28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Casas en venta en Miami

Si estás pensando en realizar una inversión importante, como puede ser la adquisición de casas en venta en miami, sin dudas el sector de bienes raíces es uno de los que deberías considerar, pues las ganancias que pueden obtenerse a partir de la construcción y comercialización de inmuebles es una de las más atractivas para quienes quieren mover su dinero.

Por supuesto, comprenderás que estamos hablando de ingresos que sólo pueden ser posibles si se dispone de una gran suma al momento de afrontar el proyecto, pero no tienes por qué desanimarte en caso de que no poseas esos montos, ya que existen muchas alternativas de financiamiento para hacer una inversión considerable, y probablemente alguna de ellas vaya bien contigo.

Tal es el caso de la apuesta actual por este un nicho en pleno crecimiento por ser ésta una de las ciudades con mayor demanda habitacional de todos los Estados Unidos, aquella donde miles de personas buscan instalarse cómodamente cada mes para hacer negocios, disfrutar del clima local y su oferta cultural variada, la que integra rápidamente al recién llegado.

Entonces, ¿cómo invertir en bienes raíces sin dinero?

Como decíamos antes, afortunadamente hay opciones que están muy de moda a la hora de invertir en bienes raíces o, lo que es igual, invertir en propiedades cuyo único objetivo sea la rentabilidad posterior, con la intención de vender una vez finalizadas al haberse apreciado, o alquilándolas, obteniendo así ingresos mensuales estables, que permitan llevar adelante más inversiones.

Lo interesante del caso es que vas a poder desarrollar tu estrategia de ganancias en bienes raíces también si tienes poco o nada de dinero, reconociendo los métodos más eficientes para tu posición, estableciendo uno con el que te sientas cómodo para afrontar los primeros pago y, ya concluida esa inversión inicial, luego comenzar a trabajar con tu propio capital

De hecho, muchos de los inversores en real estate más reconocidos en la industria, comenzaron su andadura utilizando el dinero de otros para sus obras, y poco a poco fueron construyendo imperios. No tienes por qué llegar tan lejos si no quieres, pero esa es la muestra evidente de que hay formas de capitalizar el dinero ajeno sin arriesgar el propio patrimonio, o sin disponer de uno grande.

Financiamiento del vendedor

Una de las soluciones más clásicas en estos casos es el financiamiento que da el propio vendedor. Muchas veces, cuando los compradores no pueden conseguir préstamos de dinero de aquellas instituciones financieras que están para eso, buscan financiamiento inmobiliario como éste.

Es el propio vendedor el que financia la construcción, ofreciendo facilidades de pago al comprador que, eventualmente, esperará a que el inmueble se revalorice, o lo pondrá en alquiler para afrontar esa deuda, quedándose con un excedente todos los meses que le permitirá ir ganando dinero.

Arrendamiento

Invertir en bienes raíces a través del arrendamiento no es nada extraño, cobrando el dueño al comprador una prima mensual o anual, similar a la de los alquileres pero con un valor elevado, canalizando ese dinero hacia una fórmula de compra, lo que permite a ambas partes lograr una respuesta a sus necesidades, resolviendo la situación sin que se afecte su calidad de vida.

Créditos personales de bienes raíces

Los créditos personales tampoco pueden ser descartados en estas circunstancias, sobre todo cuando la espalda de quien lo solicita es lo suficientemente ancha como para recibir un trato preferencial. Dinero disponible de inmediato, plazos largos para devolverlo y el despliegue de un historial crediticio que te permitirá reclamar otros préstamos en el futuro son sus ventajas.

Los créditos de dinero personal privados suelen requerir de que el prestatario cubra los costos de cierre, las tarifas de solicitud, las tarifas de tasación y cualquier otro costo asociado con la compra.

Créditos personales privados

Si no se puede acceder a un préstamo como el anterior, están los créditos personales privados, cuyos plazos tienden a ser menores, de aproximadamente 12 meses, pero que tienen el beneficio de ser otorgados por personas que están metidas en el rubro, que conocen los riesgos pero también el potencial de estas inversiones, por lo que pueden guiar al interesado durante todo el proyecto.

Como contrapartida, es probable que sus intereses sean altos y hasta participen en los ingresos. Igualmente, pueden ser una buena forma de meterse en este mercado si no se tiene experiencia.

Conclusiones

Sea para invertir en un complejo habitacional en Miami o en cualquier otra localidad pujante, queda claro entonces que podemos aspirar a diversos métodos de financiamiento en bienes raíces, casi siempre asociados a los préstamos o créditos, pero que tampoco se quedan únicamente en ellos.

Dependerá, a partir de allí, que analices muy bien las diferentes propuestas para descubrir cuál va mejor con el plan que tienes en mente, qué sumas pondrán en tus manos, y cómo vas a devolverla. Por lo demás, la construcción es una de las industrias más seguras para invertir.

COMPARTIR: