01 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los malos tratos a su segunda mujer, Raquel Bollo, provocaron el declive de su carrera artística

Adiós a Antonio Cortés "Chiquetete": el polémico cantaor que fusionó el flamenco con la balada

Antonio Cortés Pantoja (Algeciras, 1948), conocido artísticamente como Chiquetete, falleció este domingo en la Clínica Fátima de Sevilla, donde se encontraba ingresado por una intervención de cadera que se complicó debido a los problemas coronarios que el artista padecía.

Antonio Cortés provenía de una familia vinculada al mundo del espectáculo. Su madre, fallecida el pasado mes de febrero, trabajó como bailaora bajo el nombre de La Chumina. Su tío carnal fue Juan Pantoja, perteneciente al trío Los Gaditanos, y el primero en usar el pseudónimo de Chiquetete. A la muerte de este, Antonio empezó a triunfar en los tablaos con el nombre heredado de su tío.

A finales de los setenta, Chiquetete se une al guitarrista y compositor Paco Cepero y comienza a grabar discos. A principios de los ochenta su viraje hacia las baladas le convirtió a un cantante de éxito masivo en España y América Latina. En esos años, también sus primos carnales, Isabel y Agustín Pantoja, comenzaron el asalto a la lista de éxitos. Canciones como La puerta de Toledo, Volver  y, sobre todo, Esa cobardía.

En los últimos años fue, sin embargo, su vida privada la que ocupó los titulares, convirtiéndole en tema de habitual en las revistas y los programas del corazón. En su vida siempre había una mujer. En 1973 se casó con la bailaora Amparo Cazalla con la que tendría tres hijos. Este matrimonio acabó con una ruptura escandalosa cuando Antonio conoció a Raquel Bollo, una joven de 18 años amiga de su hija Rocío. Con la joven sevillana tendría dos hijos. El primero, Manuel, ha seguido sus pasos en el mundo de la canción.

Su relación con Raquel Bollo acabó en 2003 con una denuncia por malos tratos contra el artista. Las fotos de Raquel con la acara amoratada publicadas en una revista del colorín convirtieron a la ex del cantante en una presencia habitual en los platós de televisión. La imagen de Chiquetete se vio gravemente afectada por todo esto y su carrera musical empezó a decaer, así como el número de contrataciones tras la sentencia en la que se demostraba como cierto el maltrato. Por si faltase algún flanco por cubrir, también se hicieron públicos sus problemas con la cocaína.

Cisma familiar

Además, estos sucesos crearon un cisma en su vida familiar. Su prima Isabel Pantoja arropó y apoyó a Raquel ante la situación de malos tratos. Tras la muerte de su primo, la tonadillera ha guardado silencio.


La cantante María del Monte a la entrada del tanatorio (Europa Press)

En esos años también apareció en su vida Carmen Gahona, su última pareja. La personalidad de esta empresaria sevillana le ha llevado a protagonizar múltiples entrevistas en televisión y a participar en varios "reality shows". Ante la fama de su nueva mujer, Antonio decidió mantenerse en un segundo plano y no entrar en polémicas mediática con las que tan  bien lidia Gahona. Hace tan solo un mes,  el programa de Telecinco Sálvame, llevaba a su plató a Inma Cueva, una nueva supuesta amante del artista. Esta misma intentó ayer visitar el tanatorio donde reposaban los restos del cantante provocando un gran escándalo que parece acompañar al músico incluso en su final. Al fin y al cabo, el espectáculo siempre ha de continuar.

COMPARTIR: