07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL 10 DE SEPTIEMBRE DE 2001 EL MADISON SQUARE GARDEN SE RENDÍA ANTE EL ASTRO QUE LUEGO FUE CRUCIFICADO SIN PRUEBAS POR ACTITUDES SEXUALES CON NIÑOS

Se cumplen 21 años del último concierto de Michael Jackson: El histórico evento en Nueva York

último concierto de Michael Jackson
último concierto de Michael Jackson
El 10 de septiembre de 2001, Michael Jackson dio su último concierto en el Madison Square Garden de Nueva York. El nombre de la última gira fue 'The Michael Jackson: 30th Anniversary Special', en la que cantó éxitos como 'Thriller' o 'Beat It'. Tras seis años de ausencia, el conocido como el 'Rey del Pop' volvía a los escenarios para celebrar sus 30 años de carrera como solista. Michael Jackson falleció el 25 de junio de 2009 debido a una intoxicación de propofol.

El 10 de septiembre de 2001, Michael Jackson dio su último concierto en el Madison Square Garden de Nueva York, un día antes del terrible atentado del World Trade Center. En aquel entonces nadie sabía que ese show significaría la despedida del ‘Rey del Pop’. Tras seis años de ausencia, Michael volvía a los escenarios para celebrar sus 30 años de carrera como solista. En esta ocasión, Michael apareció junto a sus hermanos, algo que no ocurría desde 1984.

'The Michael Jackson: 30th Anniversary Special' fue el nombre de la última gira realizada por Michael Jackson en la que cantó éxitos como 'Thriller' o 'Beat It'. La gira constaba de dos conciertos en el Madison Square Garden los días 7 y 10 de septiembre. Britney Spears, Slash, ‘N Sync, Destiny’s Child, Mýa, Usher, Monica, Luther Vandross y Whitney Houston fueron las grandes personalidades que participaron en el evento que mostró el brillo de Jackson.

En octubre de 2001, Jackson realizó un single para fines benéficos, titulado 'What More Can I Give', que representó un alegato ante los ataques del 11-S. Esta canción tuvo una versión en español interpretada por Ricky Martin, que contó con la participación de numerosos artistas.

Leaving Neverland: ¿puede el documental sobre Michael Jackson afectar a su  legado? - BBC News Mundo

Michael Jackson antes y después de padecer vitíligo

Debido al gran éxito de su vuelta a los escenarios, el 'Rey del Pop' preparó una gira que contaba con 50 conciertos, algo que nunca pudo llevar a cabo, ya que el 25 de junio de 2009 falleció a los 50 años.

El artista Michael Jackson forma parte de esa serie de celebridades, ya fallecidas, sobre las que constantemente aún se cuentan cosas con tal pasión que parece que la estrella sigue viva, que continúa estando entre nosotros. Lo mismo ocurre con personajes como Diana de Gales, Marilyn Monroe o John Kennedy. Además, en el caso del cantante Michael Jackson, este tiene el dudoso honor de ser el artista muerto más rentable, después de cumplirse trece años de su fallecimiento. 

Michael Jackson murió el 25 de junio de 2009, con poco más de cincuenta años y una imagen física que apenas recordaba al joven prodigio que sorprendió al mundo décadas atrás. Por otra parte, el eco de las denuncias por presunto abuso sexual a menores nunca se extinguieron definitivamente. Sobre todo, cuando una década después de su muerte, el documental Leaving Neverland volvió a convertir a el 'Rey del Pop' en un depredador sexual, acabando con la posibilidad de rehabilitar su imagen aún cuando la justicia le había dado la razón. 

Michael falleció debido a una intoxicación de propofol, un analgésico intravenoso que fue suministrado por Conrad Murray, que era su médico personal. Fue condenado a cuatro años de cárcel por homicidio involuntario.

Acusaciones de acoso


Michael Jackson adquirió su famoso rancho Neverland, de California, en 1988. Esta casa, unida a su imagen ya para siempre, se convirtió en todo un museo de una infancia que nunca disfrutó como tal. A finales de los 80, Jackson ya era el cantante más exitoso del mundo y podía tener en su casa lo que el niño Michael siempre anheló: sala de cine, de juegos o un parque de atracciones.

Su relación con los menores nunca generó comentarios hasta que en 1993 el asunto se convirtió en un tema sórdido para los medios. La familia de Jordan Chandler, un joven de 13 años, lo acusó de abusos sexuales. Sin embargo, las pruebas eran muy endebles. Todo se basaba en un informe de un psiquiatra que nunca se entrevistó con el crío y en una declaración que Jordan hizo, según se ha sabido después, condicionado por su padre. 

Evan Chandler estaba divorciado de la madre de Jordan, que había rehecho su vida sentimental con otro hombre, que es quien conoció a Jackson. Un accidente en su coche hizo que el cantante recurriera a los servicios de este hombre y él, sabedor de que su hijastro era fan de Jackson, le pidió que llamara al pequeño. Comenzó así una relación de amistad con toda la familia que llevó incluso a la prensa del corazón a especular con que la madre de Jordan fuese la nueva pareja del cantante. 

Michael Jackson pagó 18 millones para silenciar a sus presuntas víctimas |  Estilo | EL PAÍS

Michael Jackson en el juzgado

Evan Chandler comenzó a sentirse apartado y a ver cómo los intentos de su padre para que Michael Jackson lo introdujera en el mundo del cine no daban el fruto esperado. Por ese motivo, urdió un plan junto con un abogado experto en temas civiles. 

Se inició así un proceso donde la imagen pública de Michael Jackson se vio especialmente afectada. Finalmente, acabó firmando un acuerdo en el que no reconocía bajo ningún concepto los hechos pero accedía a pagar una importante cantidad de dinero a Jordan.

La muerte de Michael en 2009 dio lugar a que los problemas judiciales por un asunto tan escabroso quedarán olvidados. Cuatro años antes había pasado nuevamente por un calvario judicial pero, en esa ocasión, sí hubo un proceso penal y una sentencia donde se declaraba al artista como "no culpable" ante la exhibición de una serie de pruebas que, en el mejor de los casos, se podrían calificar de endebles. 

Sin embargo, una década después de su óbito, el documental 'Leaving Neverland' volvió a poner de actualidad los presuntos abusos sexuales. Este documento gráfico se basa en el testimonio de Wade Robson, quien acusa al cantante de haber abusado sexualmente de él en su infancia. Robson declaró en 2005, bajo juramento, que nunca había tenido contactos de índole sexual con el artista. 

El documental llegó a HBO en un momento muy concreto de la historia del espectáculo en Estados Unidos, cuando se desató el alud de acusaciones de abuso sexual y de poder que tenía como objetivo al productor Harvey Weinstein

COMPARTIR: