17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

¿Qué hacer para tener suerte en el casino?

Ya sea que entres a un casino físico a deslumbrarte con sus luces, música y ambiente, o que disfrutes desde la comodidad de tu casa jugando en un casino en línea, la experiencia de juego debe ser algo disfrutable y divertido. Esto resulta aún mejor si nos produce ganancias.

Seamos claros: es frustrante jugar y ver que la suerte parece no estar de tu lado. Entonces, ¿cómo hacer para cambiar eso? Muchas personas tienen amuletos de la suerte o rituales como soplar los dados, pero esto no deja de ser meramente superstición y no tiene una repercusión real. Sigue leyendo si quieres conocer algunas opciones más confiables.

¿Es suerte lo que necesitas?

Habrá quien asegure que su buena suerte en el juego viene de cruzar los dedos o tener una pata de conejo. Aunque estos rituales pueden ayudarnos a sentirnos cómodos y con confianza y hacer más disfrutable la experiencia, la realidad es que no hay evidencia científica de que influyan en las oportunidades de ganar (BBC Mundo, 2011).

Es necesario entender que todos los juegos de casino se basan en la probabilidad, no en vano son llamados juegos de azar. Por lo tanto, entender el juego y aprender a jugar con las probabilidades a tu favor es lo que te acercará a la suerte.

Escogiendo el juego adecuado

Todos los juegos tienen reglas y funcionamientos distintos. Algunos dependen únicamente del azar, mientras que existen otros que requieren ciertas habilidades por parte del jugador. En cualquier caso, siempre se mantiene un factor dependiente del azar y las probabilidades. 

En el primer grupo tenemos juegos como las máquinas tragamonedas, la ruleta, el craps o el baccarat. Todos estos juegos consisten en apostar sobre un resultado. Si se acierta, se gana. El problema es que no hay manera de adivinar con seguridad cuál será el resultado, ya que este no depende de algún patrón o norma, sino que es completamente aleatorio.

Jugar con la probabilidad a tu favor

En el caso de los juegos tradicionales la aleatoriedad se genera al lanzar unos dados, escoger unas cartas o hacer girar la ruleta. En un casino en línea se obtiene con la tecnología de generación aleatoria de números o RNG (Random Number Generator). En cualquiera de los casos, lo importante es escoger los juegos con mayores probabilidades de acierto.

Por ejemplo, cuando se apuesta a un número en la ruleta, la probabilidad de acierto es de 1 entre 36, aproximadamente un 3%. Sin embargo, al apostar por un color, rojo o negro, la probabilidad asciende a casi el 50%. Un cálculo similar puede hacerse para otros juegos.

En el Baccarat, como hay tres resultados posibles, las probabilidades de acertar en tu apuesta se acercan a 1 entre 3, es decir alrededor de un 33%. Este porcentaje no parece mucho, pero es sin uno de los mejores que encontrarás en un casino.

Jugar con habilidad

Hay otro tipo de juegos que, a pesar de depender del azar en cierta medida, dependen principalmente de tus habilidades. Estos deben ser jugados usando la lógica y la estrategia para ganar. En este grupo se incluyen juegos de cartas como el blackjack o el póker.

En el Póker las cartas que obtienes en tu mazo son aleatorias y fortuitas. Sin embargo, lo que verdaderamente determina tus posibilidades de ganar es el manejo de la estrategia y el uso de la psicología para entender e influenciar a tus contrincantes.

En el caso del blackjack, así como de otros juegos de cartas, la clave está en conocer el mazo y estar atento a las jugadas anteriores. Esto hará posible utilizar la matemática y la estadística para realizar estimaciones que permitan predecir con cierta confiabilidad los siguientes movimientos y tomar una decisión estratégica con base en eso.

La casa tiene ventaja

Aunque hayas aprendido a calcular probabilidades en algunos juegos, o hayas desarrollado tus habilidades en otros, es importante considerar en tus estrategias que todos los juegos están diseñados de forma que el casino siempre tiene una pequeña ventaja sobre los jugadores. Esto se conoce como la ventaja de la casa.

Esta ventaja es lo que le permite al casino generar ingresos con los juegos que ofrece, y debe ser tomada en cuenta al momento de calcular las probabilidades de acierto en una apuesta. Por ejemplo, en algunos juegos de dados, la ventaja de la casa puede estar entre el 1% y el 2%, mientras que en la ruleta puede llegar a ser del 5%, y en algunos juegos puede ascender hasta el 20% (mypokercoaching.com).

La suerte de ganar

Ganar es una cuestión de dinero. Por eso no solo hay que tomar en cuenta la probabilidad de acierto en un juego, sino su volatilidad. Esta hace referencia al riesgo implícito que existe al jugarlo. Es una medida del grado de variación en las pérdidas y ganancias esperadas con respecto al monto inicial apostado.

Un juego de alta volatilidad puede ofrecer premios más grandes, pero menos frecuentes, mientras que un juego de baja volatilidad puede ofrecer premios más pequeños, pero más frecuentes. Además, mientras mayor es la volatilidad también aumenta la probabilidad y tamaño de las pérdidas.

Quizás la apuesta más segura no tenga el premio más atractivo, pero, probablemente, con ella tampoco tengas la mala suerte de perder tu dinero.

COMPARTIR: