19 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Jugando por el bien: Apoyo de videojuegos a causas sociales

Los juegos en línea pueden fomentar beneficios psicológicos genuinos y sentimientos de comunidad, dicen los expertos.

En los últimos años, los beneficios sociales de los juegos se han vuelto más ampliamente reconocidos y los jugadores tienen muchas razones diferentes para jugar. El 66% de los jugadores dice que usa videojuegos para descomprimirse, el 37% dice que juega para desarrollar habilidades de resolución de problemas y el 78% de los jugadores cree que realmente les ayudan a construir relaciones. Cualesquiera que sean los motivos de los jugadores, muchos de ellos pueden aprovechar los beneficios del juego. Aunque en la sociedad la percepción general sobre los videojuegos no siempre es positiva.

En algunos rincones de la cultura, todavía persiste el estereotipo de larga data de que los jugadores son solitarios socialmente inadaptados. Y cuando se reconoce el potencial social de los juegos, todavía se los descarta como una sustitución inferior de la conexión humana “real”.

"Los juegos en línea han sido históricamente retratados como lo que la gente en la investigación llama pseudocomunidades", dijo la Dra. Rachel Kowert, directora de investigación de la organización sin fines de lucro Take This, que estudia los efectos psicológicos de los videojuegos.

"Se supone que el valor de las conexiones sociales es de alguna manera menor que el valor de las conexiones sociales que tenemos en las interacciones cara a cara", añadió Kowert. "Pero si nos fijamos en la investigación, eso en realidad no es cierto".

Games for Good: invertir en el impacto social de los videojuegos

Los videojuegos han recorrido un largo camino desde sus inicios como simple entretenimiento para los niños. Hoy en día, son una industria multimillonaria que atrae a jugadores de todas las edades y orígenes, y los servicios de desarrollo de videojuegos son más populares que nunca.

Pero más allá de su valor de entretenimiento, los videojuegos son cada vez más reconocidos por su potencial para impulsar un cambio social positivo. Desde promover la salud mental hasta fomentar la comprensión cultural, los juegos se utilizan como una herramienta de impacto social.

A medida que la sociedad se vuelve más consciente de los beneficios de los juegos, los inversores empiezan a darse cuenta. Reconocen que la industria del juego tiene el potencial de ser una fuerza poderosa para el bien, con la capacidad de impulsar cambios positivos en una variedad de cuestiones sociales. Para los inversores que buscan generar un impacto positivo, los juegos con impacto social representan una oportunidad prometedora.

El potencial de los juegos para promover el bien social quizás se demuestre mejor en el área de la salud mental. En los últimos años se ha desarrollado un número creciente de juegos con el objetivo de promover el bienestar mental. Por ejemplo, el juego “Sea of Solitude” explora el tema de la soledad y su impacto en la salud mental, mientras que “That Dragon, Cancer” cuenta la historia de una familia que se enfrenta a la enfermedad terminal de un niño. Estos juegos ofrecen a los jugadores una perspectiva única sobre los problemas de salud mental, lo que ayuda a crear conciencia y reducir el estigma.

Más allá de la salud mental, los juegos también se utilizan para promover la comprensión cultural. Juegos como “Never Alone” y “Mulaka” exploran culturas indígenas, permitiendo a los jugadores experimentar las ricas historias y tradiciones de estas comunidades. Estos juegos no sólo educan a los jugadores sino que también ayudan a fomentar la empatía y el entendimiento entre diferentes culturas.

Los inversores que buscan capitalizar el potencial de los juegos con impacto social tienen una variedad de opciones disponibles. Una empresa innovadora en este espacio es Games for Change, una organización sin fines de lucro que promueve el uso de juegos para generar impacto social. La organización trabaja con desarrolladores para crear juegos que aborden cuestiones sociales, desde el cambio climático hasta el alivio de la pobreza.

Otra empresa que vale la pena observar es Zynga, una empresa de juegos móviles que ha estado causando sensación en el espacio del impacto social. En 2020, la compañía lanzó un juego llamado “Farmville 2: Tropic Escape”, que permite a los jugadores apoyar los esfuerzos de ayuda en casos de desastre en la vida real mediante compras dentro del juego. Zynga también se ha asociado con la organización sin fines de lucro Feeding America para lanzar una campaña de recaudación de fondos dentro de su popular juego "Words with Friends".

Los inversores que quieran invertir en juegos de impacto social también pueden buscar fondos de inversión de impacto, como el Impact Gaming Fund. Este fondo invierte en empresas que utilizan los juegos para promover resultados sociales y ambientales positivos.

Conclusión

En general, los juegos con impacto social representan una oportunidad de inversión prometedora para quienes desean generar un impacto positivo en la sociedad. A medida que la industria del juego continúa creciendo y evolucionando, podemos esperar ver más empresas y proyectos innovadores aprovechando el poder del juego para siempre. Al invertir en juegos con impacto social, podemos apoyar el desarrollo de juegos que no sólo entretengan sino que también marquen una diferencia real en el mundo.

COMPARTIR: