiendo otras alternativas o estas siendo mucho peores por cuestión generalmente de tiempo.  El segundo es el coste, especialmente si tenemos en cuenta que es un bien que, aunque lo tratemos muy bien, se devalúa en el tiempo. Pero frente a este hecho los coches segunda mano se han convertido en una alternativa con muchas ventajas.

Precio más competitivo

La primera es el precio, no solo un coche nuevo tiene un precio superior, sino que su depreciación es también mucho más rápida, lo que conlleva en muchos casos un sobrecoste doble, por la propia compra del vehículo como si este se hace financiado, en un momento como el actual en el que además los tipos de interés son elevados.  

Todo esto se refleja en un coste por kilómetro mucho más bajo en el coche usado que en el nuevo, relevante para todos, pero especialmente cuando se usa para fines comerciales o profesionales. En este último caso es importante para su negocio, ya seas empresas y autónomos, conseguir el vehículo que se ajuste mejor en su inversión inicial y en sus posteriores plazos de amortización, sin que tenga que usar mucha tesorería para ello.

Ahorro en impuestos

Hay que tener también en cuenta como además del precio del vehículo en sí está también el abono de impuestos, que en la compra de un coche de segunda mano son mucho menores que los de un coche nuevo. En un vehículo de segunda mano solo tienes que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, a un tipo mucho más reducido que el IVA del vehículo nuevo. No solo eso, en el coche nuevo hay que unir otras tasas, entre las que destacan impuestos medioambientales y la matriculación.

Una gran variedad

Todo ello sin que tengas que renunciar al coche que deseas. Actualmente la variedad de coches de segunda mano es enorme y cubre todo tipo de necesidades, desde un coche familiar a otro más pequeño para movernos en ciudad, desde modelos más deportivos a otros más profesionales.

Además la cantidad de vehículos disponible permite que no tengas esperas, y que rápidamente puedas encontrar, comprar y empezar usar un tipo de vehículo que desees. Esta es una enorme ventaja con muchos coches nuevos que tienen una tiempo de espera para comprarlo de muchos meses.

Sin renunciar a las garantías 

Todo ello, además sin que tengas que renunciar a nada. Un fallo muy común es pensar que solo los coches nuevos tienen garantías, también los tienen los vehículos de segunda mano, que además se venden revisados y preparados para cumplir sus múltiples cometidos.

Por todo ello: variedad, precio y garantías, los coches de segunda mano se han convertido en una alternativa cada vez mejor valorada por los usuarios.

COMPARTIR: